Gobierno busca constituir en 2017 la red de parques que ideó Douglas Tompkins

Antes del 31 de enero, el Ejecutivo y las entidades privadas firmarán protocolo para materializar el proyecto, que involucra 4 millones de hectáreas. Fuente: El Mercurio, 22 de enero de 2017.


En una de las últimas fotos de la Presidenta Michelle Bachelet en un área silvestre protegida, ella aparece en un mirador con vista al río Clarillo, en la comuna de Pirque.

Ese paisaje, en el Día del Medio Ambiente, fue el marco para firmar en 2015 el primer acuerdo para crear dos nuevos parques nacionales en la Región Metropolitana: uno, a partir de la reserva del Clarillo, y otro, río Olivares, en terrenos fiscales bajo protección. Ambos suman 82 mil hectáreas (el 1% de la R.M.).

Una superficie que hoy parece diminuta frente a las 921.743 hectáreas que el Estado está dispuesto a incorporar al sistema de áreas silvestres protegidas (SNASPE), luego de aceptar casi en su totalidad el plan propuesto por las fundaciones Pumalín y Patagonia, y que ideó el fallecido ambientalista Douglas Tompkins.

Era el requisito que los conservacionistas pedían para donar al Estado de Chile 409.914 hectáreas en la zona austral, lo que incluye dos inmensos parques privados en la región de Los Lagos y en Aysén, hoy en operaciones. No es todo: además lograron la reclasificación de casi 2,7 millones de hectáreas de reservas que hoy integran el SNASPE.

Para estudiar la iniciativa, por instrucción presidencial, se conformó a mediados de 2015 una mesa técnica de trabajo, liderada por el ministro de Medio Ambiente, Pablo Badenier, con participación de Conaf, Bienes Nacionales y Sernatur, además de representantes de las fundaciones. La tarea concluyó hace pocos días con un protocolo de acuerdo que suscribieron el Ejecutivo y las organizaciones, donde se establece cómo se creará “la red de parques nacionales de la Patagonia”.

Batir un récord

Este protocolo ya es conocido en La Moneda y se firmará antes del 31 de enero, según confirman fuentes oficiales. Luego, en marzo, se presentarán los informes técnicos al Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Existe el propósito, dicen, de apurar el tranco para que los nuevos parques nacionales sean una realidad bajo el mandato de Michelle Bachelet. Así, en el primer semestre de 2017 tendrían que estar recibidas todas las donaciones de las fundaciones de Tompkins y los decretos emitidos por parte de Bienes Nacionales, anticipándose a cualquier eventual atraso en la toma de razón por la Contraloría.

La Mandataria marcaría así un récord, al dejar creados en su período 4 millones de hectáreas de nuevos parques nacionales, lo que no ocurría desde 1964, cuando se fundó la Administración de Parques y Reservas, con 3 millones de hectáreas.

$600 millones cuesta mantener Pumalín

Los nuevos parques serán administrados por Conaf y más adelante por el futuro Servicio Nacional de Biodiversidad, al alero del ministerio de Medio Ambiente.

En las fundaciones de Tompkins aspiran a que el Estado invierta cada vez más en cuidar las áreas silvestres protegidas. Según explican, un parque como Pumalín o Patagonia, que serán donados, tiene un costo de operación de $600 millones al año como promedio, sin considerar las inversiones.

Plantean que el SNASPE, con 14,6 millones de hectáreas de parques, reservas y monumentos naturales, invierte del orden de 1,3 dólares por hectárea de área protegida, lo que resulta insuficiente y muy lejano respecto de un servicio de parques como el de Estados Unidos, con 95 dólares por ha.

Durante el trabajo de la mesa técnica se conversó con Hacienda para resolver cómo abordar el mayor costo que significa incorporar los nuevos parques e infraestructura.

Las entidades conservacionistas creen que Conaf tendrá que licitar a nivel internacional los servicios que prestan hoy las instalaciones de alto estándar en parques Pumalín y Patagonia. En ese sentido, esperan que haya una transición que no afecte las reservas turísticas, que se hacen de un año para otro; por eso han ofrecido colaborar hasta el 2018 o 2019, aunque ya esté realizada la donación.

409.914 son las hectáreas de parques que ofrecieron donar al Estado las organizaciones privadas.

921.743 hectáreas fiscales sumará el Gobierno a protección en la Patagonia, en el marco de la propuesta ideada por las fundaciones de Tompkins.

2,7 millones

de hectáreas son reservas del sistema que serán reclasificadas como parques.

14,6 millones de hectáreas están bajo protección del SNASPE en Chile.

84% de la superficie de áreas protegidas actualmente está en la zona de Aysén y Magallanes, donde se sumarán nuevos parques.

Nieves Aravena

Etiquetas: , , ,

Comments are closed.