Salmonicultores activan plan para destrabar la entrega de nuevas concesiones en Magallanes

Primero, piden al ejecutivo liberar las solicitudes pendientes para concretar la relocalización, para luego apuntar a nuevas autorizaciones. Fuente: Aqua.cl, Diario Financiero, 27 de marzo de 2017.


Para la industria salmonicultora, la Región de Magallanes es la zona natural de expansión. No obstante, hay una moratoria que no permite la entrega de nuevas concesiones con el objetivo de evitar repetir un episodio como el vivido entre 2008 y 2009, producto del virus ISA, que generó millonarias pérdidas para la industria y miles de trabajadores despedidos.

Las empresas, agrupadas en SalmonChile, no se han quedado de brazos cruzados. Han intentado que el Gobierno levante la moratoria, pero hasta ahora sin éxito. Es más, la administración Bachelet decretó en octubre del año pasado a Magallanes como “no disponible” para nuevas solicitudes de concesiones.

Sin embargo, la industria insiste. “Magallanes es prioridad a largo plazo”, afirma el presidente del gremio, Felipe Sandoval.

Si bien el directivo señala que hoy por hoy el foco de las empresas está en “crecer con buenos resultados sanitarios”, en paralelo se activó un plan de relacionamiento con las comunidades de esta región con el fin de plantear los cambios que se han introducido en la industria, con mayores estándares ambientales como caballo de batalla.

El gremio ya cuenta con la asesoría de una empresa especializada en la relación con las comunidades, la cual se mantiene bajo reserva.

Pero, en la otra orilla están los detractores de esta industria, a la cual acusan de generar graves perjuicios en los ecosistemas en los cuales se inserta.

De plantear los contra se han encargado diversas ONG como Greenpeace, que recientemente inició una campaña para evitar que se entreguen nuevas concesiones en Magallanes.

Como parte de la campaña denominada “Salvemos los mares del fin del mundo”, Greenpeace alertó acerca de una supuesta “invasión” salmonicultora que se estaría produciendo en la zona, en virtud de lo cual -y según el organismo- deben retirarse las solicitudes de nuevos proyectos asociados al sector.

Incluso, en su reciente visita al país, el barco de Greenpeace Rainbow Warrior III llegó a Puerto Natales para “exponer la relevancia de las aguas australes ante el avance de la salmonicultura”.

Todo esto es absolutamente descartado por los salmonicltores, los que plantean que tras la crisis del virus ISA la autoridad introdujo una serie de medidas destinadas a mejorar la legislación en materia ambiental y sanitaria.

Una de las medidas fue, precisamente, restringir las nuevas concesiones en Magallanes, por lo que dicen que jamás habrá una “invasión”.

Solicitud al Gobierno

Según datos de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura a febrero de 2017, en la Región de Magallanes existen 114 concesiones para salmonicultura otorgadas (lo que representa casi el 5% del total nacional).

No obstante, hay 450 solicitudes de concesiones pendientes.

El llamado de los salmonicultorss es a que el Gobierno concluya el proceso y libere nuevas concesiones para así concretar la relocalización de algunas áreas de cultivo que deben ser trasladadas tras la introducción de un proceso de zonificación.

Éste concluyó que hay varias concesiones que deben ser eliminadas por estar en parques nacionales, en zonas para la pesca artesanal o, incluso, son áreas destinadas para la Marina, como puertos en caso de guerra.

“Para no seguir con esta incertidumbre que hay, y para evitar que la gente especule, queremos que de una vez por todas terminen el proceso y si solo van a entregar 40 ó 60 concesiones, que así sea, pero que se termine un proceso que lleva mucho tiempo”, dice el vicepresidente de la Asociación de Salmonicultores de Magallanes y gerente de Salmones Magallanes, Óscar Garay.

Según estimaciones del directivo, actualmente hay 450 solicitudes pendientes. De estas, unas 255 serán rechazadas por no cumplir con la normativa, por ejemplo, de mayores distancias entre centros productivos. Así, hay 195 solicitudes que podrían ser otorgadas.

“Nosotros creemos que en el mejor de los casos se van a entregar alrededor de 60, si es que no menos”, estima Garay.

El dirigente gremial dice que no hay espacio para que las empresas presenten nuevas solicitudes en Magallanes.

No obstante, Felipe Sandoval de SalmonChile precisa que si bien hoy el objetivo es que se entreguen las concesiones vinculadas a las solicitudes ya presentadas, para futuro apunta a que se desarrollen nuevos espacios para en la región.

“En la medida que el sistema funcione y haya un acuerdo con la comunidad, se podría pensar en ampliar las zonas productivas en Magallanes”, destaca.

Comments are closed.