Con cabalgata urbana pobladores de Río Puelo rechazaron a Mediterráneo

Una treintena de jinetes recorrió las calles de Puerto Montt, llegó a la Intendencia y entregó una carta dirigida a la Presidenta Bachelet. Fuente: El Llanquihue, 11 de abril de 2017.


Una treintena de jinetes Provenientes de distintas localidades cordilleranas del valle del Río Pudo, llegaron ayer hasta Puerto Montt para marchar a caballo por la defensa de la cuenca y en rechazo a cualquier intervención de proyectos hidroeléctricos en el área.

Los equinos fueron trasladados en vehículos hasta la capital regional, reuniéndose en el parque La Paloma de Puerto Montt, desde donde cerca de las 9 horas iniciaron junto a sus jinetes un recorrido por las calles de Puerto Montt, que consideró el eje Presidente Ibáñez, Salvador Allende y Av. Diego Portales, punto donde dirigentes y comuneros mapuches se unieron a la manifestación.

“Nos oponernos a la llegada de la empresa Mediterráneo, porque es la puerta de entrada a las megacentrales. No vamos a permitir que las cuencas de los ríos Pudo y Manso sean destinadas a cuencas de sacrificio. Nosotros no queremos centrales, queremos turismo, porque ese es el futuro de este territorio”, dijo Eliecer Cayún, representante de la comunidad mapuche Domingo Cayún Panicheo del valle de Río Pudo.

La columna de jinetes y peatones continuó de manera pacífica por la Costanera y las calles Serena y Benavente, accediendo por la cuesta O’Higgins a la Intendencia de la Región de Los Lagos. El grupo conformado por más de un centenar personas llegó minutos antes del mediodía al edificiogubemamental de calle Seminario.

TENSIÓN POR UN CAMINO

Los momentos de mayor tensión se registraron en el frontis de la Intendencia, donde una decena de personas del sector fronterizo del Paso El León, localidad que no cuenta con conectividad terrestre con el resto del país, esperaba a los manifestantes. Estaban allí para defendera la empresa con la esperanza de que los privados construyan la vía que los comunique con Chile.

“Hay gente de edad que se ha muerto esperando el camino.

Nosotros por eso apoyamos a Mediterráneo, porque ellos tienen sus intereses, pero nos van a facilitar mucho la vida con la construcción del camino”, dijo Marta Montero, residente de Paso el León.

Con un cartel en la mano con la leyenda “sin camino no hay progreso”, Patricia Montero, paramédico y dirigente del comité de adelanto y progreso de Paso El León, sostuvo que “es lamentable que tengamos gente que no quiere ver nuestra realidad. Hemos sobrevivido, seguimos estando allí y seguimos luchando para salir del aislamiento”.

Actualmente, las obras, que han generado una vía de 18 ‘Kilometros hacia el noreste, desde el puente Emilio Cheyre por el borde Mental del Río Manso, están paralizadas por la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA). El organismo formuló cargos por elusión al proceso de calificación ambiental, en contra de la sociedad Inversiones y Rentas Los Andes (Irla), responsable del camino. El seremi de Medio Ambiente, Jorge Pasminio, informó que la semana pasada la vía ingresó al Sistema de Evaluación Ambiental (SEA), con un estudio de impacto.

INVERSIÓN ESTATAL

Para los manifestantes que rechazan la instalación de Mediterráneo, el camino no es un problema si este es construido por el Estado y sin ninguna vinculación con la central hidroeléctrica proyectada en El Manso.

Eliecer Cayún aclaró que “si se construye el camino por parte del Estado Chileno, y no se construye la central de Mediterráneo, estamos de acuerdo, porque hay que sacar a la gente de El León del aislamiento”.

Pasado el mediodía, un grupo de 11 personas compuesto por dirigentes sociales, dos concejales, empresarios turísticos y líderes de los pueblos originarios, sostuvieron por 50 minutos un encuentro con el intendente Leonardo de La Prida. En el encuentro, manifestaron su rechazo a la instalación hidroeléctricas y su tendido de transmisión, además de su preocupación por el desarrollo del turismo, entregando una carta dirigida a la Presidenta Michelle Bachelet.

Carta a la Presidenta

La carta dirigida a la Presidenta contiene nueve puntos que consideran el rechazo a la central, la crítica al camino construido “sin estudio de impacto ambiental”, las exigencias de la construcción de una ruta escénica a El León, el saneamiento de títulos de dominio en la Comuna de Cochamó, y que se declare la cuenca del río Puelo como territorio protegido, entre otros . El Llanquihue intentó obtener la versión de Mediterráneo, pero el teléfono de la oficina de Cochamó no respondió los llamados telefónicos y desde Santiago no entregaron declaraciones.

8,2 kilómetros de avance presenta el camino construido por la empresa Irla, cuyas obras fueron detenidas por la SMA.

11 líderes de Puelo se reunieron con el intendente de la Región de Los Lagos, manifestando su rechazo a las hidroeléctricas.

30 caballos dieron forma a la cabalgata que recorrió varias arterias de Puerto Montt en protesta a Mediterráneo.

Luis Toledo Mora

Comments are closed.