Grupo Luksic prepara su salida de Alto Maipo: no vendería su 40%, sino que haría millonaria pérdida

Sobrecosto de 20% del proyecto, cambios en las tarifas de energía, roces con Gener y rol minoritario del grupo empresarial chileno son algunos de los factores que precipitarían el inminente término de la sociedad. Fuente: Revistaei.cl, El Mercurio, 19 de enero de 2017.


La decisión está prácticamente tomada y podría anunciarse en el muy corto plazo: Minera Los Pelambres (MLP), controlada por Antofagasta Minerals -la matriz minera del grupo Luksic-, dejará de ser socio del proyecto hidroeléctrico Alto Maipo.

La iniciativa está ubicada en la Región Metropolitana y contempla una capacidad de 532 MW. Su desarrollo ha tenido oposición de algunos grupos “verdes” y en su propiedad participan Gener, con el 60%, y MLP, con el 40% restante.

La salida de los Luksic no se materializaría mediante una venta de su propiedad -más allá de que pueda realizarse una transacción formal o simbólica-, sino que establece una fórmula radical: hacer la pérdida.

Hasta ahora, MLP ha invertido US$ 350 millones. El proyecto presenta un nivel de avance cercano al 40%.

Si la salida de Los Pelambres se materializa, Gener quedaría con el control casi total de la propiedad. Adicionalmente, se evalúa la incorporación de un socio minoritario a Alto Maipo, que podría ser la constructora austríaca Strabag, que es una de las que está a cargo de las obras.

La decisión se discutió intensamente ayer durante un directorio extraordinario de Alto Maipo, en el que también se trató la opinión de los doce bancos que están financiando el proyecto. Hasta ahora, no habría una decisión formal, pero las entidades financieras habrían dado el sí para el retiro de los Luksic.

La inminente salida estaría fundada en varios factores. Primero, el sobrecosto de 20% en que ha incurrido Alto Maipo -el que fue reconocido por la eléctrica a mediados del año pasado y que oscilaría entre US$ 200 millones y US$ 400 millones-, ya que la inversión inicial contemplaba US$ 2.050 millones. Este mayor costo al previsto tiene a Alto Maipo en una situación de grave estrechez de caja.

Una segunda razón es que los Luksic no conocen el negocio eléctrico -a diferencia de la estadounidense AES, la controladora de Gener- y que esta industria ha experimentado un profundo cambio en sus precios de venta, tras la licitación impulsada por el gobierno en 2016.

Como tercer factor está el tema del control: los Luksic no se sienten cómodos en negocios en que son minoritarios. Y, en paralelo, esta situación se ha agudizado por una serie de roces con Gener, lo que habría mermado el animus societatis entre los controladores de la hidroeléctrica.

Suministro eléctrico

MLP tiene un contrato de compra de energía firmado con Alto Maipo por veinte años, a un precio que se estima superior a los US$ 90 por MWh. En la industria comentan que si bien el grupo respetaría ese compromiso, son conscientes de que el escenario de precios cambió, y que ese valor hoy está fuera de mercado, por lo que será difícil vender la energía restante a buen precio en el futuro y, por ende, asegurar flujos. Por lo mismo, la decisión de salida busca hacer la pérdida ahora y no acumular mayores montos a futuro. Haciendo un símil bursátil, apostarán por un stop lost .

Conocedores del proyecto comentan que la negociación de salida se extiende por varios meses, pero tomó más fuerza durante el último tiempo, cuando el grupo Luksic tuvo argumentos legales para salirse, dado que la obra no cumplirá ni con los plazos ni la inversión estimada.

De hecho, Andrés Gluski, presidente de AES Corp -la matriz-, dijo en noviembre pasado que Alto Maipo es “por lejos nuestro proyecto más complejo hoy en desarrollo”.

Comments are closed.