Médicos respaldan movimiento “No más plomo en Calama”

Los profesionales exigieron un estudio de impacto ambiental que evalúe los efectos negativos en la salud de la población calameña. Fuente: El Mercurio de Calama, 1 de febrero de 2017.


En conjunto con el Colegio Médico, la Sociedad de Pediatría Chilena filial Calama, se sumó a la demanda que están llevando a cabo agrupaciones ambientalistas, juntas de vecinos, establecimientos educacionales y comunidades indígenas para exigir un estudio de impacto ambiental sobre el funcionamiento en Calama de la empresa RAM Recimat, dedicada al reciclaje de baterías, cuyo principal elemento es el plomo.

Al respecto, el vicepresidente de la Sociedad de Pediatría en la comuna, doctor Iván Silva, dijo que luego de evaluar los antecedentes expuestos por las agrupaciones que iniciaron las denuncias, y posterior a realizar las consultas a la casa matriz en Santiago, decidieron entregar respaldo al movimiento llamado “No más plomo en Calama”.

“Los niños están siendo muy afectados por toda la problemática de contaminación en la ciudad. No olvidemos que Calama ya fue declarada en 2009 zona saturada por material particulado, lo cual impacta por sí solo y provoca serios problemas respiratorios y bronquiales en nuestros niños, esto sumado a la contaminación de este tóxico que es un producto químico generador de daño de todos los sistemas y especialmente en los primeros años de vida de nuestros pequeños, que es cuando su cerebro se está desarrollando a mayor velocidad. Por lo tanto cualquier daño generado por este tóxico genera cambios brutales en lo que va a ser su vida”, dijo el doctor Silva.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico en Calama, Sergio Silva, aseguró que en estos momentos existen niños con algunas patologías que podrían ser producto de la contaminación por plomo. “Necesitamos un estudio de impacto ambiental, en el cual se visualice qué está sucediendo con esta empresa”, dijo. Agregando que deben hacerse parte de esta exigencia tanto la gobernación provincial de El Loa como la municipalidad de Calama.

“Pensamos en nuestra comunidad, por eso llamamos a todos los entes sociales de Calama a que nos colaboren para conocer realmente qué hace esta empresa, cuáles son sus procedimientos y qué espera realizar, ya que existen datos entregados por la empresa a la municipalidad pero no los conocemos”, dijo el profesional.

Daños

Una de las principales afecciones que provoca la exposición al plomo en los niños de temprana edad, es el daño cerebral. Al respecto el doctor Silva dijo que dentro de sus tres primeros años de vida, los menores se desarrollan a gran velocidad, estableciendo circuitos neuronales de gran importancia para sus vidas.

“Es ahí donde precisamente interviene el plomo. Si la contaminación es de cuadro agudo, provoca daños irreversibles, pero si la situación se mantiene en forma crónica y latente, esto generará trastornos en su desarrollo y problemas de aprendizaje, una minusvalía frente a una sociedad que te exige cada vez más competencias en términos de las habilidades cerebrales”, dijo el especialista en salud infantil. Agregando que “si no hay un estudio de impacto ambiental serio, acabado y con participación de la comunidad, nosotros nos oponemos tajantemente a la expansión de esa empresa”, cerró Iván Silva.

Informes recientes

El asesor jurídico de la coordinadora por la defensa del río Loa y la Madre Tierra, Sergio Chamorro, llamó a la comunidad a ingresar a la página del Servicio de Evaluación Ambiental, www.sea.cl.

“Existen dos informes que aparecieron ayer ( lunes) en la tarde, del seremi de Salud y de la superintendencia de Medio Ambiente, donde se confirma a Calama como zona saturada”, dijo el abogado, por lo que a su juicio reafirma la necesidad de un estudio de impacto ambiental en la ciudad.

“Necesitamos un estudio de impacto ambiental, en el cual se visualice qué está sucediendo con esta empresa”.

Sergio Silva, Colegio Médico.”

2009 fue el año en el que Calama fue declarada corno zona saturada por material particulado, producto de la actividad minera.

8.000 baterías y más son las que podrían reciclarse en Calama en caso aprobarse la instalación de un segundo horno.

 

Comments are closed.