Fallo obligará a socios de terminal GNL Penco-Lirquén a pedir nuevo financiamiento

EDF, Cheniere y gestores locales tendrán que renegociar crédito por US$ 150 millones que pactaron recientemente. Fuente. Df.cl, 1 de febrero de 2017.


Fue uno de los proyectos de los cuales el presidente francés, François Hollande, habló durante su reciente visita al país. Esa fue tan sólo una de las señales que daba cuenta de que hasta el lunes todo iba sobre ruedas para el proyecto que impulsa la instalación en la Bahía de Concepción de un terminal flotante de regasificación de gas natural licuado (GNL) y donde la estatal gala EDF tiene el 45% de la propiedad.

Sin embargo, en forma sorpresiva la Corte Suprema invalidó la decisión del Servicio de Evaluación Ambiental de terminar anticipadamente la consulta indígena asociada a la planta Penco-Lirquén, lo que dejó en suspenso los plazos de esta inversión, que va de la mano del proyecto termoeléctrico El Campesino.

Juan José Gana, director ejecutivo de AME, firma que agrupa a los inversionistas locales que impulsaron la iniciativa, en la que también participa la estadounidense Cheniere, habla de los pasos que vienen y lo que esta decisión implicará para el proyecto, principalmente en términos del financiamiento que ya habían obtenido.

-¿Los tomó por sorpresa este fallo?

-Sí. Esperábamos tener un fallo que confirmara lo resuelto por la Corte de Apelaciones de Concepción para iniciar la construcción lo antes posible.

El estudio de los abogados y nuestros equipos mostraba que había mérito suficiente en el recurso de protección contra del Servicio de Evaluación Ambiental para revocar la resolución que puso término al proceso de consulta indígena, lo que invalidó todas las decisiones posteriores a esa.

-¿Fue apresurada la decisión del SEA de suspender en forma anticipada ese proceso?

-Ellos hicieron su evaluación del proyecto y del estatus de avance de la consulta indígena y en vista de eso decidieron dar por terminado el proceso. No es el momento, ni tengo la capacidad, para decir si fue algo apresurado.

-¿La resolución de la corte que invalida decisiones posteriores, como el permiso ambiental, implica que tienen que volver a tramitar el proyecto?

-Todavía no hemos sido informados por el SEA sobre los pasos a seguir, pero entendemos que ahora hay que continuar con la consulta indígena y terminarla como establece la Ley en los plazos contemplados.

El Estudio de Impacto Ambiental se mantiene intacto, porque técnica y ambientalmente el proyecto no ha sido cuestionado, sólo lo fue la consulta indígena, que esperamos poder terminar de la mejor manera posible en los próximos meses, porque estamos actuando de muy buena fe.

-¿El fallo pone en duda la continuidad de EDF y Cheniere como socios?

-De ninguna manera. Ellos están muy comprometidos con el proyecto y entendemos que todo seguirá igual porque esto no implica que el proyecto se acabe, sino que simplemente la parte del terminal se dilata.

Desfase de nueve meses

-¿Tienen alguna estimación del desfase del terminal?

-La estimación inicial es que esto podría tomar entre seis y nueve meses, lo que implica un retraso de esa magnitud en el desarrollo del proyecto. La idea es que el terminal esté operativo a fines de 2019.

-¿Qué consecuencias tendrá este retraso?

-Habíamos cerrado el financiamiento para el terminal, un crédito por US$ 150 millones. Esta resolución significa que dentro de seis a nueve meses vamos a tener que volver a conversar con los bancos sobre esos recursos.

-¿Esta demora repercutirá sobre la primera unidad de la central El Campesino?

-No, en lo absoluto. La central El Campesino va por otro camino. Esta unidad ya tenía un contrato de suministro de gas con el terminal, el que seguirá vigente, pero al mismo tiempo tiene otras fuentes alternativas de suministro de combustible que durante los últimos meses han estado siendo objeto de conversación.

-¿Traer gas en camiones desde el terminal de Quintero sería la alternativa?

-Podría ser eso o un suministro desde el otro lado de la cordillera.

-Entonces, ¿hoy ustedes no ven relación entre el retraso del terminal y el inicio del suministro del contrato eléctrico adjudicado en la licitación de 2014?

-Como hemos dicho antes, nos hemos atrasado en el proyecto de la central cerca de seis meses. Ese retraso se mantiene vigente por lo que como nuestro contrato de suministro empieza a regir desde el 1 de enero de 2019, comenzaremos a suministrar esa energía durante el segundo semestre de ese año, y para suplir esa brecha tenemos ya un contrato de respaldo con otro generador.

Jéssica Esturillo O.

Comments are closed.