Vocera de Alerta Isla Riesco y proyecto de Mina Invierno: “Existe una posibilidad real de que las tronaduras no sean aprobadas”

Ana Stipicic Escauriaza esbozó los puntos centrales que marcarán el nuevo capítulo de la agrupación ciudadana en torno al método complementario para extraer material estéril en el yacimiento carbonífero. Fuente: Prensaaustral.cl, 3 de abril de 2017.


Aún cuando se esperaba para el viernes 31 de marzo la apertura del proceso de participación ciudadana -por un plazo de 20 días hábiles- en torno al proyecto de Minera Invierno, que consiste en incorporar el uso de tronadura como método complementario para extraer material estéril en sus faenas en el yacimiento carbonífero que opera en isla Riesco, en la comuna de Río Verde, una descoordinación de parte del Servicio de Evaluación Ambiental, implicará un retraso en el inicio de esta etapa, al menos hasta el 4 de abril.

Desde fuentes relacionadas al proceso, se indicó que el decreto habría sido publicado sólo en Magallanes, restando efectuar tal trámite en el Diario Oficial a nivel nacional, situación que si bien incrementará las ansias de los interesados en inscribirse, es a la vez un lapso que corre a favor para recabar antecedentes.

De ello y cómo se preparará para enfrentar este escenario, conversó con La Prensa Austral, la coordinadora y vocera de Alerta Isla Riesco, Ana Stipicic Escauriaza.

– Pese a la larga espera en lograr que se dé ‘luz verde’ a este proceso de participación, ¿cómo ven ustedes el que ya al menos, han ganado ese derecho?

– ‘Lo tomamos como algo más que positivo, ya que tras varias batallas legales infructuosas, gracias al Tribunal Supremo se permitió abrir esta posibilidad, que vuelve en definitiva a instalar la sensación de que aún hay un Estado de Derecho, donde los ciudadanos tienen que ser reconocidos y respetados. Con esto comienza una etapa de bastante trabajo, que puede cambiar las cosas sustancialmente y a eso apuntamos’.

– El Sea reconoció días atrás que aún cuando no es vinculante, la participación ciudadana podría ser determinante para que el uso de tronaduras no pueda llevarse a cabo. ¿Cómo tomas esa percepción?

– ‘Coincido con eso. Existe una posibilidad real de que las tronaduras no sean aprobadas y para eso levantaremos observaciones sólidas. La evaluación comprende aspectos técnicos y políticos, por lo que será fundamental demostrar cómo éstas impactan a nivel medioambiental, como también en la actividad humana y social que circunda al proyecto. Esos puntos no han sido suficientemente estudiados ni evaluados por lo que con esa pertinencia técnica, además de otras, será la instancia para que las autoridades que votan el proyecto puedan decir que no están de acuerdo. Eso, más aún si toman en cuenta el mal comportamiento que ha tenido la empresa, que ya ha sido sancionada ambientalmente y tiene otro proceso que todavía está en investigación, relacionado con la contaminación en ríos. Eso muestra que siguen cometiendo errores, pero de forma agravada y reiterada, es decir, Mina Invierno no ha aprendido nada, todavía le es más barato pagar que hacer las cosas bien’.

– Cuando esto comience, ¿cuáles van a ser sus herramientas argumentativas?

– ‘Hay varios puntos fuertes, como son el componente ambiental, el tema del ruido, la generación de vibración, de movimiento y contaminación de las napas subterráneas, las emisiones de polvillo y el impacto tanto en la flora como en la fauna del entorno. Y a eso sumamos el componente social productivo, ya que increíblemente ninguno de los servicios ni la misma empresa dicen, que al lado del yacimiento se realiza ganadería de ovejas. Nosotros estamos a 3 kilómetros del rajo minero y éstas son sumamente delicadas en distintos momentos productivos en el año. Nadie ha dimensionado que eso existe y por lo tanto, tampoco lo han evaluado. En la práctica, eso significa que hay ciertos momentos del año en que la empresa no debería utilizar el método de tronaduras’.

– ¿Cuentan ya con datos suficientes para la presentación?

– ‘Tenemos ya información de algunos componentes. Sin embargo, eso también puede ser complementado con la visión de especialistas veterinarios a un nivel más profundo y la de otros expertos, que vean el tema de modo integral. Acá podrán participar todos los que se sientan afectados, de cualquier lugar del mundo. Incluso, perfectamente pueden hacerlo Ong’s enfocadas en el tema del calentamiento global y que les importa lo que está pasando en isla Riesco. Lo importante en todo esto, es la calidad de las observaciones que se entreguen, por lo que ya comenzamos un trabajo integrado para distribuir bien las áreas, de manera que ninguna quede sin cubrir’.

– ¿Qué pasa si esta etapa de participación no les resulta favorable?

– ‘Si hay un fallo negativo, es decir que se aprobaran las tronaduras, podríamos comenzar el mismo proceso que seguimos cuando se aprobó Mina Invierno, que consiste en hacer una reclamación ante el Servicio de Evaluación Ambiental y así hasta llegar a las instancias que sean necesarias. En eso, siempre hemos sido muy respetuosos de los conductos regulares’.

– La empresa también tiene sus aprensiones respecto del impacto que tendrá en su actividad productiva, la eventual no incorporación de tronaduras.

– ‘Mina Invierno ha dicho a través de los medios de prensa, que el no incorporar ese método, implicaría entre otras cosas, que tengan que despedir trabajadores, pero ni eso ni el bajo precio del carbón es problema de la ciudadanía. Si con esta participación se logra el rechazo a la incorporación de ese método, ellos deberán seguir trabajando como hasta ahora o a lo sumo, tal vez deberán modificar su proyecto para efectuar tronaduras sólo en determinadas épocas del año’.

Comments are closed.