DGA alerta de peligrosidad en el río Aconcagua por extracción de áridos

DGA alerta de peligrosidad en el río Aconcagua por extracción de áridos

A la fecha la entidad ha cursado 5 multas por más de $ 400 millones y la situación no cesa. El año pasado incluso dos personas murieron ahogadas en el sector de Portezuelo. Fuente: El Mercurio de Valparaiso, 21 de abril de 2017.

No es una situación inusual. Al entrar al sector de Portezuelo, que limita entre las comunas de Limache y Concón, lo primero que se visualiza es la entrada y salida de camiones. En la parte baja del área -antes de llegar al camping-, pozones y grandes montículos de arena dan cuenta de una intensa actividad de extracción de áridos desde los bordes del río Aconcagua.

La situación es ilegal y peligrosidad, advirtió el director regional de la Dirección de Aguas (DGA), Gonzalo Peña, quien en el lugar y tras una fiscalización realizada ayer por una denuncia de vecinos y la concejala de Concón Adriana Marinetti (UDI), aseveró que dichas faenas representan un riesgo para la vida humana y el entorno natural.

“La peligrosidad directa son aquellas intervenciones que pueden afectar a la vida humana de aquellas personas que van circulando por el sector. Recordemos que en el verano anterior, cuando cursamos multas, habrían muerto dos personas y eso ya es una afectación a la vida humana”, recalcó la autoridad.

Se suma el hecho de que “al no dejar escurrir libremente el recurso hídrico eso implica que acá, por el curso del río Aconcagua, se podría ver afectado el Gran Valparaíso, porque todavía estamos en estado de sequía”, confirmó Peña.

Si hay lluvias, la situación se agudiza. El director regional de la DGA aclaró que “cuando existen modificaciones de cause que no permiten el libre escurrimiento del recurso hídrico existen algunos sectores donde se acumula el agua y este genera mayor peligrosidad sobre todo en material sucio que se acumula y después arrastra a algunos sectores. Las inundaciones son un peligro, pueden ocurrir”.

En los últimos tres años la Dirección General de Aguas (DGA) ha detectado un aumento en el número de multas cursadas por la extracción de áridos en el río Aconcagua.

MULTAS Y DECESOS

Según informó Peña, en el año 2014 hubo tres multas cursadas, en tanto que este año, a la fecha, ya han aumentado a 19 casos, lo que genera – dijo el jefe de la DGA-, “un problema”.

El descontrol que existe en la extracción de áridos y la poca fiscalización por parte de los municipios que autorizan la actividad, en algunos casos, es un hecho constante en la zona, según informó la autoridad.

Esto es constatado en el área de Portezuelo, donde hace más de un año cinco empresas areneras privadas fueron multadas por $ 450 millones. En el lugar, también fallecieron el verano recién pasado dos personas, ahogadas en los pozones que se crean por esta actividad. “Las empresas están en proceso de pago en la Tesorería General de la República. Son 5 empresas areneras de las cuales se cursaron cerca de $ 450 millones y esto no ha cesado”, afirmó Peña.

FISCALIZACIÓN

Tras la denuncia, al sector de Portezuelo llegó personal municipal, de la DGA y de la seremi de Medio Ambiente quienes iniciaron una investigación.

“Estamos efectuando una fiscalización en terreno y estamos verificando si hay una afectación directa al cauce. Si estos no tienen permisos serán con los informes técnicos correspondientes para proceder a efectuar las multas”, precisó el director regional de la DGA.

De ser constatada alguna irregularidad, las empresas se exponen a multas millonarias por la extracción de áridos de manera ilegal. Según informó la DGA, las infracciones parten en los $ 60 millones y pueden llegar a los $ 600 millones.

Sobre la denuncia, la concejal Adriana Marinetti precisó que “desde enero a la fecha hay muchos cambios, esto ha crecido mucho. Una cantidad de camiones como las de hoy no habíamos visto y si se llega más temprano se ve más. Esto fue una denuncia de los vecinos y todos sabían que se podía sacar áridos con pala o instrumento menor, pero esto es con maquinaria y están produciendo un daño ecológico grande porque dejan las piscinas abiertas donde sacan material de árido y eso es sumamente peligroso, no sólo para la gente sino para los animales que hay acá en Concón”.

En tanto, el geólogo Luis Ribba destacó que en una inspección inicial “se ve que hay contratistas operando en desconocimiento del Municipio de Concón. Hay extensas piscinas, con agua estancadas que se produce por el afloramiento de la napa asociada del estero de Limache y la profundidad es desconocida”.

Este verano, dijo Ribba, “presenciamos gente veraneando y hay cero control. Hay falta de fiscalización de lo que está ocurriendo acá. Existe un potencial de riesgo de enormes extracciones y cauces que en caso de crecidas de aguas hay que prevenir porque puede haber un potencial peligro”.
Recuadro :
“Se preguntó a la Municipalidad y la respuesta es que no hay permiso de extracción en este sector. Esto es dramático porque el área era de descanso y ahora es peligroso” Adriana Marinetti, Concejal de Concón”

Katherine Escalona M.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*