Operadoras chilenas rechazan el permiso ambiental requerido para colocar antenas

Esto retrasaría el despliegue de las comunicaciones en el país, afirman. Fuente: Fayerwayer.com, 25 de noviembre de 2016.


Los focos rojos se han prendido en múltiples operadoras de Chile, ya que una modificación a la ley 19.300 sobre bases generales de medio ambiente podría retrasar la instalación de antenas de telecomunicaciones, algo que frenaría el despliegue de las comunicaciones inalámbricas.

Esta modificación a la ley requeriría someter a un Estudio de Impacto Ambiental cada que se tenga que colocar antenas emisoras y transmisoras. De acuerdo con el diputado Daniel Melo, las antenas podrían generar contaminación electromagnética. De aprobarse, los proyectos de antena tendrían que pasar por un trámite que podría tardar de 120 días hábiles hasta dos años.

Estos tiempos contradicen los plazos que establece el gobierno para las licitaciones, y un ejemplo es el plazo que la Subtel definió para el despliegue del 4G, que es de 18 meses para localidades obligatorias y dos años para todo el país. Para la Asociación de Telefonía Móvil, aprobar esta medida paralizaría el desarrollo y despliegue de redes, sobre todo la de 700 Mhz.

¿A qué tipo de contaminación estaría expuesta la gente?

El diputado Melo dice que la gente está preocupada por la contaminación electromagnética que irradian estas torres, aunque antes de generar alarma es necesario saber el modo en que la gente se expone a estas señales.

Al hacer una llamada por el móvil, la estación base (torre) transmite la señal por medio de ondas RF al ambiente. Las ondas se transmiten hacia el horizonte de manera intermitente y debido a la altura de la torre, la exposición de una persona en el piso es mínima.

Dependiendo de la colocación de la antena, distancia hacia ella y el tipo de edificación, será la exposición. Una persona que accede a una torre colocada en una azotea tendría mayor exposición a estas ondas que una que está en el piso, pero de acuerdo con Cancer.org, incluso así los niveles son muy bajos comparados con el margen mínimo que establece la Comisión Federal de Telecomunicaciones en EE.UU. así como otros órganos regulatorios.

El nivel de energía que generan las ondas de radiofrecuencia es tan bajo que no figura en la lista de tipos de radiación que incrementan el riesgo de contraer cáncer, como rayos X, gamma, UV, etc. Curiosamente la cantidad de exposición a los rayos para aquellos que viven en una torre es incluso menor que la de personas que hacen una llamada por celular.

¿Hay esperanza?

De acuerdo con Diario Financiero, Pablo Badenier — Ministro de Medio Ambiente — dijo que es una mala idea, ya que este estudio ambiental significa una recarga normativa innecesaria ya que existe normativa sectorial suficiente.

Badenier estima que Chile tiene entre 26.000 y 30.000 antenas instaladas en unas 10.000 torres. Luego de análisis de algunas en específico, se ha determinado que no generan riesgo para la salud de la población.

Etiquetas: , , , ,

Comments are closed.