Incendios forestales arrasan con 10 mil hectáreas en siete días

Cifra de esta semana equivale a un cuarto del total de la superficie quemada esta temporada. Condiciones climáticas extremas y escasa visibilidad por el humo dificultan combate aéreo. Fuente: latercera.com, 16 de diciembre, 2016.


Condiciones meteorológicas extremas, con altas temperaturas, baja humedad en la vegetación y vientos poco favorables, han propiciado, según informó Conaf, que los incendios forestales generados esta semana hayan arrasado con un cuarto del total de hectáreas quemadas durante toda la temporada 2016.

“Estamos con alerta roja desde Valparaíso a Maule, con condiciones ambientales extremas que provocan un comportamiento extremo también del fuego. Sólo esta semana los incendios vigentes han quemado 10 mil hectáreas, de las 43 mil quemadas que llevamos a la fecha”, informó Alfredo Mascareño, gerente de protección contra incendios forestales de Conaf.

Agregó que el viento ha sido una dificultad extra por su alta rotación, “empujando” el humo hacia Santiago y dificultando el uso de aviones que necesitan un rango mayor de visibilidad que los helicópteros. En Paredones (VI Región), dos incendios sumaron cinco mil hectáreas, con daño a viviendas, y donde personal en terreno reportó saltos de pavesas de hasta 300 metros, tensionando aún más la posibilidad de propagación.

En El Maule se declaró alerta roja en Vichuquén y Curepto, y el humo de cinco incendios simultáneos cubrió totalmente Talca durante varias horas, por lo que la Seremi de Salud llamó “al cuidado de la población”. En el Biobío, en tanto, un incendio en la Bahía Tumbes, justo a medio camino entre la Base Naval de Talcahuano y la caleta, obligó al despliegue de 300 marinos en apoyo de bomberos y de Conaf, en una área de difícil acceso. Corresponde a 50 hectáreas sobre un cerro, que por detrás se conecta directamente con el puerto. Para contener el fuego se sumaron desde Valparaíso un helicóptero y un avión con cámara infrarroja.

Contaminación aérea

El humo, en tanto, se percibió levemente en algunos puntos de Santiago, pero con gran intensidad en los límites de la RM con la V Región, principalmente a raíz de los incendios de Valle Hermoso y Los Maitenes, ambos en Casablanca (V Región), y el incendio de Manantiales, en Melipilla. “Mi casa se llenó de cenizas, y el sol se veía rojo con la capa de humo. La gente del peaje Zapata estaba con mascarillas y picaban harto los ojos con el humo”, relató Karina Fernández, vecina de Curacaví.

Patricio Pérez, experto en contaminación ambiental de la U. de Santiago, señaló que “los niveles de material particulado fino hoy estaban relativamente altos en toda la ciudad. Nueve de las 11 estaciones marcaron regular- por sobre la norma, atribuible a los incendios. La posibilidad de una alerta concreta”.

Comments are closed.