Cobro de impuesto verde a fuentes fijas abre oportunidad de negocios

Pese a los cuestionamientos de la Sofofa y Asimet al gravamen, la francesa Schneider Electric alista plan para ofrecer soluciones que permitan a industrias bajar emisiones, reduciendo la base de cálculo para el impuesto. Fuente: Pulso, 17 de abril de 2017.


El 1 de enero debutó el nuevo impuesto verde, que fue creado como parte de la Reforma Tributaria aprobada en 2014.

El tributo que castiga las emisiones de contaminantes como MP, SO2, NOx y CO2, de calderas y turbinas, se estableció con el fin de conseguir un desarrollo sustentable en materia medioambiental, según recomendaciones de la OCDE.

El gravamen afectará a 85 compañías por sus emisiones fijas y recaudará US$130 millones anuales para el Fisco, esto último, según el informe financiero de la reforma impositiva que elaboró la Dirección de Presupuestos (Dipres) del Ministerio de Hacienda.

El comienzo de su aplicación generó alerta en empresas generadoras, cementeras, papeleras, metalúrgicas y alimenticias, entre otras, que se encuentran dentro del perímetro de regulación del impuesto. La Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa) señaló que dicha norma afectará la recuperación económica, dado que impactará directamente en los proyectos que actualmente se ejecutan como también en la evaluación de las futuras inversiones. Asimismo, la Asociación de Industriales Metalúrgicos y Metalmecánicos (Asimet) pidió aplazar el tributo verde y advirtió que su cobro tendrá un efecto negativo ‘en cadena’ en la industria nacional, que provee de servicios e insumos a estas compañías.

Sin embargo, en medio de esta contingencia la gigante francesa Schneider Electric, especialista global en gestión de energía y automatización industrial, vio una oportunidad de negocios a explotar, para lo cual alista un plan de soluciones tecnológicas que permitirá a las industrias locales reducir su nivel de emisiones, lo que ayudará a reducir su base de cálculo para el cobro del gravamen.

‘Hay una oportunidad de negocios muy importante con el impuesto verde (…). El impuesto está enfocado para atacar las emisiones de calderas, hornos y turbogeneradores. Lo que queremos ver es cómo aportamos valor para estas industrias’, dice Tania Cosentino, presidenta de Schneider Electric para América del Sur, firma que invitó a PULSO a un evento con la prensa en su casa matriz en Paris, Francia.

La firma francesa, que también opera en Chile, tiene agendado una serie de actividades en los próximos días con el fin de debatir sobre los alcances del impuesto verde en las industrias y las soluciones que se abren paso para reducir las emisiones de gases efecto invernadero.

Rodrigo Andrade, director regional de la ONG Diálogo Energético, Minero y Extractivo Latinoamericano, que también es parte de las actividades en las que estará Schneider, señala que uno de los principales eventos se realizará el próximo martes 25 de abril con autoridades de los ministerios del Medio Ambiente y Economía. ‘Esa actividad se enmarca dentro de la semana de la sustentabilidad. Será en dependencias de la Agencia de Sustentabilidad para el Cambio Climático, que está radicada en el Ministerio de Economía y vamos a conversar sobre la aplicación del impuesto verde junto a las 85 empresas que estarán sometidas al tributo. Schneider ahí planteará su visión’, precisa Navarro.

Un día después, el miércoles 26 de abril, Schneider realizará el webinar ‘Bonos de carbono: un mercado en transformación’, donde se analizará junto a autoridades de otros países de la región y ejecutivos de empresas la aplicación de distintas regulaciones que cuidan en medio ambiente.

Soluciones

Software y auditorías son parte de las soluciones que ofrecerá Schneider a las industrias.

BASE DE DATO

85 empresas en un comienzo serán afectadas con el impuesto verde a emisiones.

US$ 130 millones. Esa es la recaudación anual para el Fisco que estimó Hacienda a partir del gravamen.

La semana pasada la Presidenta Bachelet promulgó el Acuerdo de París que incentiva las energías renovables y la aplicación de impuestos verdes.

Juan Pablo Palacios

Comments are closed.