Biobío: Cuestionan efectividad de Plan Maestro para proteger ecosistemas en San Pedro

Municipio entregó detalles de la estrategia que apuntará a cinco áreas naturales. Vecinos piden revisar plan regulador comunal. Fuente: El Sur de Concepción, 24 de mayo de 2017.


Condensando una serie de políticas públicas ejecutadas por la Municipalidad de San Pedro de la Paz, ayer se lanzó el Plan Maestro de Áreas Naturales, iniciativa que busca resguardar el patrimonio verde de la comuna a través de proyectos localizados en áreas naturales claves.

Este sábado parte la primera etapa, dedicada a levantar un diagnóstico general de los cinco mayores ecosistemas de la zona: los humedales, las lagunas, la costanera, la ribera y el inicio de la Cordillera de Nahuelbuta.

No obstante, en la reunión donde se dieron a conocer los detalles del plan, los vecinos presentes mostraron su preocupación por el real resguardo que tendrán estos espacios.

“Estamos viendo construcciones de gran altura en las laderas de las lagunas, las cuales, de una u otra manera, sí tienen un impacto”, comparte Sandra Fuentes, presidenta de la Junta de Vecinos de Idahue. Un ejemplo, según Fuentes, es “el caso de las construcciones en Idahue. Si bien son legales, el daño es casi permanente y ensucian los lagos”.

Fuentes, junto a vecinos que asistieron a la presentación del nuevo plan, esperan que se corrija la vulnerabilidad del entorno natural en la comuna. Sin embargo, pese a que se muestran positivos antes la iniciativa, apuntan a que el Plan Regulador limita toda acción y protección.

“Esta es una buena instancia y lo que se debería hacer ahora es revisar el Plan Regulador”, afirma Fuentes.

DISTINTAS RESTRICCIONES

El Plan Maestro se ubica al final de una larga cadena de hitos medioambientales y políticos. Como por ejemplo, el Plan de Adaptación al Cambio Climático, impulsado por las Naciones Unidas de 1992.

Luego, y a nivel local, viene el Plan de Desarrollo Comunal, el cual reconoce como principal efecto del desarrollo urbano la ocupación de terrenos.

Previo a la iniciativa actual, está el Plan Regulador Comunal de San Pedro de la Paz. Respecto a este último, vecinos y la municipalidad han admitido que tiene falencias para abordar la protección del medio ambiente.

“En este punto se introducen restricciones al desarrollo urbano en las áreas de riesgo o inundación. También se limita la edificación en los bordes costeros y los ecosistemas mencionados anteriormente”, agrega Claudia Yáñez, profesional de la Dirección de Medio Ambiente de San Pedro de la Paz.

Por eso, suma, el Plan Maestro busca la alineación entre la comunidad, el municipio y los privados.

CRONOGRAMA

Los talleres de diagnósticos ciudadano durarán hasta el próximo sábado. Posterior a esto se pasa a la identificación de las áreas prioritarias, donde se podrán postular nuevos ecosistemas claves para la comuna.

“Primero estas instancias tratan sobre ecosistemas cercanos a la ciudadanía, luego se pasa a tomar las opiniones respecto a cómo mejorar dicha área”, detalla Yáñez.

Se estima que ambas fases, de diagnósticos e identificación, duren hasta principio de agosto, mientras que el segundo semestre se establecerán los objetivos, estrategias y validación de los proyectos concretados. Finalmente, se elaborarán perfiles de los proyectos, apuntando a próximas licitaciones. El trabajo contempla durar un año.

“Este es el primer paso, conocer la percepción que tiene la comunidad respecto a estos ecosistemas”, asegura Yáñez.

A su juicio, el Plan Maestro es único debido a su envergadura: “También es complejo por la cantidad de restricciones que debe enfrentar. Esto, debido a que el municipio no tiene facultad de gobierno en algunas materias”.

Los mismos humedales carecen de definición o valores legales, lo que complejiza su protección, reconoce.

“No podemos subsanar esto, tampoco podemos comprar terrenos privados al valor del mercado”, admite Yáñez.

FISCALIZACIONES

Rodrigo Ulloa, asesor urbanista de la Municipalidad de San Pedro, afirma que “hay sucesos dentro de la ciudad que son atentatorios contra el medio ambiente y muchas veces es difícil fiscalizarlos. El ciudadano se lleva un juicio negativo respecto a cuál es la gestión municipal en esta materia”.

El asesor también afirma que “hay una brecha muy grande entre lo que ocurre o los impactos ambientales y los instrumentos de fiscalización. Esta brecha es muy difícil de saldar”.

Respecto a la posibilidad de crear un santuario urbano (zona protegida integrada en la ciudad), una de las ideas del Plan Maestro, Ulloa admite que el nivel de trabajo es arduo y que depende de externos, como Monumentos Nacionales.

Este sería el principal motivo que limita el resguardo natural en San Pedro de la Paz.

Sebastián Basso Plaza

Comments are closed.