Temuco: el vertedero de Boyeco cierra sus puertas tras 24 años de actividad

A partir de hoy el municipio debe cumplir con labores de mantenimiento y monitoreo de la contaminación. Vecinos del lugar dividen su opinión tras la clausura. Fuente: Diario Austral de Temuco, 17 de diciembre de 2016.


Hoy es un día histórico para la comuna de Temuco, ya que el vertedero de la localidad de Boyeco -ubicado en el kilómetro 16 del camino que une Temuco con Cholchol- cerró como depósito de desechos luego de 24 años de funcionamiento como tal.

De esta forma el lugar deja de recibir alrededor de 500 toneladas de basura diarias o 15 mil mensuales, las que provenían de las comunas de Padre Las Casas, Lautaro, Cholchol y Galvarino, sumado a los desechos de la capital regional.

El total de basura recibida periódicamente desde su apertura en 1992 se fue reduciendo en tonelaje a medida que se iba respetando el Plan de Cierre, elaborado por la Comisión Regional del Medio Ambiente el año 2009 y aprobado por el Consejo Regional ese mismo año.

Una de las medidas gestadas en ese sentido por el municipio fue dejar de recibir los desechos de otras comunas desde noviembre del año pasado.

En función de este proyecto de cierre, en octubre de 2015 la Superintendencia de Medio Ambiente multó al municipio con 320 Unidades Tributarias Anuales (equivalentes ese año a 171 millones de pesos) por irregularidades en el proceso debido a nueve infracciones, la que posteriormente fue ratificada por el Tercer Tribunal Ambiental de Chile.

La notificación argumentaba que el estero Cuzaco recibía agua mezclada con líquidos percolados provenientes de basura orgánica, además de la apertura en diferentes partes del cierre perimetral, permitiendo el paso libre de personas y animales -los que, aún hasta hoy, se observan en el lugar que funcionaba como vertedero-.

CIERRE FINAL

El plan de cierre del vertedero consta de tres etapas, la primera siendo el cierre perimetral del recinto y el sellado del cúmulo de desechos, los cuales ya se están cumpliendo por parte de la empresa Servimar Limitada.

De ahora en adelante, al municipio le queda cumplir la siguiente fase, que consiste en un monitoreo mensual.

El director municipal de Aseo, Ornato y Alumbrado Público, Juan Carlos Bahamondes, explicó que “lo que nosotros vamos a hacer ahora será un cierre nuevamente perimetral interno para reponer los cierres que estén rotos, de manera tal de que quede todo el terreno absolutamente cerrado con portones de entrada que van a quedar absolutamente cerrados”.

Bahamondes también indicó que están trabajando en la licitación para la tarea de monitoreo mensual que será otorgado a una empresa. “Tenemos que estar monitoreando las aguas lluvia, si eventualmente hubiesen líquidos percolados, el tema del gas que se pudiese producir, hay un plan de monitoreo que debe estar cumpliendo con las normas y los procedimientos que están establecidos”, indicó. Esta tarea será resuelta en enero, aseguró Bahamondes.

Por su parte el alcalde de Temuco, Miguel Becker, expresó alivio por este hito, destacando que la promesa que habían hecho de la fecha de cierre “es hoy una realidad”.

“El vertedero de Boyeco no va a seguir operando como tal. Sí tenemos responsabilidad del mantenimiento durante los próximos 25 años (…) Creo que en los últimos años también hubo un muy buen manejo de parte nuestra de estos sistemas de manejo de los residuos sólidos pero que hoy es parte del pasado”, opinó Becker.

Y respecto a lo que se espera del lugar, el jefe comunal indicó que la idea es llegar a sembrar pasto en el lugar, aprovechando que de las 57 hectáreas de terreno, 19,5 se han ocupado para los residuos. “(El cierre) Nos permitirá, por ejemplo, soñar con que en el frontis de este espacio podamos construir también implementación deportiva”, indicó.

LLAGAS Y ESTIGMAS

En la historia del vertedero también han ocurrido tragedias, como la muerte de Aquiles Rodrigo Epul Huitraqueo, un niño de 4 años habitante de la localidad que en agosto del año 2000 falleció por una septicemia o infección generalizada del organismo. En un comienzo se vinculó el hecho a la infección de una herida provocada en las cercanías del vertedero, la Corte de Apelaciones -donde la familia del menor presentó un recurso de protección contra el municipio y la empresa concesionaria fundamentando la teoría- finalmente indicó que la muerte estuvo vinculada con las condiciones higiénicas del hogar donde vivía.

Pero por el estigma de este caso y por los riesgos medioambientales, de salud y sociales que revertía la permanencia del vertedero, los dirigentes vecinales fueron los más felices con la clausura del recinto.

“Estamos un poco emocionados”, contó Angélica Catrileo, presidenta de la Mesa Territorial de Salud Mapuche de la localidad de Boyeco, “porque han sido casi 25 años de lucha de mucha gente que ha estado en diversas situaciones, principalmente de afectación, abandono, invisibilización”.

La dirigenta, quien ha sido el rostro de la defensa por el bienestar de 30 comunidades mapuches que viven en los alrededores del vertedero, considera como un gran paso la clausura del recinto, pero advierte que el tema aún no termina. “Las comunidades estamos en alerta, vigilantes, y el día de mañana va a quedar demostrado de que seguimos unidos. Si bien termina un ciclo, los desafíos de mañana en adelante son otros y estamos preparados para eso”, dijo.

Quien también expresó conformidad por este hito fueron los representantes de la Red de Acción por los Derechos Ambientales (Rada). Su representante en Temuco, Alejandra Parra, dijo que “es un momento emblemático tras toda la lucha que se ha dado (…) El de Temuco es el vertedero más emblemático de todos, ya que es el más grande y el que afecta a mayor número de comunidades”.

Sin embargo, también queda un núcleo de 200 personas disconforme con esta situación: los recicladores, varios de ellos vecinos del mismo vertedero donde reciclaban los materiales desechados, conseguían alimentos y generaban recursos a partir de lo recolectado en el lugar. Para ellos, el panorama se vuelve aún más oscuro de aquí en adelante.

“El agua se contaminó, la tierra está contaminada, la degradación de los terrenos ya está, no hay solución, por lo menos de aquí a 200 años la contaminación va a seguir igual”, opinó Elisa Millanao, presidenta de estos trabajadores.

Ayer, Millanao se reunió con otros recicladores en el cerro de basura por primera vez después de un mes, coincidentemente cuando el municipio de Temuco comenzó a trasladar los desechos a Los Ángeles. ¿El motivo? Desde el 15 de noviembre no encuentran nada rescatable en la basura.

Del centenar de recicladores sólo 10 han encontrado trabajo, asegura la mujer. El resto tendrá una Navidad difícil este año. “Trabajábamos aquí, educábamos a nuestros hijos, salían las familias adelante y ahora no hay nada porque esto dejó de funcionar, siendo que esto todavía tiene vida útil y podría seguirse tirando escombros o podrían llegar los residuos hasta que la Municipalidad gestionara un centro de acopio donde trabajar”, reclamó la representante de los recicladores.

A diferencia del municipio y los recicladores, los dirigentes vecinales del sector prepararon para hoy una ceremonia cultural en la localidad, a modo de celebración del cierre del lugar, el que se extenderá durante toda la jornada.

“(El cierre) nos va a permitir, por ejemplo, soñar con que en el frontis de este espacio podamos construir implementación deportiva”. Miguel Becker, alcalde de Temuco.

“Las comunidades estamos en alerta, vigilantes, y el día de mañana va a quedar demostrado de que seguimos unidos”. Angélica Catrileo, Mesa Territorial Salud Mapuche de Boyeco.

15 mil toneladas de basura mensual o 500 toneladas diarias recibía el vertedero de Boyeco con los desechos de Padre Las Casas, Lautaro, Cholchol y Galvarino, además de la misma capital regional.

1992 fue el año de inicio de funcionamiento del lugar como vertedero. El año 2009 se aprobó el plan de cierre que dispone a los próximos 25 años a hacer un mantenimiento y monitoreo del recinto.

19,5 hectáreas han sido ocupadas para el vertedero del total de 57 hectáreas que abarca todo el terreno fiscal ubicado en el kilómetro 16 del camino que conecta las comunas de Temuco y Cholchol.

Comments are closed.