Conaf cifra en 26 las localidades cuya población está amenazada por incendios

Los incendios forestales más voraces de las últimas décadas han golpeado a la zona central y sur del país con 229 mil hectáreas arrasadas a nivel nacional y 2.842 focos ocurridos durante esta temporada. Fuente: La Tercera, 24 de enero de 2017.


Los incendios forestales más voraces de las últimas décadas han golpeado a la zona central y sur del país con 229 mil hectáreas arrasadas a nivel nacional y 2.842 focos ocurridos durante esta temporada. El fuego se ha concentrado en las regiones de O’Higgins y del Maule, donde han resultado afectadas 153 mil hectáreas, lo que equivale a una superficie 55 veces mayor a la arrasada durante la temporada anterior en ambas regiones.

El último catastro entregado por las intendencias de estas dos regiones, los municipios y la Corporación Nacional Forestal (Conaf) da cuenta de que actualmente hay 26 poblados amenazados por las llamas en esas zonas, lo que genera alarma entre las autoridades y los residentes que, de manera desesperada, intentan frenar el avance de los siniestros.

Según la autoridad, en O’Higgins corren riesgo, al menos, 14 nuevos sectores habitados en la zona. Esto producto del incendio que partió en la zona de Pumanque y que hasta ayer había consumido 45 mil hectáreas, mientras que en Paredones se contabilizaban 18 mil hectáreas arrasadas La Conaf identificó, además, que las llamas también amenazan localidades como La Aguada, Trigo Viejo, Las Damas, La Villa, Cerro Colorado, El Cajón, Pailimo, Halcones y La Estrella por el comportamiento “extremo” del incendio. En Litueche resultaron 20 casas destruidas y 57 personas evacuadas, quienes fueron trasladadas al internado municipal.

En el Maule, uno de los casos más extremos se vivió en el sector de Santa Olga, comuna de Constitución, donde el fuego tenía cercado al pueblo desde el domingo y, producto de ello, la gobernación regional determinó, en horas de la tarde de ayer, la evacuación preventiva de todo el pueblo, que asciende a cuatro mil personas.

“Debimos trasladar a casi toda la población en buses por el riesgo de intoxicación por humo y porque se estimaba que el fuego podía afectar los domicilios durante la madrugada”, señaló el gobernador, Armando Leppe. Además, según Conaf, hay otras 10 localidades bajo riesgo, entre ellas la localidad de Tilicura, Aquelarre, Rarin y la zona cordillerana de Vichuquén.

Entre la Sexta y Séptima Región suman153 mil hectáreas afectadas en lo que va de esta temporada. A esto se añade un siniestro en Florida, con 1.500 hectáreas, en el Biobío, el que está fuera de control y se expande rápidamente, poniendo en zona de riesgo la localidad de San Antonio, cuya población bordea las 400 personas.

En el sector de Santa Rosa de Lavaderos, en el Maule, 14 kilómetros al sur de Talca, las llamas están a la vista de la población, lo que ha generado un estado de alerta constante. “Tenemos el auto listo por si pasa a mayores para irnos altiro, porque el viento puede cambiar en cualquier minuto. Me da miedo que se queme mi casa”, dice preocupada Marcela Bascuñán, vecina del sector. “En la mañana se veía el incendio en la cima del ceno, pero ahora alcanzó la planicie, cerca de las casas”.

Emplazamiento

Dada la preocupación de los vecinos de sectores rurales y de los empresarios que empiezan a perder la producción agrícola, los ojos se han enfocado en la respuesta que puede dar el gobierno. El ministro del Interior, Mario Fernández, fue interpelado ayer en el Congreso (ver páginas 12 y 13) a responder por el proyecto de ley que moderniza la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) para enfrentar este tipo de desastres.

Ante ello, el secretario de Estadó planteó que “desde luego que en este minuto no voy a dar ni una fecha, pero admito que es esencial, con las correspondientes indicaciones y revisión del proyecto, dar curso a la tramitación del mismo”. En lo inmediato, el gobierno informó que están operando 37 aeronaves (helicópteros y aviones) en las áreas incendiadas. El ministro de Agricultura, Carlos Furche, adelantó que la “recuperación de los terrenos quemados demorará algunos meses”.

Piñera convoca a alcaldes a apoyar en zonas afectadas

Bachelet canceló asistencia a cumbre Celac en República Dominicana y viaje oficial a Haití para monitorear la situación.

“Chile necesita solidaridad: por eso he llamado a alcaldes para que nos coordinemos con ayuda a zonas afectadas”. Con estas palabras, a través de Twitter, el ex Presidente Sebastián Piñera anunció ayer que activó una ofensiva frente a los incendios forestales que afectan a diferentes zonas del país.

En concreto, el ex jefe de Estado convocó a diferentes ediles de la centroderecha a fin de establecer una coordinación que permita palear los efectos de la catástrofe. Pi-fiera ya tomó contacto, entre otros, con Evelyn Matthei (Providencia); Felipe Guevara (Lo Barnechea); Raúl Torrealba (Vitacura); Felipe Alessandri (Santiago); y William Arévalo (Santa Cruz).

Ante el llamado del ex mandatario, Matthei ya anunció que centraría sus esfuerzos en la zona de Lumaco, mientras que Lavin haría lo suyo en Pumanque y Marchigue. Otro que ya dio cuenta de su disposición a colaborar fue Alessandri. Esta convocatoria surge en medio de las críticas al gobierno por la demora en la declaración de zona de catástrofe de los sectores afectados.

En paralelo, la propia Presidenta Michelle Bachelet usó la misma red social para señalar que “enfrentamos el mayor desastre forestal de nuestra historia, con un área afectada 20 veces mayor que en 2016, pero superaremos la emergencia”. En este sentido, la Mandataria canceló su participación en la Cumbre Celac de República Dominicana, así como una visita oficial que tenía previsto realizar a Haití.

Todo esto, para monitorear la situación en el país, algo que pudo realizar también ayer durante un consejo de gabinete.”Agradezco a todos los brigadistas, bomberos, militares, trabajadores privados y voluntarios que combaten los incendios en primera línea”, agregó Bachelet durante la jornada.

Conaf tiene un presupuesto de $ 1.000 por hectárea

Mientras la Conaf maneja un presupuesto 2017 para el control del fuego de $ 26 mil millones, más un aporte extraordinario de $ 3 mil millones, la Cámara de Diputados, por ejemplo, tiene asignado más del doble de recursos: $ 64 mil millones.

Es por ello que para Erry Leiva, presidente de la Federación Nacional de Sindicatos de Conaf, urge que la institución se reformule para optar a recursos y medios suficientes para enfrentar incendios agravados y aumentados por el cambio climático. “Lo que necesitamos es que el Ejecutivo ingrese rápidamente un proyecto de ley que cree el Servicio Nacional Forestal y dejar la condición de derecho privada que tiene Conaf hoy..

Al convertirse en un servicio 100% público, manejaría los recursos técnicos y presupuestarios para hacerse cargo de esta nueva realidad”. El senador Guido Girardi, presidente de la Comisión Desafíos del Futuro, reiteró que “hace cinco años denunciamos que Conaf no contaba ni con la institucionalidad ni los recursos, nila tecnología para proteger los territoriosa su cargo. Cuenta con mil pesos por hectárea, lo que es nada. Lo peor es que sigue siendo una institución de derecho privado, sin competencias ni potestades suficientes. Eso tiene que cambiar ya”, dijo el senador.

En opinión de Matías Asún, director de Greenpeace, se va a crear un servicio de biodiversidad que requiere una transformación profunda de todo el sistema de protección, “pero es claro que la Conaf necesita atribuciones más allá del tema de los incendios… También debe garantizar la gestión posterior del patrimonio ambiental después de las catástrofes. Después de los incendios se van todos y quedan muy pocos trabajando en la restitución de la diversidad afectada”.

LOCALIDADES AFECTADAS

Región del O’Higgins: Paredones, La Huertilla, Cerro Alegre, San Pedro de Alcántara, Ránguil, La Aguada, Trigo Viejo, Las Damas, La Villa, Cerro Colorado, El Cajón, Pailimo y Halcones. Región del Maule: Boquil, Tilicura, Aquelarre, Rarin, Montaña de Vichuquén, Sauzal, La Palmilla, Cerro Maule, Santa Rosa de Lavaderos, Hualañé, Colín, Santa Olga. Región del Biobío: San Antonio.

D. Aguayo / C. Mardones, L Leiva / K. Hillman

 

Etiquetas: , , , ,

1 Comment

  1. Eva Figueroa dice:

    Estos incendios no serían realidad, si la Tierra tiene agua, pero los malditos empresarios de papel nos han llenado de pinos y eucaliptos nuestra tierras y cómo siempre los que pierden todo somos los chilenos que vivimos del trabajo de los pocos terrenos que nos quedan, los que plantan bosques de pinos tienen seguros, por lo tanto nada pueden, pediremos que se vayan de nuestros campos