“Impuesto verde” a autos: recaudación sube 37% y pago más alto llega a $4,4 millones

Si bien las ventas de vehículos diésel representan el 13% del total, explican el 44% del monto que recauda el Estado. En 2017 aumentará cobro del gravamen. Fuente: El Mercurio, 30 de diciembre de 2016.


Con un incremento del 37% terminará la recaudación del denominado “impuesto verde” a vehículos nuevos este año, la que llegará a $48 mil millones. Este gravamen se aplica en función del precio de los automóviles, el rendimiento y emisiones de NOx, temas que son medidos por un centro especializado del Ministerio de Transportes.

Las cifras fueron entregadas ayer por la Tesorería General de la República y el Ministerio del Medio Ambiente, entidades que indicaron que hasta noviembre de este ejercicio se acumulaban ingresos para el fisco por este concepto por $43.400 millones, mientras que en todo 2015 la cifra fue de $35 mil millones.

Según los datos divulgados por el Gobierno, el impuesto más caro lo paga el modelo Bentley Mulsanne (motor 6,8 litros, sedan), con un monto de $4,43 millones; seguido del Flying Spur de la misma marca, con $4,27 millones, y el ejemplar Land Rover Range Rover, con idéntica cifra (ver cuadro).

El gravamen más barato, por otra parte, es el que cancela el Hyundai Grand i10 sedán, con $47.818.

Los datos gubernamentales señalan que 12 comunas concentran el 45% de toda la recaudación. Destacan entre las que más aportan, Lo Barnechea (7,7%), Las Condes (7,1%) y Pudahuel (6,3%).

En Lo Barnechea, el pago del impuesto por vehículos promedia los $471.179, mientras que en Vitacura es de $272.012.

El tesorero general de la República, Hernán Frigolett, recordó que este impuesto “corresponde a una de las medidas aprobadas por la Reforma Tributaria, y busca atenuar las emisiones de gases contaminantes que producen los vehículos, especialmente del material particulado, que es el más nocivo para la salud”.

El ministro (s) del Medio Ambiente, Marcelo Mena, comentó que en promedio, el parque vehicular de 2016 contamina 29% menos que el año anterior. Esto, debido a que los impuestos están transformando el mercado de los automóviles y alentando la venta de los más limpios (Euro 6).

Diésel y proyecciones

Si bien los autos diésel explican 13% de las ventas del sector automotor, contribuyen con el 44% de la recaudación, indicaron los organismos estatales. Señalaron que por cada peso de impuesto que paga un modelo a gasolina, un auto diésel canceló $4,3 en 2015 y $5,1 este año. En 2017, la relación será de 7 a 1.

A la vez, la participación en los ingresos por este impuesto para el Estado provenientes de los vehículos diésel aumentó 7% en 2016. Por esta razón, las autoridades comentaron que el diferencial del impuesto llevará a los consumidores a evaluar más detalladamente el costo de comprar un diésel. Precisaron que la aplicación de este gravamen no busca discriminar a cierto tipo de motorización, sino que a las emisiones, las que en las versiones petroleras serían más altas.

Para 2017 se prevé que la recaudación seguirá aumentando y llegaría a los $55 mil millones. Esta alza se sustentará en la inflación, ya que el tributo se paga en UTM; el valor de facturación de los autos, que se ha elevado 10% -según las autoridades-, y un ajuste en el factor de cálculo contaminante de las emisiones, que pasará de 90 a 120 UTM (por la emisión de NOx).

Así, el próximo año, este impuesto entrará en su tercera etapa, recaudando la totalidad de la tasa proyectada en 2014.

M. Gutierrez

Comments are closed.