Arica: gobierno defiende desocupación por motivos sanitarios, ambientales y de seguridad

La Corte de Apelaciones dejó ayer en suspenso el desalojo y la proyectada demolición de Cerro Chuño. Fuente: Estrella de Arica, 2 de marzo de 2017.


La Corte de Apelaciones dejó ayer en suspenso el desalojo y la proyectada demolición de Cerro Chuño. Aunque el seremi de Medio Ambiente, Renato Briceño, enfatizó el respeto del gobierno a las resoluciones judiciales, que no comenta, también lo hizo con la necesidad de concretar la medida, para resguardar la salud y la seguridad de las propias personas que están allí instaladas y también de su entorno.

Briceño, nombrado vocero de las autoridades para este tema, respondió así, a través de un cuestionario, a las inquietudes planteadas por La Estrella en torno a este proceso.

– ¿Por qué se está produciendo el desalojo en Cerro Chuño?

– Es importante aclarar que hasta el momento no se ha producido ningún acto de desalojo de Villa El Solar, ubicada en Cerro Chuño, pues esa acción es un instrumento legal excepcional que se ocupa sólo cuando una persona no quiere dejar una propiedad tomada ilegalmente. La situación de Villa El Solar está contextualizada en un proceso mayor mandatado por la Ley Polimetales, que dice relación con las familias que fueron afectadas por la contaminación de Polimetales, es decir, quienes fueron dueños legales de esas viviendas. Lo que ha ocurrido, hasta hoy, es una desocupación voluntaria con apoyo de las redes del Gobierno, atendiendo que es una situación compleja para las familias.

En abril del 2015 se dio curso a la relocalización del último grupo importante de familias afectadas por Polimetales hacia el sector Punta Norte, donde hoy gozan de una mejora calidad de vida no sólo en su nueva vivienda, sino también en entornos comunitarios de alto estándar. Sin embargo, cuando estas familias dejaron sus casas y las devolvieron a Serviu para continuar con la demolición, más de 200 de estas viviendas fueron tomadas ilegalmente con el peligro que ello conlleva el carecer de suministros básicos. Por tanto, tenemos un proceso de demolición interrumpido, ya que evidentemente se requiere que el sector esté deshabitado para poder demolerlo.

Zona de riesgo

¿Cuál es la importancia de la mitigación en ese lugar?

– De acuerdo al Programa Maestro y a la Ley Polimetales, esta zona se encuentra dentro del Polígono de Intervención, es decir, está considerada como una zona de riesgo a la exposición de polimetales. Sin embargo, si bien ese es el principal problema, se suman también condiciones higiénicas, sanitarias y de inseguridad que no hacen de este un lugar apto para vivir, sobre todo para los niños…

Hay que considerar que la Ley Polimetales define varias acciones de mitigación y todas estas constituyen la respuesta del Estado de Chile a uno de los capítulos más negativos y tristes en la historia de Arica: la contaminación por polimetales de miles de ariqueños y ariqueñas. La relocalización de Cerro Chuño y, en tanto, su demolición y mitigación, forman parte de las principales medidas de mitigación.

– ¿Cómo lo han trabajado desde la Seremi con los vecinos?

– Más que desde la Seremi del Medio Ambiente, este tema se aborda desde la Coordinación Local de la Ley Polimetales. Si bien el proceso de relocalización compete al sector vivienda, específicamente a Serviu, ante la situación compleja de la toma ilegal de viviendas en Villa El Solar – un tema ajeno a la Ley Polimetales – la hemos abordado intersectorialmente junto a la Gobernación, la Seremi de Vivienda, Serviu y otros servicios públicos clave. Por eso es que nos hemos reunido en conjunto y en varias oportunidades con dirigentes y representantes del sector para poder acompañarlos en esta desocupación voluntaria que sabemos implica un escenario complejo para estas familias.

Tenemos plena conciencia y empatizamos con la situación familiar que deben enfrentar estas familias, pero el imperativo ambiental (para todos) y el sanitario (para los mismos habitantes de Villa El Solar) son un bien mayor para todos. Y si a esto sumamos los problemas de inseguridad púbica en poblaciones aledañas, se suma más urgencia todavía.

No asignarán casas

En todas las instancias de diálogo con los vecinos les hemos señalado que la intención no es afectar su condición habitacional, motivo por el cual se generaron alternativas económicas de apoyo para que las familias puedan volver al antiguo lugar en que residían o buscar uno nuevo. Sin embargo, hemos sido muy claros que estas alternativas no podrían contemplar la asignación de una vivienda o prioridad en la agenda habitacional regional, ya que también debemos resguardar el derecho de quienes se han organizado y debidamente han realizado esfuerzos familiares para constituir comités de vivienda.

– Si la Ley contempla el proceso de demolición, ¿cómo lo harán? ¿Necesita algún tratamiento especial pensando en las familias que viven en alrededores?

– Afortunadamente, en esta línea de acción tenemos dos elementos a favor. Primero, existe una Resolución de Calificación Ambiental (RCA) que define distintos estándares que implican procedimientos tanto en la demolición como en el tratamiento y disposición final de los escombros que se generen. Y segundo, que el Serviu ha sumado experiencia durante estos años en el uso de estos procedimientos, pues todas las acciones de mitigación de espacios públicos que se han realizado en los industriales se han implementado con dichos estándares.

Jennifer Lazo

Comments are closed.