Para los proximos anos se espera un crecimiento acelerado de la generación distribuida (Net Billing)

La inversión inicial en una casa puede comenzar en $1.500.000, la que se recupera en unos 8 años, sostiene especialista. Fuente: El Mercurio, 26 de abril de 2017.


En síntesis, Net Billing o generación distribuida permite que un cliente con tarifa regulada genere energía basada en energías renovables para su autoconsumo y que los excedentes los pueda inyectar a la red, recibiendo un descuento en su cuenta a fin de mes.

Los números son promisorios, según el ministro de Energía, Andrés Rebolledo: “Sabemos que en todos los países, el desarrollo de este tipo de generación al comienzo ha sido exponencial y acelerado por una buena cantidad de años, para luego estabilizarse y aumentar en forma más lenta. En Chile vemos la misma tendencia, por lo que esperamos un crecimiento importante en los próximos años. Así, por ejemplo, en marzo de 2016 se declararon en la SEC 19 sistemas de generación. Un año más tarde, en marzo de 2017, se presentaron 147”.

El secretario de Estado destaca: “Una virtud en nuestro caso es que este desarrollo en el sector privado se ha producido sin requerir subsidios estatales, lográndose gracias a una regulación a la medida y una ardua fiscalización por parte de los organismos estatales. Hoy por hoy, hemos logrado alcanzar una tasa de crecimiento de dos proyectos privados diarios bajo la ley 20.571”.

Para Andrés Bogolasky, vicepresidente de la Asociación Chilena de Energía Solar, Acesol, la “generación distribuida tiene gran potencial, tal como ha ocurrido en muchas partes del mundo. La energía solar está al alcance de usuarios finales, las tecnologías son muy competitivas y confiables y los usuarios cada vez están más familiarizados e interesados en ellas’.

Claro que para poder acelerar el proceso de adopción “es muy importante que continúen los avances en cuanto a la simplificación del proceso de conexión para sistemas pequeños y además que ojalá pudiese revisarse el precio que se paga por los excedentes. Además, el surgimiento de un mercado de financiamiento para sistemas solares pequeños va a ser fundamental para su masificación”. agrega Andrés Bogolasky.

CRÍTICAS AL SISTEMA

Precisamente, el pago que reciben los usuarios por la energía que producen, aproximadamente el 60% menos de lo que ellos pagan a las distribuidoras, y la alta inversión inicial que se requiere son algunas de las críticas al sistema.

A juicio del ministro Rebolledo: “La inversión renovable en Chile está alcanzando niveles muy competitivos y se espera que los precios de la tecnología se reduzcan aún más. Si bien los precios aún pueden ser un tanto altos, las ofertas que hoy hace el mercado son bastante competitivas. Hoy por hoy, ya existen algunos ejemplos de grandes empresas que están ofreciendo precios bastante atractivos”:

Por otra parte, destaca el ministro, el Estado cuenta con variados programas de apoyo a actividades productivas como el agro y estos fondos permiten el financiamiento de sistemas de generación distribuida (ver buscador de financiamiento en www.minenergia.cl/ pfinanciamiento/).

Veamos algunos números que aporta Andrés Bogolasky: “La inversión inicial puede comenzar en torno a $1,5 MM para un sistema pequeño residencial (1 KWI. Aumentará a medida que el sistema sea más grande. Para una pyme podría comenzar en torno a los $6MM (5KW) asumiendo que la pyme recupera el IVA y además puede hacer uso de beneficios tributarios (depreciación acelerada)”.

Explica que la recuperación de la inversión puede rondar los ocho años. Agrega que es importante destacar que un sistema fotovoltaico tiene una vida útil de 25 años y que requiere mantenciones muy mínimas. “Esto permite a los usuarios obtener un precio nivelado de la energía que se genere por el sistema FV en ese período en torno a los $45 versus los $110 que se pagan hoy por tarifa BT1, la más típica a nivel domiciliario’ agrega.

En el desarrollo del sistema, le cabe un papel preponderante a la Superintendencia de Electricidad y Combustible, SEC. El superintendente Luis Ávila informa que en la actualidad son 1.106 iniciativas en condiciones de inyectar energía a la red eléctrica, “lo que muestra un alto interés de la ciudadanía”.

CÓMO HACERLO

La recomendación básica, entregada por Luis Ávila, es primero que todo visitar la web
www.sec.cl. Hay un banner especialmente dedicado al tema, con información y los pasos a seguir para incorporarse a la nueva modalidad de autogeneración. Además, el link www.sec.cl/generacionciudadana permite realizar toda la tramitación en línea.

La SEC también recomienda apoyarse en instaladores eléctricos autorizados por la entidad y que hayan declarado instalaciones de este tipo, debido a que esto avala que conocen el proceso de conexión y que solo pueden ocupar productos autorizados.

Para encontrar productos autorizados, proveedores, instaladores autorizados e información del marco normativo vigente, hay que ver www.sec. cl/energiasrenovables sección generación ciudadana.

En cuanto a problemas detectados hasta ahora, Luis Ávila explica que “generalmente son menores” y están asociados al desconocimiento de algunos desarrolladores de proyectos sobre la normativa eléctrica vigente asociada a energías renovables, ya que esta normativa, al igual que la ley, son recientes. Por esto, la SEC tiene publicado en su sitio web un listado de instaladores autorizados que ya han realizado instalaciones en el ámbito de generación ciudadana.

REQUISITOS PARA LA GENERACIÓN CIUDADANA

Los requerimientos para acogerse a la llamada Ley de Generación Ciudadana son: Ser clientes regulados (es decir, ser clientes de una empresa distribuidora concesionaria); que los sistemas estén basados en energías renovables; que se proyecte una capacidad instalada de hasta 100 kW; contar con un medidor bidireccional, con inversores y módulos fotovoltaicos autorizados por la SEC y que la instalación sea ejecutada e inscrita por un electricista autorizado por la SEC.

Comments are closed.