Confirman que riesgo de cáncer a la piel se acentúa con la contaminación

Informe de Radiación UV 2016 de la Usach arrojó que el material particulado excede la norma en casi todo el país. Fuente: Las Últimas Noticias, 16 de diciembre, 2016.


En alerta se encuentran la Corporación Nacional del Cáncer (Conac) y la Universidad de Santiago (Usach), luego de presentar el Informe de Radiación UV 2016, que confirma que, pese a la recuperación parcial de la capa de ozono -encargada de absorber entre el 97% y 99% de la radiación ultravioleta de alta frecuencia-, la mayoría de la población de Chile se encuentra en peligro de desarrollar algún tipo de cáncer a la piel.

¿La razón? Según el doctor Héctor Fuenzalida, docente de la Usach y jefe del Departamento Oncodermatológico de Conac, el aumento en la contaminación ambiental de la mayoría de las ciudades, sumado a los niveles de radiación UV más peligrosos de los últimos ocho años, son el caldo de cultivo ideal para desarrollar esta enfermedad.

‘Estas partículas y gases, al entrar en contacto con la superficie de la piel, modifican los componentes reparativos de esta y aceleran la producción de radicales libres, que terminan por oxidarla. Esta piel debilitada es mucho más vulnerable a los daños genéticos que produce el efecto acumulativo de la radiación UV y eso se traduce en que el riesgo de desarrollar cáncer a la piel se triplica en estos lugares’, explica.

A su lado se encuentra el físico de la Usach Ernesto Gramsch, quien además lidera el equipo de mediciones. ‘Las regiones que actualmente corren un mayor riesgo por el cáncer melanoma, son la Quinta, Sexta, Octava, pero por sobre todas, la Metropolitana’, asegura.

La explicación de este sombrío pronóstico se encuentra en la ubicación geográfica de la capital. ‘A pesar de que en el sur la contaminación es más alta por el uso intensivo de leña para calefacción, esa contaminación se concentra principalmente en invierno; en cambio en Santiago, la contaminación está presente todo el año gracias a los autos y fuentes fijas’.

¿Cómo protegerse? Gramsch cree que estamos frente a un desafío cultural. ‘Hay que aprender a andar, ojalá, con pantalones y manga larga, agregar sombreros y gorros, y si es posible, preferir prendas que incluyan fibras con tratamiento UV. Además hay que usar todos los días protectores solares con filtro UV superior a 30, el que sí o sí, debe ser retocado cada cuatro horas’.

Para informar sobre la calidad del aire en las principales ciudades del país, se puede visitar el portal http://airechile.gob.cl, desarrollado por los ministerios de Medioambiente y Salud.

Comments are closed.