Expertos explican cómo se potencia el calor en Santiago: afectan falta de áreas verdes y construcciones en altura

Tres días consecutivos en que la temperatura supera el umbral del mes (33°). Fuente: El Mercurio, 13 de enero de 2017.


AccuWeather pronostica 34 °C para hoy en Santiago. Así se completarán tres días consecutivos en que la temperatura supera el umbral del mes (33°), y la ciudad alcanzará su primera ola de calor en enero. Ayer, de hecho, llegó a 34,5° en la capital.

Carolina Vilches, de la Dirección Meteorológica de Chile, considera alta la citada cantidad de jornadas, pues aún quedan dos meses para terminar el verano.

Las elevadas temperaturas preocupan a los expertos, quienes aseguran que se incrementan por la reducción de las áreas verdes de Santiago. Así lo afirma desde Alemania la coeditora del estudio Climate Adaptation Santiago, Kerstin Krellenberg, del Centro para la Investigación Ambiental Helmholtz. “En la ciudad hay un gran porcentaje de áreas construidas y se pierden las áreas verdes, que tiene una función de absorber el calor”, sostiene.

A largo plazo, la investigación de la experta germana estima un aumento de dos grados Celsius en la R. Metropolitana para 2050.

Krellenberg explica que la carencia de áreas vegetales potencia el calor; esto junto a la ubicación geográfica y la emisión de gases, en el marco del calentamiento global.

Además, un estudio presentado por el Centro de Políticas Públicas de la Universidad Católica concluyó que solo el 3,08% de la población del Gran Santiago tiene acceso a áreas verdes, pero lo ideal sería que existieran 3,4 metros cuadrados por habitante.

Roberto Rondanelli, académico del Centro del Clima y la Resiliencia de la U. de Chile, advierte que en Santiago ocurre un fenómeno de “Isla Calórica”: “El concreto transforma el calor, ya sea porque entra hasta el subsuelo o vuelve caliente a la atmósfera”.

Otro problema -plantea- son las construcciones en altura, que no captan el frío del piso. “La gente vive a temperatura más alta ahora por estar más arriba”, asegura.

Según Rondanelli, Santiago se caracteriza por tener temperaturas más bajas en la mañana, pero a esa hora son menores en la superficie, pero no en altura, “porque la tierra se calienta desde abajo”.

El experto también menciona el efecto del uso del aire acondicionado, ya que este, si bien enfría un inmueble, tiende a expulsar alta temperatura al medio ambiente.

Rondanelli asegura que la tendencia al calentamiento se manifiesta notoriamente desde la década de los setenta: “Esto hace que la cantidad de días o la frecuencia de las temperaturas mayores a 30 °C hayan aumentado con los años”.

Felipe Contreras

Comments are closed.