Hualpén clausura areneras que operarían sin permisos

Una de las empresas habría llevado más de 10 años funcionando sin papeles. Fuente: Crónica de Concepción, 24 de diciembre de 2016.


Dos areneras ubicadas en la Costanera de Hualpén fueron clausuradas debido a que, según el municipio, operaban sin sus permisos al día.

Un equipo de funcionarios municipales encabezados por la alcaldesa Katherine Torres y acompañados de Carabineros, llegó al lugar para cerrar las puertas y pegar sellos adhesivos para impedir su reapertura.

La primera de las empresas clausuradas fue Tridente Limitada, que no tendría el permiso municipal, ni el de la Dirección de Obras Hidraúlicas ni el del Servicio de Evaluación Ambiental.

La deuda total de la compañía ascendería a los $358 millones, considerando que anteriormente operaba con otro nombre y ya acarreaba deudas. La empresa llevaría más de 10 años funcionando de manera irregular.

Mientras la alcaldesa esperaba que se notificara a los dueños para hacer efectivo el cierre, uno de las 14 trabajadores del lugar se acercó a la jefa comunal para quejarse por el cierre. “Justo ahora vienen las fiestas”, se lamentaba Alfonso Vidal, aunque también reconoció que “mi jefe no hizo nunca los trámites. Se dejó estar”.

La persona notificada en ese lugar no quiso hablar con la prensa y pese a que La Estrella intentó comunicarse telefónicamente con la empresa, no hubo respuesta.

DEUDA CON LA MUNI

La jefa comunal, en tanto, expresó que “las cosas desde el 1 de diciembre cambiaron en nuestra comuna y ninguna empresa está por sobre la ley”.

“Acá hay un perjuicio económico que asciende a los $517 millones”, dijo Torres. Explicó que hay otras areneras que también acarrean deudas. “Estas empresas no pagan derechos y si los pagaron, éso no fue a las arcas municipales”, enfatizó.

La segunda de las empresas clausuradas es Ingeniería Sanhueza Ltda., quienes, pese a no tener deudas pendientes con la corporación tampoco habría regularizado sus permisos en los dos meses que llevan funcionando.

Su dueño, Juan Carlos Sanhueza, dijo que la idea es ponerse al día con el tema de los permisos en la municipalidad para volver a trabajar. “Las nuevas autoridades quieren regularizar todo. Eso está correcto”, expresó el empresario.

De acuerdo al jefe del Departamento de Inspección Municipal de Hualpén, Carlos Narváez, las empresas podrían volver a funcionar, pero tienen que sacar primero el permiso en la Dirección de Obras Hidraúlicas y luego en la municipalidad.

“Tenemos una ordenanza municipal de 2005 que ordena que toda extracción de áridos tiene que tener permiso de la municipalidad y de Obras Hidráulicas. Ninguna de estas dos empresas lo tiene”.

358 millones de pesos debería Tridente al municipio, que antes operaba con otro nombre.

517 millones de pesos, es la deuda total de las distintas areneras que operan en Hualpén.

Alfonso Lebet

Comments are closed.