Mar Chileno será sembrado para aumentar las poblaciones de peces

Los científicos a cargo aseguran que no tiene relación con la captura de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, lo cual no está permitido internacionalmente en gran escala. Fuente: Aqua.cl, 4 de mayo de 2017.


Un inédito proyecto a nivel mundial de investigación científica se alista para ser llevado a cabo a 70 millas náuticas de la costa (130 kilómetros) de Punta Lengua de Vaca, región de Coquimbo, Chile, y a 2.000 metros de profundidad, con el objetivo de fertilizar el fitoplancton, que es el inicio de la cadena alimenticia de las especies silvestres marinas.

Lo anterior permitiría mejorar la biomasa de peces agotados en el país sudamericano, fundamentalmente la anchoveta y el jurel que fueron categorizados como sobreexplotados por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) a principios de abril.

En pequeña escala y de manera controlada, se agregará en estas zonas una “semilla” compuesta de hierro y otros nutrientes naturales, en remolinos (vórtices) contiguos. La medida de una taza es suficiente para fertilizar una hectárea.

El proyecto es liderado por la empresa científico tecnológica canadiense Oceaneos, y cuenta con el apoyo del Instituto de Investigacion Pesquera (Inpesca), la Confederación Nacional de Pescadores Artesanales de Chile (Conapach), además del reconocimiento de la Corporación de Fomento de la Producción (Corfo) en el Start-Up de 2014.

Desde la compañía precisan que esta iniciativa de siembra oceánica -desarrollada en uno de los laboratorios de nanotecnología más importantes de Canadá, el 4dLabs de la Universidad Simon Fraser- no tiene relación con la captura de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, lo cual no está permitido internacionalmente en gran escala. “El proyecto de Oceaneos es acotado, científico, no comercial y a escala pequeña. Está regido a la normativa emanada protocolo de la Organización Marítima Internacional (OMI) de las Naciones Unidas (ONU) para proyectos de fertilización oceánica, que sí la permite como investigación científica”, aseguran desde la firma cuya casa matriz se encuentra en Vancouver.

1 Comment

  1. Dr. Peter von Dassow, PhD dice:

    Oceaneos NO SON científicos y lo que proponen es peligroso!!!

    Hay un consenso internacional de que NO existe ningún base científica que la fertilización artificial del mar con hierro ni estimula pesquería ni es un método efectivo para sequestrar CO2. Además, 20 años de investigación científica ha identificado varios riesgos que no se puede manejar hasta el momento, incluso estimulación de floraciones tóxicas de algas (Pseudo-nitzschia) y aumento o intensificación de zonas de mínimo de oxígeno, y ambos riesgos son fuerte en el norte de Chile.

    La dirección de Oceaneos dicen que quieren hacer un “experimento científico”, pero YA venden sus conclusiones. Piensen que esta empresa va a desaparecer si encuentran datos que dice que fertilzación con hierro no funciona o es demasiado riesgoso?? Por supuesto que no. Van a negar los datos. CIENTIFICOS no venden conclusiones ANTES de resultados.

    YO SI SOY oceanografo, con doctorado de Scripps Institution of Oceanography en la Universidad de California. Ningún miembro de Oceaneos tiene doctorado en oceanografía. Oceaneos nunca ha publicado ningún artículo científico en revistas con revisión de pares, que es la manera de medir si son o no son científicos activos.

    Son la misma gente que hicieron una fertilización artificial de hierro ILLEGAL frente a Canada en 2012, donde estafaron a la tribu indígena Haida. Vienen con mega-financiamiento del exterior para estafar a Chile y con proposito secreto para debilitar gobernanza internacional de los ambientes marinos.

    Dicen en la prensa de Chile que “no tiene relación con la captura de dióxido de carbono (CO2) de la atmósfera, lo cual no está permitido internacionalmente en gran escala” PERO ES MENTIRA porque A) el año pasado Oceaneos postularon a un patente en Canada específicamente para hacer eso, y B) Michael Riedjik, presidente de Oceaneos, también es presidente de Blue Carbon que trata de vender créditos de carbon específicamente para hacer eso. Michael Riedijk y Oceaneos mienten y mienten y mienten.

    Oceaneos buscan hacer eso por el peor propósito: Quieren encontrar una excepción a la prohibición de fertlización del mar con hierro por el Protocolo de Londres y el Convenio de Biodiversidad, entre otros acuerdos internacionales. Quieren instalar eso porque quieren decir que no hay que controlar ni la sobre-pesca, ni en el largo plazo CO2 (porque su proposito secreto es eso), para ayudar a políticos de no apoyar el acuerdo de Paris sobre cambio climático.

    Eligieron a Chile como blanco NO por ninguna justificación científica: Hay poca evidencia de que las aguas frente a Chile son susceptibles a hierro. Aunque los oceanografos sospechamos que a veces la producción de fitoplancton frente a Coquimbo es limitado por hierro, no ha sido demostrado conclusivamente hasta el momento. En cambio, hay mucha evidencia publicada en la literatura científica que aguas cerca de Galapagos (Ecuador) son limitados por hierro, y que aguas frente a California (USA) y British Columbia (Canada) en el Pacífico Norte son. Entonces, por qué vienen de Canada a Chile y no a Ecuador o California o vende la idea en su misma provincia de Canada (Oceaneos es de Vancouver)? Por que Ecuador cerró sus puertas a eso en 2008, y hay demasiados oceanógrafos en Canada y USA que opondrán, y tienen más voz en California y British Columbia.

    Ustedes pueden contactar a mi directamente para más información, y deben contactar a verdaderos oceanógrados biológicos nacionales de reputación internacional (existen muchos en Chile!), no simplemente tomar palabra por palabra, sin ningún análisis crítico, lo que dicen una empresa privada con fines de lucro. Es parte de una estafa horrible, y pescadores o gobiernos que compran su estafa van a perder plata o — peor — permitir daño ambiental, causando varazones y florecimientos tóxicos.