Científico dijo que el clima tiene poco que ver en la crisis del agua

De acuerdo a Daniel Rosen, el colapso hídrico es un episodio cíclico que el cambio climático sólo ha ido profundizando. Falta buen gerenciamiento del recurso, aseguró. Fuente: Las Ultimas Noticias, 12 de enero del 2017.


De a poco, la exposición de Daniel Rosen, doctor en Química del Instituto Weizmann de Israel, se va poniendo color de hormiga.

Muestra fotografías del Mar de Aral, considerado alguna vez como la cuarta reserva de agua dulce del planeta y que desapareció por completo el año 2014. Después, sigue con el lago Poyang, el mayor lago de agua dulce de China, que también se evaporó por completo. Luego habla de la mayor crisis de agua en Bolivia, que se declaró a fines del 2016, pero habiendo tenido lluvias torrenciales a principios de año. Sigue con ejemplos de Israel y Argentina, aunque podría seguir con casos similares, uno por uno, de todos los países que componen el mapamundi y que se secan.

¿Será efecto del cambio climático? Rosen dice que no.

‘Si llueve menos, por supuesto que va a haber menos recarga de agua subterránea, de ríos y todas esas cosas. Pero eso ya pasó hace 500 años. Y hace miles de años. El hecho de que hay más o menos agua por los recursos naturales, o lo que sea, es una cosa del planeta Tierra desde que existe. Son ciclos, va y viene. Pero si el hombre no gerencia en forma inteligente lo que tiene, ya vemos lo que pasa’, afirma.

Antes de presentarse en el Congreso Futuro en el panel ‘Agua, un tesoro mal cuidado’, Daniel Rosen estuvo de visita en Coyhaique, de donde sacó un ejemplo. ‘Allá no tienen la más mínima idea de cuánta agua subterránea tienen. Eso, porque tienen lluvia siempre. ¿Pero qué va a pasar si por el cambio climático hay tres años en que no llueve allá? La gente se va a empezar a morir de hambre, pero si tuvieran idea del agua subterránea eso no pasaría. A lo mejor tienen cantidades extraordinarias de agua subterránea que con un buen gerenciamiento podrían hacer 10 o 20 pozos para estar preparados para los años de sequía’, ejemplifica antes de afirmar que alrededor del mundo no hay gente preparada para enfrentar la crisis hídrica.

‘Yo no entiendo por qué si tú quieres utilizar el cobre, mandas a expertos a averiguar cuánto cobre hay, el grado de pureza, la veta y se hacen todo tipo de estudios para saber si invertir o no. Se podría hacer lo mismo con el agua’.

-Acá hay mucha gente que se dedica a la minería porque es nuestro recurso estrella.

-Pero, ¿y el agua? Si la gente no tiene agua se muere. Lo que ocurre acá es la negligencia del ser humano en lo referente al agua.

En medio de su charla, el profesor Rosen muestra una imagen del famoso atrapanieblas en pleno Desierto de Atacama, ese malla raschel con que se colecta el agua de la camanchaca.

‘Me impresionó terriblemente porque la idea del atrapanieblas aparece en la Biblia. Fíjate que una metodología de cómo atrapar el agua de las nubes ya aparece en la Biblia. Es decir, hace miles de años atrás el hombre ya sabía que tenía que gerenciar de forma inteligente el agua. Y hoy seguimos improvisando. Me pregunto si eso va a pasar hasta que se empiece a morir la gente. Y van a terminar diciendo uy, qué terrible el cambio climático, que esto que lo otro’, finaliza.

Daniel Rosen es doctor en Química del Instituto Weizmann, geólogo e hidrólogo. Es presidente del Comité Nacional de Israel del Programa Hidrológico Internacional de la Unesco y especialista en la investigación de aguas subterráneas.

Comments are closed.