Contraloría objeta contrato ambiental a Fundación Chile y CDE estudia los antecedentes

Entidad contralora detectó irregularidades en un informe que la Subsecretaria de Medio Ambiente encargó a Fundación Chile y por el cual pagó $35 millones, pese a que sólo recibió un borrador del reporte. Fuente: Pulso, 24 de enero de 2017.


Una soterrada disputa entre el Ministerio de Medio Ambiente y Fundación Chile quedó al descubierto tras la intervención de la Contraloría General de La República.

A través de una auditoría, la entidad contralora concluyó que la Subsecretaría de Medio Ambiente pagó a Fundación Chile la suma de $35 millones por un informe ambiental y social para la recuperación de las comunas de Quintero-Puchuncaví, Huasco y Coronel. Sin embargo, la autoridad sólo recibió un borrador el 7 octubre pasado. La pugna cobró ribetes mayores cuando, ante la negativa de Fundación Chile a restituir los dineros, el Ministerio de Medio Ambiente solicitó, el pasado 30 de diciembre, la intervención del Consejo de Defensa del Estado (CDE).

“La subsecretaría no ha ejercido un control efectivo y supervigilancia de las cláusulas, objetivos y productos asociados a los convenios con Fundación Chile ni de la ampliación de uno de ellos”, concluyó la entidad contralora en su informe, publicado recientemente.

Desde el Gobierno sostienen que el informe de la Contraloría ha sido tomado con la mayor seriedad por parte de la Subsecretaría del Medio Ambiente. Al respecto, el subsecretario Marcelo Mena explicó que “el tipo de trabajo realizado es complejo, al tener una componente de participación y aprobación por parte de un Consejo de Recuperación, lo que a veces cambia la planificación de los proyectos”. Añadió que el programa de recuperación ambiental está terminando, luego de que se sometiera a consulta pública un anteproyecto en las zonas de Puchuncaví, Ventana, y Huasco.

El titular de la Subsecretaría asegura que han mejorado sus procedimientos internos para evitar que puedan repetirse los hechos. “El objetivo de los trabajos es evitar pagar un informe incompleto y, por lo mismo, se han cobrado las multas correspondientes, se ha pedido la renuncia a la entonces jefa de oficina a cargo del proyecto, y se ha pedido al CDE que represente al Ministerio en la recuperación judicial de los montos pagados. Todo esto ha sido informado oportunamente a Contraloría”, aclaró el subsecretario Marcelo Mena.

Desde Fundación Chile no hubo respuesta a los requerimientos de PULSO.

EL INFORME AL SEA.

La Contraloría no sólo le hizo un seguimiento a la labor de la Subsecretaría de Medio Ambiente, sino que elaboró también un informe al seguimiento realizado al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) que data de junio de 2016.

En él, se concluye que de las validaciones practicadas a los documentos emitidos con firma electrónica avanzada por SEA, se determinó que la certificación de las firmas no contiene la hora de emisión del documento.

Además se comprobó que resoluciones de calificación ambiental de 14 proyectos no fueron notificadas a dicha superintendencia, ni a las personas que hicieron observaciones y en otros casos, se informó a una persona que no estaba acreditada como representante legal.

“Se comprobó que los 60 expedientes electrónicos disponibles en la plataforma eSEIA, que conformaban la muestra, ninguno de ellos se encontraba foliado, además, no se ordenaban respetando el ingreso”, consignó en su auditoría la Contraloría. Según la Contraloría, además, se confirmó la inexistencia de las actas de la comisión de Evaluación en los Expedientes electrónicos de 56 proyectos.

En esa misma línea, determinó que en 32 proyectos faltaban los antecedentes que demostraban que la prestación del proyecto fue realizada por el representante legal.

Desde el SEA precisaron que, a raíz del reporte, han implementado varias mejoras, tales como la plataforma del eSEIA de la fecha y hora de los expedientes electrónicos. Asimismo, están explorando una optimización tecnológica que permita foliar los expedientes electrónicos, cuyos resultados se debieran ver durante este año.

Parcial

Para Contraloría la entidad ha cumplido parcialmente con las obligaciones establecidas en la normativa que regula la actividad de lobby.

La Contraloría rechazó las rendiciones de los $35 millones sobre el contrato entre la Subsecretaría de Medio Ambiente y Fundación Chile.

Leonardo Cárdenas

Etiquetas: , , ,

Comments are closed.