Aplazan inicio de segunda fase de programa de vigilancia de alga nociva

El Sernapesca aduce la imposibilidad “por el momento” de implementar sistemas de inactivación de A. catenella en los wellboats salmonicultores. Fuente: Aqua.cl, 18 de mayo de 2017.


El martes 14 de junio de 2016, el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca) informó sobre la adopción de medidas adicionales para el control de A. catenella, y prevenir así el ingreso de esta microalga nociva desde la región de Aysén a la de Los Lagos, a través de las embarcaciones que prestan servicio a la salmonicultura (wellboats).

Entre los nuevos lineamientos anunciados en ese entonces por la institución, se encontraba el muestreo oficial para el 100% de los wellboats que transportan peces vivos desde territorio aysenino a plantas de Quellón (en el sur de Chiloé) y la implementación de un laboratorio para la detección de A. catenella en la oficina del Sernapesca local, donde los mismos funcionarios realizan los análisis de identificación y cuantificación de la microalga para evitar la descarga de aguas contaminadas a la bahía de la comuna.

Posteriormente, específicamente en julio del año pasado, el Sernapesca incorporó nueve inspectores más al programa de control de wellboats a la oficina de Quellón.

El anuncio fue realizado por la subdirectora de Acuicultura del Sernapesca, Alicia Gallardo, quien describió el programa de control como un “hito” para la institución ya que, según argumentó en la oportunidad, “nunca se habían desplegado tantos recursos técnicos y humanos para minimizar el riesgo de propagación de A. catenella a través de las naves que prestan servicios a la acuicultura, provenientes de la región de Aysén”.

Cuando ha pasado casi un año desde la implementación del programa, el organismo emitió una resolución exenta (R.E.), firmada por su director nacional (s), Germán Iglesias, donde puntualiza que respecto a la segunda etapa -enfocada ahora para toda la región de Los Lagos-, “este Servicio considera que, atendido el estado y evolución del FAN (floración algal nociva, también conocida como bloom), no sería proporcional ni conveniente actualmente la implementación de la segunda etapa de las medidas”.

En el Sernapesca argumentan que desde junio del año pasado a la fecha, en promedio el 78% de los wellboats provenientes de la región de Aysén ha descargado en Quellón. De estos, la totalidad fue controlada por un certificador acreditado y solo el 1,7% ha resultado positivo a A. catenella, concentrándose principalmente en diciembre pasado.

En esa línea, la R.E. firmada por Germán Iglesias añade que “actualmente los niveles de A. catenella son bajos en todas las estaciones centinelas de la línea FAN como en las siete estaciones centinelas del Programa de Monitoreo que realiza el IFOP (Instituto de Fomento Pesquero). Además, en el periodo de invierno hay bajas probabilidades de proliferación de la microalga”.

En la argumentación de la solicitud para aplazar la segunda etapa, el Sernapesca aduce la imposibilidad “por el momento” de implementar sistemas de inactivación de A. catenella en los wellboats. “A la fecha se cuenta con dos técnicas de inactivación validadas en laboratorio en condiciones controladas: luz ultra violeta y peróxido de hidróxido. Sin embargo, es necesario comprobar en terreno su eficacia, para lo cual se deben desarrollar estas técnicas a escala real, con los desafíos operacionales y logísticos que ello conlleva, por lo que se requiere más tiempo para su implementación y dar cumplimiento a lo que establece la norma”.

Es así como el ente de fiscalización acuícola-pesquera recomienda aplazar la fecha de implementación de la segunda fase del Programa de Vigilancia, Detección y Control de Alexandrium catenella hasta el 31 de octubre de 2017, “a objeto de tener resultados concluyentes de las investigaciones que se están llevando a cabo sobre los sistemas de inactivación establecidos en la norma”.

Para más detalles descargue aquí la resolución exenta >> Res_Ex_Sernapesca_Mayo_2017

Etiquetas: , , ,

Comments are closed.