Avanza megaproyecto de ENAP avaluado en US$ 155 millones

In this file photo, a rig drills for natural gas at a hydraulic fracturing site, knaon as fracking, located atop the Marcellus shale rock formation in Washington Township, Pennsylvania, U.S., on Thursday, Oct. 31, 2013. Output from shale deposits including the Marcellus has surged 10-fold since 2005 to account for a third of the countrys gas production, government data show. The increase in production is bringing development to an economically depressed region that lies atop the Marcellus shale, a rock formation that produces more natural gas than Saudi Arabia. Photographer: Ty Wright/Bloomberg via Getty Images

La Declaración de Impacto Ambiental (DIA) pasó el viernes a la etapa de calificación por parte del Servicio de Evaluación Ambiental, SEA Magallanes. Fuente: Elpinguino.com, 23 de enero de 2017.


Se trata de una de las más importantes inversiones ingresadas en los últimos años en el Servicio de Evaluación Ambiental, SEA Magallanes. Rotulado como Genérica Sub-bloque Coirón en la documentación del SEA, el proyecto pasó el viernes pasado a la etapa de calificación ambiental, por parte de este organismo, tal y como lo informa en su respectiva página web.
Se trata de una inversión de 155 millones de dólares para un proyecto de desarrollo minero de petróleo y gas. La Declaración de Impacto Ambiental explica que el objetivo de este proyecto es la exploración y posterior extracción de nuevas reservas de hidrocarburos contenidos en los futuros yacimientos del Sub-bloque Coirón.

Para ello, agrega la declaración, se llevará a cabo una inversión por etapas, donde en una primera fase se considera la perforación de 50 pozos exploratorios y/o de desarrollo, distribuidos al interior del Sub-bloque Coirón.

Características

La empresa espera iniciar las obras en abril, las que darán trabajo a 15 personas durante la etapa de construcción, 45 durante la etapa de operación y 15 durante la etapa de cierre y abandono, pues la vida útil del proyecto ha sido estimada en 20 años.

Descripción

La declaración explica que para el desarrollo del proyecto será necesario construir caminos de acceso y una serie de obras detalladas en la declaración.
El área máxima de exploración del proyecto corresponde a la superficie que conforma el Sub-bloque Coirón, el cual se extiende, a lo largo de 162 mil hectáreas.

Una vez identificada la ubicación de cada pozo, se informará a la autoridad a través del respectivo informe ambiental, que contendrá el levantamiento de las componentes de flora, fauna, arqueología e hidrología, además de un plan de intervención de cubierta vegetal del área específica a perforar.

Áreas de exclusión

La empresa incorporó además áreas de exclusión dentro del Sub-bloque propuesto con el objetivo de resguardar los recursos identificados como sensibles ambientalmente. La etapa posterior depende del análisis y resultados de productividad obtenidos de la perforación. En caso de que los pozos resulten productores de gas, se presentará una Declaración de Impacto Ambiental específica para la construcción de las respectivas líneas de flujo o ductos necesarios para el transporte de los hidrocarburos.

Pozos

El proyecto considera la construcción de cinco pozos convencionales y cinco multipozos. Esta última modalidad permite disminuir el tiempo de perforación entre pozos (movimiento de materiales, movimiento de campamentos, armado y desarme de la torre de perforación, flujo vehicular, entre otros) y disminuir la intervención ambiental de áreas constructivas (planchadas y caminos de acceso). La perforación de los pozos será de forma parcial, dependiendo de los resultados geológicos obtenidos, es decir, por cada planchada (o plataforma) se utilizará un equipo de perforación. Cabe mencionar que es posible que se esté trabajando en forma simultánea en dos o más planchadas al mismo tiempo, lo cual tendrá relación directa con la disponibilidad de equipos de perforación, agrega el documento presentado a evaluación ambiental por la estatal.

Comments are closed.