Alto Maipo después de los Luksic

El gerente general de AES Gener, Javier Giorgio, anuncia que el complejo iniciaría su operación el primer semestre de 2019. Fuente: Revistaei.cl, La Tercera, 3 de abril de 2017.


En AES Gener dan casi por hecho que no habrá más obstáculos para finalizar la construcción del complejo Alto Maipo. El pasado 17 de marzo la firma de capitales estadounidenses cerró la restructuración financiera en el país, proceso que demandó siete meses, encareció la iniciativa US$500 millones y terminó con la salida del grupo Luksic de la propiedad.

La negociación “tomó tiempo” por la cantidad de involucrados en las tratativas, dos dueños y ocho bancos, reconoce el gerente general de AES Gener, Javier Giorgio, quien asegura que todos quedaron satisfechos. “Es un hito bastante relevantes, que nos pone muy contentos, ratifica el compromiso de la compañía en el país y habla de lo que es Gener: un jugador confiable en el mercado eléctrico que está en Chile para quedarse. Eso nos da mucha tranquilidad”, dice.

La reestructuración consideró los recursos necesarios para terminar la construcción del proyecto en la zona del Cajón del Maipo, que lleva un avance de 50% y el año pasado anotó un sobrecosto que finalmente se pactó en hasta 22%, por los socios, cifra que contempla gastos para eventuaes contingencias y eleva su inversión total a US$2.500 millones.

“Los análisis de AES Gener garantizan que el costo del proyecto será de US$2.500 millones y con eso podemos asegurar una alta probabilidad de terminar la construcción de Alto Maipo”, recalcal. Más aún: anuncia que las centrales Alfaltal II y Las Lajas comenzarán a operar en mayo o junio de 2019.

La salida de los Luksic

La decisión de Antofagasta Minerals de salirse del proyecto, al confirmarse un mayor gasto de construcción, es un tema que no evita. “Respetamos que Antofagasta Minerals decidiera salirse, aunque tampoco salieron completamente de Alto Maipo, porque tienen el contrato, que tenía una opción de salida, fue ratificado y ahora es un contrato sólido en el proyecto por largo plazo”, comenta.

Relata que cuando el grupo Luksic entró a la propiedad de Alto Maipo, en 2013, el mercado era distinto, sin abundancia de proyectos de generación y los que había eran limitados y con alta judicialización. “Era un momento distinto. Dado el nuevo escenario y las dificultades que enfrentaba el proyecto, era entendible que hayan evaluado quedarse sólo como clientes”, acota.

Respecto del rechazo de algunos sectores al proyecto y que se centró en la figura de Andrónico Luksic, Giorgio es cauto: “No creo que la carga negativa de Alto Maipo sea atribuible a un solo sponsor. Es un proyecto tan importante que, independiente del ueño, Alto Maipo siempre tendrá voces a favor y en contra, incluso si el Estado fuera su dueño”.

Buscar un nuevo contrato

Alti Maipo tiene aún temas pendientes y uno de ellos es conseguir un nuevo contrato de suministro eléctrico.Hasta ahora, Antofagasta Minerals utilizará 780 GWha año de lo que generará la hidroeléctrica, lo que equivale al 40% de la producción media de todo el complejo. “La rentabilidad de Alto Maipo, con la nueva reestructuración y el contrato con Antofagasta Minerals es buena y es aceptable para nosotros”, aclara el ejecutivo.

Pero también es “deseable” tener un compromiso adicional: “Necesitamos otro contrato, no tan grande como el actual. Podríamos ponr más energía contratada, por ejemplo, unos 300 a 400 GWh al año adicional, pero no más que eso”.

Y aunque la firma admitió antes que el proyecto no era tan atractivo en el nuevo escenario de precios, aclara que no tienen opciones.

En la última licitación pública de suministro-necesaria para cubrir los contratos de las distribuidoras eléctricas que entregan energía a lo hogares y pequeñas empresas- AES Gener ofertó la energía de Alto Maipo a US$71,4 por MW, lejos de los US$47,5 que promedió la subasta.

“Vamos a seguir participando de las licitaciones, pero lo haremos responsablemente. No vamos a poner un precio que no podamos cumplir y que no podamos honrar durante los próximos 20 años “, afirma.

De ahí que para reducir el valor de la energía que producirá Alto Maipo, explica que el posicionamiento de Gener, al tener un activo con tecnología convencional bien diversificado, les permitirá absorber la intermitencia de las energías renovables, que porán combinar con su propia energía térmica y así crear un producto mucho más seguro.

“Si la tecnología disponible es más económicas que las que evaluamos en el proceso de licitación anterior, vamos a ir con precios más bajos. Si no, iremos con el mismo precio que fuimos antes”, agrega.

Estrategia de crecimiento

AES Gener también apunta a mejorar el mix de tecnologías para buscar nuevos clientes. “El foco estará en combinar las tecnologías y ahí Alto Maipo tendrá un rol, porque es un proyecto hidroeléctrico. Además tenemos algunos activs térmicos dispobines (Guacolda) y una gran capacidad de construir o adquirir activos nuevos”, subraya.

La eléctrica quiere acelerar su plan estratégico a cinco años y orientado a aumentar el peso de la energía renovable en su portafolio, donde el carbón es la tecnología predominante. “Nuestra estrategia corporativa busca acelerar el diseño de un mundo energético más limpio y renovable en todos los mercados donde operamos y Chile no está ajeno a eso”, sostiene.

La administración está haciendo un mapeo de las iniciativas eólicas y solares a gran escala, de 20 MW hacia arriba, que estarán disponibles en el mercado. “Hay distintos proyectos, en distintos grados de avance con y sin contrato, que pueden agregar valor al portafolio. Estamos analizando todas las oportunidades”, destaca el ejecutivo.

Si bien respecto de nuevas inversiones evita pronunciarse, insiste en que AES Gener crecerá en forma importante y con un plan a cinco años comparable con el anterior. “Es un plan robusto que se adapta a la necesidad que tiene el mercado. Es decir, si la energía crece a un menor ritmo, la oferta que vamos a agregar al mercado se ajustará… Vamos a invertir mucho para agregar más megawatts renovables a nuestra matriz”, enfatiza.

La firma hoy rentabiliza los proyectos que impulsó en la pasada década, con US$ 6.000 millones en inversión. En 2016, añade Giorgio, lograron un Ebitda histórico de US$ 778,2 millones, que “demuestra que el plan de expansión está dando resultados, porque son proyectos que entran en operación comercial, generan caja y eso permite mejorar el perfil financiero de la compañía para enfrentar la deuda actual y, por otro lado, crear fondos para seguir creciendo”.

Nuevos clientes

Buscar proyectos, en todo caso, no es lo único en que está la firma. Ampliar su base de clientes, cuyo 70% es minería, es otra meta, y ahí la estrategia es aprovechar el cambio de tendencia que se está dando en la industria de un creciente traspaso desde los clientes regulados (industria y comercio) hacia el segmento de clientes libres (que negocian directamente sus suministros de energía con las generadoras), como resultado de una baja en los precios de la energía.

La compañía, precisa el ejecutivo, “está buscando una relación más cercana con los clientes de siempre y sumar nuevos, porque nos interesa ampliar nuestra base de usuarios. Por eso, en todas las licitaciones que vengan -de clientes regulados y libres- vamos a participar con una oferta profesional y aterrizada, en que el precio que vamos a poner es el que podamos cumplir”.

La búsqueda de nuevos clientes no sólo será vía licitaciones, sino también mediante la diversificación de los servicios que ofrece AES Gener: junto a la generación eléctrica, la firma también participa en el negocio de la desalación del agua, área que esperan potenciar de la mano del repunte minero que se prevé conforme la recuperación del precio internacional del cobre se consolide.

También avanzan en el área de energía distribuida, acota Giorgio, creada hace cuatro meses y que ya cuenta con un primer contrato, con Viña Miguel Torres. “Es un segmento importante y ya estamos cerrando los primeros contratos. El modelo de negocios es instalar paneles solares en los terrenos de nuestros clientes; los paneles son de nuestra propiedad y la ventaja del cliente es que paga la tarifa de distribución”, detalla.

Lo toman con calma, eso sí, porque la firma está “totalmente contratada” hasta 2021, según el gerente general. Está confiado: “Podemos decir que tanto Gener como Guacolda están 100% contratadas hasta 2021. La energía que estaremos ofertando será energía que nos quedará libre ese año, más Alto Maipo y los proyectos nuevos que podemos hacer o adquirir en energía renovable”.

El rol clave de Guacolda para respaldar las ERNC

El gerente general de AES Gener, Javier Giorgio, cree que el complejo Guacolda, ubicado en El Huasco, III Región, debe ser remunerado por su rol en la zona norte del Sistema Interconectado Central ( SIC) de dar cabida a la generación de energía renovable.

Dadas las complicaciones de transmisión de energía en la zona y la alta intermitencia de la generación eólica y solar, dichas centrales carbone- ras han debido subir y bajar a diario su capacidad de producción de energía, lo que en el mercado se denomina “mínimo técnico”.

“La regulación chilena debe contemplar el rol de las energías convencionales para absorber la intermitencia de las energías renovables. Debe haber reglas claras, porque si se ignora que alguien está cubriendo una falencia que crea otra fuente es muy malo para el sistema, pues llega un punto donde ya no habrá incentivos para cubrir esa necesidad”, dice.

Aclara que las cinco unidades de Guacolda (152 MW cada una) estaban en la zona antes del arribo masivo de las energías renovables. “Antes teníamos una generación muy plana, con unidades de 152 MW y un mínimo técnico declarado de 75 MW, que rara vez usábamos. Cuando se dio esta situación, lo primero que hici- mos fue hablar con los fabricantes para bajar los 75 MW, pero al final lo bajamos a 60 MW de una forma estable”, relata.

“Esto de subir y bajar la carga genera un estrés en el activo y un mayor riesgo por fallas. Eso tiene costos adicionales, es algo con lo que Guacolda contribuye y nadie se lo está pagando. Creemos que debe ser remunerada o pagada por el sector”, afirma Giorgio.

Comments are closed.