Fuerte oposición de autoridades locales a proyecto que importaría arenas contaminadas con Hidrocarburos

Rechazo a la materialización de una obra que implicaría un inminente riesgo para la salud de los sanfelipeños. Fuente: El Trabajo de San Felipe, 16 de noviembre de 2016.


Inquietud y preocupación ha despertado en algunas autoridades locales, la posibilidad de ver concretado un proyecto de la empresa GEA, mediante el cual se estaría importando material estéril contaminado desde el sector Las Salinas (Viña del Mar), hasta el relleno sanitario del Cerro La Hormiga en San Felipe.

Así lo manifestó el consejero regional Iván Reyes, miembro de la Comisión de Medio Ambiente del Gobierno Regional, quien aseguró que junto a su colega Rolando Stevenson y la concejal electa Patricia Boffa, se opondrán de forma férrea a la materialización de un proyecto que amenaza gravemente la salud de las personas.

‘Aquí pareciera que se produce un milagro climático, porque unas arenas que están fuertemente contaminadas con material cancerígeno, hablo de hidrocarburos, plomo, benceno, naftaleno, aceites minerales, DDT, DDE y una serie de materiales que son cancerígenos y que Viña no permitió que se llegara a desarrollar y le exige que para desarrollar este proyecto inmobiliario, debe ser cambiado el suelo, no encuentran nada mejor que realizar un proyecto con GEA y trasladar 436.525 m3 con material contaminado hacia la ciudad de San Felipe’, sentenció Reyes.

El Core se refiere a un proyecto inmobiliario del sector Las Salinas en Viña del Mar, en donde se pretende utilizar un terreno de 17, 5 hectáreas de propiedad del grupo Angelini, el que ha sido considerado en un trabajo periodístico de Ciper, como el último paraíso inmobiliario de la ciudad jardín, espacio donde se puede desarrollar un complejo habitacional que reportaría millonarias ganancias, pero que ha sido rechazado por el municipio viñamarino, debido a la contaminación existente en el lugar.

En ese contexto, es que habría nacido el proyecto ‘Habilitación de un módulo para acopio de material térreo en el CTI (Centro de Tratamiento Integral) La Hormiga’, obra que según consta en su ficha de evaluación ambiental: ‘consiste en ampliar el alcance del proyecto original, habilitando al interior del CTI La Hormiga, un nuevo módulo (conformado por 3 zonas de acopio), que permita la recepción y acopio de material térreo no peligroso (suelo arenoso), proveniente del sector Las Salinas (LS) de Viña del Mar. El proyecto contempla la recepción aproximada de 440.000 m3 de material’, anota el documento.

Según cuenta Iván Reyes, ésta es una situación que, a lo menos, se puede calificar como extraña, puesto que el proyecto fue bajado desde el ejecutivo el mismo día en el que vencía el plazo para que el Gore se manifestara en favor o en contra y, si bien, el rechazo fue absoluto con una votación de 7 contra 0, la sesión en pleno se ejecuta recién mañana jueves 17, por lo que prácticamente, esta negativa puede ser considerada como ‘un saludo a la bandera’.

De todas formas Reyes afirmó que la batalla no está perdida y que la oposición a este proyecto debe llegar hasta las últimas consecuencias. ‘En el día de hoy (ayer) que vence el plazo, se va a ingresar por parte de algunos ciudadanos de San Felipe, una solicitud en el servicio de medioambiente, para que se exija una participación ciudadana y eso va a tener que retrasar un poco el camino y se tendrán que tomar todas las medidas que correspondan y si hay que hacer protesta y ejercer medidas de presión, porque lamentablemente en este país nos hemos acostumbrado a que las autoridades reaccionen bajo presión, vamos a tener que hacerlas, pero es imposible que los sanfelipeños permitamos que nos traigan cáncer en camiones’, sentenció.

Además de la eventual contaminación que provocaría la materialización de este proyecto, Reyes agregó que no se ha considerado el impacto vial que provocará el traslado de este material, por lo que hizo extensivo el llamado a analizar esta obra y fue enfático en declarar que ‘esto es impresentable, aquí hay que hacer un llamado a las autoridades; al municipio, Gobernación y a la comunidad en general, nosotros no podemos permitir que este material llegue a San Felipe, son 24 camiones de alto tonelaje diario, que van a estar pasando, se calcula que la contaminación en el medioambiente va a ser de un radio aproximado de los 7 kms’, decretó el Core.

OPOSICIÓN MUNICIPAL

El director del Departamento Jurídico de la Municipalidad de San Felipe, Jorge Jara, se refirió a esta compleja situación, que atañe particularmente a los vecinos del sector de Algarrobal, y aseguró que el municipio ya despachó un oficio en el cual el municipio se opone tajantemente a la materialización de este proyecto.

‘Nosotros fuimos requeridos por la autoridad ambiental para emitir un informe oficial respecto de la posición del municipio en torno a esta gestión, porque entiendo que se está tramitando una autorización de un permiso ambiental y en el día de ayer firmó el alcalde subrogante el oficio en respuesta, fijando la posición de la municipalidad’, expuso Jara.

Del mismo modo, el abogado fue tajante en señalar que ‘no estamos de acuerdo obviamente porque no conocemos con detalle los antecedentes que generan esta solicitud, lo que sí, hicimos unas consultas muy rápido ayer en la mañana, vía telefónica y se estableció que el material de mayor peligrosidad, que es una arena con un alto nivel de hidrocarburos, no será trasladada al CTI de La Hormiga, de la empresa Gea, sino que tendrá como destino la Región Metropolitana y lo que traería la empresa al CTI es un material de arena para fijar el espacio y construir las bases de un conjunto habitacional en el sector de Las Salinas, en la comuna de Viña del Mar’.

Aun así, Jara dijo no meter las manos al fuego ante una información que no ha sido oficializada y que por eso esta posibilidad de que el material no esté contaminado no puede ser absoluta, de allí que la municipalidad tendrá una actitud cautelosa, pero a la vez rigurosa frente al tema.

‘No queremos que Aconcagua sea visto como un lugar de destino de material que está calificado como desperdicio, no creo que sea sano aquello, entendemos también que si hay una instalación industrial, en este caso el complejo de Gea y ellos están plenamente certificados y en condiciones de recibir este material, se haga pero con las medidas de mitigación de rigor, nosotros en eso vamos a ser extremadamente celosos, reconocemos la legítima aspiración de un privado de hacer negocios, pero también esto debe ser proporcional y coherente con la protección del medio ambiente y los vecinos, particularmente del sector de Algarrobal’, determinó el jurista.

De acuerdo a lo manifestado por Jara, la postura del municipio será inalterable mientras personal municipal del área de medioambiente elabora un informe técnico, el cual debiera ser presentado al Concejo Municipal el próximo martes, para que las autoridades competentes tengan pleno conocimiento de lo que está ocurriendo.

Comments are closed.