Oficiarán al Ministerio del Interior por informe final sobre bahía de Quintero

Diputado Christian Urízar (PS) dijo que pedirá al ministro Fernández acciones y presupuesto. Mientras, la diputada Andrea Molina (UDI) citará a la Comisión de Medio Ambiente. Fuente: El Mercurio de Valparaíso, 10 de noviembre de 2016


Ver noticia relacionada aquí.

El informe final del Instituto de Fomento Pesquero (IFOP), denominado “Determinación de los impactos en los recursos hidrobiológicos y en los ecosistemas marinos presentes en el área de influencia del derrame de hidrocarburo de Bahía Quintero, V Región”, sobre presencia de metales pesados en especies marinas del sector y que este Diario obtuvo a través de Transparencia, generó preocupación y gatilló algunas medidas de los parlamentarios de la zona -senadores y diputados-, quienes dieron a conocer su molestia por la “falta de acciones para solucionar la contaminación por parte del Gobierno”.

Uno de los más críticos con la situación descrita por el informe – que revela la presencia de metales pesados en algunos recursos marinos – fue el diputado Christian Urízar (PS), quien confirmó que en los próximos días enviará un oficio al Ministerio del Interior para exigir acciones concretas de mitigación de los efectos de esta contaminación detectada y la asignación de recursos específicos para que las comunidades aledañas puedan enfrentar la situación.

“Yo voy a hablar con el intendente Gabriel Aldoney, porque tenemos que meternos desde el Ministerio del Interior a ver cómo mejoramos esto, porque es una vergüenza lo que está pasando. Formalmente yo voy a oficiar al Ministerio del Interior constatando está situación. Aquí más que analizar, hay que generar acciones concretas, hay que inyectar recursos y esa decisión la debe tomar el Ministerio del Interior, desde ahí se deben generar las acciones adecuadas para que esto se regule”, aseveró Urízar.

El parlamentario fue enfático en decir que las decisiones que se ha tomado el gobierno tras el derrame de petróleo del 24 de septiembre del 2014 no han sido las adecuadas.

“Cuando ocurrió el derrame, la labor del Ministerio del Interior y de la Intendencia fue generar recursos para un programa que se llamó Reencántate con Quintero y Puchuncaví lo que no fue correcto. Claro que se afectó el turismo, pero ¿era prioridad preocuparse del turismo de Quintero cuando se había afectado la salud de las personas? Yo creo que nos equivocamos. Las platas del Estado, ante la información que sabíamos, siempre deberían haber estado en la zona y hoy día con más razón para remediar el tema de salud. Hace muchos años que hay una política que va para otros lados y no ha solucionado el problema”.

En tanto, la diputada Andrea Molina (UDI) dijo que “hay que citar a quienes corresponda a la Comisión de Medio Ambiente, hay que partir por la Comisión especializada en estos temas y ahí pedir y exigir que se haga entrega de todos los detalles de este informe y qué es lo que están pensado hacer desde el Ministerio de Medio Ambiente y también, por qué no, tener la opinión de Salud. A raíz de ello tendremos la opinión de ver cómo se sigue adelante”.

Y agregó que “hoy día (ayer) lo voy a realizar, para que vengan las autoridades competentes, nosotros vamos a pedir que esto sea a la brevedad dada la importancia, la relevancia y la problemática que esto genera para toda la gente durante tanto tiempo. Esto no es algo que no se sepa, lo que pasa es que esto hoy día a través de un informe se ratifica”.

Leyes y compensaciones

La senadora Lily Pérez (Amplitud), tras conocer el informe final del IFOP, recalcó que “hace tres años yo presenté un proyecto de polimetales para homologar la situación de nuestro borde costero, desde la Región de Valparaíso a la Región de Arica. Lo llevé a La Moneda, lo vimos en la Comisión de Medio Ambiente del Senado, se lo llevamos a la ministra de Minería, hemos hecho todo, pero este Gobierno no tiene voluntad hasta que hay hechos consumados, hasta que la gente comience a morir producto de la presencia de metales pesados en su organismo”.

Y reconoció que “lamentablemente ningún gobierno quiere hacer frente a que hay zonas como nuestro borde costero en la cual hay que tomar medidas tremendamente impopulares, que son alzas de impuestos significativos a las empresas que tienen externalidades negativas, para que queden en las regiones, que a la gente hay que trasladarla de dichos lugares, que no se pueden instalar escuelas. Yo soy muy crítica, a como los Gobiernos, incluido el gobierno que yo apoyé del Presidente Piñera, han tratado este tema”.

En tanto, respecto a las mesas de trabajo anunciadas por el intendente Gabriel Aldoney, la senadora argumentó que “las mesas de trabajo y las comisiones (se crean) cuando no se quieren tomar decisiones”.

Menos crítico fue el senador Ignacio Walker (DC), quien reconoció un trabajo con el Ministerio de Medio Ambiente en la zona. Plantea compensaciones a los pescadores artesanales por las pérdidas que son reflejadas en el estudio de $ 626 millones.

“La conclusión principal no me sorprende, porque la presencia de metales pesados corresponde a una ‘contaminación histórica’, como consigna el informe, desde los años 60′. Lo segundo es destacar que no hay afectación directa en mamíferos y aves marinas por hidrocarburos”.

Sin embargo, dijo Walker, “de ahí para adelante, todo es preocupante y crítico. Hay que actuar en cuatro niveles: compensar por daño histórico (especialmente a los pescadores artesanales); monitorear permanentemente toda la actividad industrial y su impacto en el ecosistema y la biomasa; prevenir, porque no puede ser que hayamos tenido 10 episodios contaminantes en 10 años; y sencillamente impedir una mayor actividad industrial en la bahía de Quintero-Ventanas”.

Análisis de pescadores

Los pescadores de la zona no se mostraron sorprendidos ante las conclusiones del informe porque afirmaron que, la situación de falta de recursos y mal estado de los mismos, se ha visto degradada en el tiempo lo que ha generado un desmedro permanente a la pesca artesanal de la zona.

El presidente del sindicato de pescadores de la caleta de Ventanas (uno de los sitios estudiados), Carlos López, dijo que “sabemos que por muchos años las empresas que están en la bahía tuvieron un actuar irresponsable, las medidas que se han adoptado quizás son beneficiosas pero no sabemos en cuánto tiempo se va a remediar la situación. Nosotros hemos tenido que ir a buscar otras fuentes de trabajo porque esto no se puede sostener, el mar ya no está dando el sustento a las familias”.

En tanto, el presidente de la caleta “El Manzano”, en Quintero, Gerardo Muñoz, recalcó que “esto nos deja con buenas expectativas pero voy a saber mejor cuando tengamos la reunión oficial el 17 de noviembre, esto ratifica lo que hemos dicho, nos da favor”.

-Pescadores estudian acciones legales

El presidente de la caleta “El Manzano” de Quintero, Gerardo Muñoz, ante los antecedentes socioeconómicos reflejados en el estudio del IFOD que da cuenta de pérdidas monetarias para el sector de $ 626 millones y una reducción de producción de hasta un 50% tras el derrame del 24 de septiembre del 2014, afirmó que “estudian interponer acciones legales”. Esto, aclaró Muñoz “porque somos la única organización que no hemos demandado aún sobre el tema, estábamos esperando los resultados del IFOP y esto nos da la certeza y la seguridad de nuestra decisión fue correcta para ahora comenzar las acciones que corresponden a una cuantificación realizada por un organismo del Estado, con recursos del Estado”.

– “Interpelo al Gobierno, estamos al debe con estas zonas y por supuesto que nosotros hacemos presión constantemente”
Andrea Molina, Diputada (UDI)

Katherine Escalona M.

Comments are closed.