Chillán: Informe revela graves fallas en el PDA de la intercomuna

Tanto en el mejoramiento térmico de las casas, recambio de calefactores y en el uso y calidad de la leña, se detectaron deficiencias en la implementación. Fuente: Crónica de Chillán, 9 de enero de 2017.


En las 174 hojas del diagnóstico para la implementación de nueve Planes de Descontaminación Ambiental (PDA), entre ellos el de la intercomuna Chillán-Chillán Viejo, en más del 80% arroja conclusiones críticas.

El estudio solicitado por el Ministerio del Medio Ambiente, entregó en diciembre de 2016 una evaluación de las brechas entre la demandas de bienes y servicios derivados de la implementación de las principales medidas que contienen los PDA de la zona centro sur del país, y la oferta efectiva disponible en el mercado actual.

En el diagnóstico que realizó Sicam Ingeniería, las 9 medidas que se implementaron en Chillán – Chillán Viejo, no lograron obtener una calificación buena. Ante esto se podría pensar que las autoridades primero formularon las medidas y luego vieron si el mercado inmobiliario y comercial era capaz de cubrirlas, situación que confirmó Richard Vargas, seremi de Medio Ambiente.

“Qué le vamos a hacer. Las cosas son así y desafortunadamente el mercado no leyó adecuadamente la discusión que tuvimos para levantar el PDA, lo cual lo hicimos con todos los actores técnicos involucrados y es bastante coherente que existieran estas dificultades”, sostuvo Vargas.

Fallas

El primer error detectado fue la implementación de 20 mil subsidios de acondicionamiento térmico durante 20 años, para reducir la contaminación ambiental, la cual tiene como gran detalle que los usuarios no pueden acceder a este beneficio y que en caso de que esta medida se mantenga de esa manera, se tendría un riesgo catastrófico, ya que podría generar pérdidas financieras y su materialización dañaría gravemente el desarrollo del proceso y el cumplimientos de los objetivos, que es reducir los índices de contaminación.

Ante ello, la propuesta de la firma es que se debería redefinir el monto del subsidio de acuerdo al aumento de los estándares que el PDA está exigiendo.

“Este informe tiene precisamente ese sentido, de evaluar cuál es el nivel de preparación que tenemos para echar andar y darle sustento al PDA y sin lugar a dudas, ninguna de las instituciones estaba preparada y la sola discusión del PDA nos significó que el mercado se pusiera a tono con ello, que es lo que nos dice este informe”, confirmó el Seremi.

Otra de las medidas analizadas y que sacó nota roja, son los estándares que deben tener los subsidios de aislación térmica aplicados entre el 2016-2017, ya que se pudo advertir que no hay una cantidad suficiente de personas capacitadas para ejecutar obras tal como las pide el PDA, situación que se repite en las condiciones que deben cumplir las viviendas nuevas entre el 2016- 2017.

Con estas dos indicaciones se notificó que existiría una consecuencia adversa, dado que dañaría la realización de las metas propuestas en el PDA, agregando que la posibilidad de que esto ocurra está por sobre el 66% de seguridad.

“Este informe nosotros lo tomamos precisamente para observar en dónde tenemos que poner el acento, y sin lugar a dudas que nuestra acción también va a estar orientado a generar las capacidades que den respuestas a estas dificultades que está tomando el informe”, aclaró el secretario regional de Medio Ambiente.

Mejoramiento de estufas

Otra de las indicaciones que se examinaron en el estudio, fue el mejoramiento de la eficiencia de los artefactos de combustión a leña, donde se enfoca en la renovación del parque de calefactores por nuevos artefactos, más eficientes y menos contaminantes.

De hecho, para la recomendación de prohibir gradualmente los artefactos (chimeneas y no certificados) en la intercomuna, el informe detalla que no existe un stock para la demanda, dejando como sugerencia fortalecer los canales de difusión.

En este mismo punto, el diagnóstico también subraya que los usuarios no están interesados en realizar el gasto asociado a la compra de un nuevo calefactor, riesgo que tendría un impacto mayor y que generaría el cumplimiento parcial o total de la disminución de los episodios de contaminación.

“Me sorprendió este informe sobre la tremenda brecha que existe entre los diferentes ítems que fueron evaluados, entre lo que se necesita y lo que realmente somos capaces de hacer y lo que tenemos como país. Este informe pone en la cruda realidad la oferta y demanda que tenemos como país para enfrentar las normas de emisión y contaminación. Hay un tremendo desafío para proveer calefactores, material de aislamiento y no tenemos la suficiente cantidad”, dijo Francisco Valenzuela, académico de Ingeniería en Recursos Naturales, de la Universidad del Bío Bío.

Desde que fue anunciado el programa de recambio de calefactores y cocinas a leña, cuya meta es de 20 mil artefactos en un plazo de 8 años y al menos 10 mil con un sistemas de calefacción distinto a la leña, las críticas se multiplicaron argumentando la poca cantidad de artefactos versus la cantidad de habitantes, sumado a los años que se dispusieron para implementar la medida.

Esta misma crítica se repite en el diagnóstico, ya que se apreciaron factores internos o externos que pueden ocasionar riesgos en la ejecución de la medida, las que se clasificaron en tres ítems: Capacidad insuficiente de fiscalización que garantice el cumplimiento de la medida, el poco interés de los usuarios en acceder a este programa de recambio y el bajo aporte de recursos para la ejecución de los subsidios en los plazos requeridos.

“Estoy pasmado de que exista una diferencia tan grande entre lo que se tiene en stock y la demanda que habrá, lamentablemente lo que veo es que deberá existir una acción un poco más vigorosa del Estado porque con las medidas que está proponiendo, las que son insuficientes, tanto para subsidios y otras cosas más, no serán capaces de cambiar esta tendencia de que estamos escasos de oferta y ese el problema que veo”, recalcó Valenzuela.

Calidad de la Leña

El plan de la intercomuna, que considera como meta de reducción de concentración diaria de material particulado MP2,5 en un 59% de aquí a 10 años, toma como última medida el mejoramiento y uso de la leña.

Para ello se propuso fortalecer al sector productivo, promoviendo la oferta de leña seca, además de prohibir la comercialización y consumo de leña húmeda. Por otra parte, se dispuso reforzar la fiscalización.

Estos puntos fueron examinados, y si bien se pudo confirmar que “el mercado de la leña posee un bajo nivel de formalidad. Dentro del mercado formal, solo una pequeña fracción puede asegurar que cuenta con oferta de leña seca de acuerdo a lo exigido en cada PDA, sin embargo, esta fracción no alcanza a cubrir la cuarta parte de la demanda”.

Lo anterior pone en evidencia la incapacidad en la que se encuentra el sector productor y comercializador de leña para enfrentar la obligatoriedad de lo establecido en la estrategia de descontaminación ambiental.

Si bien se aseguró que nueve factores en torno a la leña pueden ocasionar riesgos y ver comprometido el PDA, son cinco de ellos los que están catalogados con nota de gravedad extrema, ya que existiría un alto porcentaje (por sobre el 90%) de que en caso de mantenerse no se bajen los niveles de contaminación.

Uno de ellos es el stock de leña seca, el cual es insuficiente para cubrir la demanda de la intercomuna, lo que se suma a que los comerciantes no tienen capitales de trabajo para enfrentar la nueva normativa. Y si hasta este punto se veía oscuro, se agrega la falta de infraestructura para el proceso de secado de leña.

A los anteriores inconvenientes también se halló que los recursos destinados para incentivar el aumento de la oferta de la leña seca, están muy por debajo de lo que se requiere, sobre todo en los plazos estipulados, como también que los montos para el programa de fomento a productores y comerciantes es insuficiente.

“Este informe tiene precisamente ese sentido, de evaluar cuál es el nivel de preparación que tenemos para echar andar y darle sustento al PDA, y sin lugar a dudas ninguna de las instituciones estaba preparada”.

Richard Vargas, Seremi de Medio Ambiente

CAUSAS DE AUMENTO DE EPISODIOS CRÍTICOS

Durante el 2016 se produjeron 45 episodios críticos, dos más que el 2015. Este cuadro según la Seremi de Medio Ambiente del Bío Bío, fue atribuido a la falta de lluvia (55% menos) y las bajas temperaturas (principalmente en junio), como parte de las causas de la mayor cantidad de saturación de material particulado. Una de las propuestas en su momento fue que para el 2017 el presupuesto regional tendrá un monto de dinero mayor, que permitirá entregar un mayor número de calefactores no contaminantes, y de esa manera ir avanzando en la solución de la problemática.

9 Alcances

Del Plan de Descontaminación Ambiental de la intercomuna Chillán-Chillán Viejo fueron analizados por el informe que solicitó el Ministerio de Medio Ambiente.

59%, de reducción

De concentración diaria de material particulado MP2.5 es la meta que tiene prevista con la implementación del PDA. en un plazo de 10 años.

7 empresas

En la intercomuna son fiscalizadas por la emisión de Material Particulado fino y grueso. Estas entregan en segundo lugar la mayor cantidad de contaminación en la intercomuna.

Comments are closed.