Contraloría evidencia nulos avances en plan del gobierno por plomo

A dos años de episodio crítico, Seremi de Salud aún no realiza estudio de polimetales. Fuente: Mercurio de Antofagasta, 15 de junio de 2017.


Contraloría General de la República (CGR) publicó en su portal el informe final de la auditoría Nº 906 donde establece que no existen avances en las metas a corto y mediano plazo establecidas hace dos años en el ‘Plan de Sustentabilidad Ambiental para la ciudad de Antofagasta’ después de detectarse plomo y otros metales pesados en distintos sectores aledaños al Puerto.

El organismo contralor afirma en su análisis que aún no es realizado el estudio de polimetales y perfil epidemiológico de parte de la Seremi de Salud, pese a que este análisis “resulta crítico para poder levantar información acerca del estado actual de la situación ambiental y de la salud de la población de Antofagasta y delimitar el problema”.

Este aspecto, Contraloría manifiesta que llega a la misma conclusión -nulos avances en el tema- del informe publicado hace más de un año por la comisión especial investigadora de la Cámara de Diputados, formada el 5 de marzo de 2015 para “indagar la inactividad en la protección de la salud y el medio ambiente en la comuna de Antofagasta”.

La Intendencia mediante Resolución Exenta N° 294 del 23 de marzo de 2015 con la colaboración de distintas seremis dictó el ‘Plan de Sustentabilidad para la ciudad de Antofagasta’. Esto para “orientar y focalizar las acciones de protección de la salud y el medio ambiente que vienen desarrollando los organismos públicos competentes, a través de la formulación de medidas de corto (al 2015) y mediano plazo (2015 al 2017)”.

La gobernadora provincial Fabiola Rivero quedó a cargo de su implementación.

Deficiencias

El 13 de enero de 2016, la comisión especial investigadora publica su informe donde establece que “de los testimonios recabados se concluyó que hay serias deficiencias institucionales en cuanto a la protección de la salud de las personas, así como de medidas de reparación de las mismas”.

Los parlamentarios sostienen que “habida cuenta de la pública y notoria situación de contaminación, el Estado no ha establecido hasta hoy un programa de vigilancia activa de la salud pública en la Región de Antofagasta, mostrándose las autoridades, por regla general, pasiva y reactiva frente a los eventos de contaminación”.

Por ello recomienda establecer una especie de Ley Arica en Antofagasta y atender a los requerimientos en este sentido presentados al gobierno por las diputadas Marcela Hernando y Paulina Núñez para legislar sobre este problema de contaminación ambiental.

En cuanto a los resultados de tomas de muestra de sangre efectuados por el Servicio de Salud, y entregados a la CGR durante la auditoría, pudo determinarse que de 232 menores de entre 1 a 10 años, el 100% presentó algún nivel de plomo en la sangre, siendo el 50% de las muestras menor a 2 g/dl, en tanto que 6 casos presentaron resultados sobre el nivel de plomo máximo “aceptable” (> ó = 5 µg/dl).

Comments are closed.