Luego de tres años, Grupo Luksic sella salida de Alto Maipo

Minera Los Pelambres se mantendrá como cliente del proyecto, a través de contratos de energía. Fuente: La Tercera, 20 de enero de 2017.


Poco más de tres años duró la relación entre el Grupo Luksic y AES Gener para la construcción del proyecto hidroeléctrico, Alto Maipo, situado en la comuna de San José de Maipo, en la Región Metropolitana.

El alza en los costos de inversión, de más de 20%, sumada al impacto reputacional por la férrea oposición de algunas organizaciones ciudadanas que acusan un daño ambiental de la iniciativa, que considera dos centrales de pasada en la zona, llevaron a que los dueños de Antofagasta Minerals (AMSA) decidieran dar un paso al costado, vendiendo el 40% de la propiedad a su hasta ahora socio, AES Gener.

La operación implicaría que Grupo Luksic asumiría importantes pérdidas, ya que mientras a la fecha el conglomerado suma una inversión cercana a los US$ 350 millones, su salida del proyecto se materializaría a través del pago de una cifra simbólica por parte de AES Gener.

En julio de 2013, AMSA había desembolsado US$ 50 millones por su ingreso a la iniciativa, calificándola en ese momento como una asociación clave que le permitiría asegurar el suministro eléctrico para las operaciones de Los Pelambres, su mayor yacimiento minero. A través de un comunicado, Antofagasta plc también detalló que su salida del proyecto implica la modificación del contrato de energía mediante el cual se le suministraría hasta 160 MW de potencia por hasta 20 años, para el consumo de sus proyectos mineros.

Fuentes cercanas al proceso comentaron que una de las molestias de los Luksic tenía que ver en primer lugar con el incremento en los costos de Alto Maipo. Estos se habrían acrecentado en el tiempo ya que los estudios de roca iniciales no habrían dado cuenta de la dureza de esta, comprándose maquinaria poco eficiente, elevando los costos en entre US$ 200 millones y US$ 400 millones adicionales a los más de US$ 2 mil millones informados como última cifra de inversión (cuando se anunció el acuerdo se hablaba de US$ 1.600 millones).

Asimismo, añadieron que otro de los motivos para abandonar el proyecto se debe a la fuerte oposición de grupos ambientalistas y habitantes de la zona, personalizadas principalmente hacia la familia Luksic. Pese a lo anterior, el presidente ejecutivo de Antofagasta plc, Iván Arriagada, señaló que los motivos respondían a que la minera planeaba dedicarse al cien por ciento al negocio propio.

‘Con el objeto de concentrar nuestros esfuerzos e inversiones en minería, que es nuestro negocio, hemos decidido el traspaso y venta del 40% de la propiedad que Minera Los Pelambres mantenía en la sociedad Alto Maipo. Con esta decisión, Minera Los Pelambres y, por lo tanto Antofagasta Minerals, saldrán totalmente de la propiedad de un proyecto que no es parte de la estrategia del Grupo Minero ya que se trata de una iniciativa ajena a nuestra actividad’, indicó.

A lo anterior, añadió el hecho de que el mercado energético ha evolucionado positivamente, situación que hacía innecesaria la participación del grupo como inversionista en un proyecto eléctrico, a lo que se sumaba que Minera Los Pelambres mantiene una matriz de suministro donde aproximadamente el 50% proviene de fuentes renovables no convencionales. Desde AES Gener señalaron que el acuerdo incluye la entrada en la propiedad del proyecto Alto Maipo de la constructora austriaca Stabag, que alcanzaría una participación cercana al 7% y que los sobre costos serán financiados por todas las partes.

PARA ENTENDER

En 2013 AES Gener y Minera Los Pelambres acordaron el ingreso de esta última al proyecto Alto Maipo, sumando una participación de 40%.

El aumento en los sobrecostos el año pasado comenzaron a incomodar a Minera Los Pelambres, y comenzó a evaluar su participación .

El directorio de Alto Maipo acordó el miércoles la salida de Minera Los Pelambres del proyecto, tras tres años de relación.

EN CIFRAS

534 MW de capacidad nominal instalada aportará al SIC Alto Maipo.

1.600 millones de dólares era la inversión inicial que consideraba el proyecto.

Constanza Pérez-Cueto

Comments are closed.