Engie ficha a Citi para vender termoeléctricas en la II Región. Ofertas se presentan en julio

Empresa controlada por el holding franco-belga buscaría enajenar la Central Termoeléctrica Tocopilla, Andina y Hornitos, que suman 2.300 MW en capacidad instalada. Fuente: Pulso, 23 de junio de 2017.


Nuevas ventas están asomándose por el mercado eléctrico nacional. Esta vez la protagonista es la primera generadora del Norte Grande, Engie Energía Chile -ex E-CL-, la cual habría contratado al banco de inversiones Citi para enajenar una batería de centrales termoeléctricas que suman 2.300MW en capacidad instalada.

¿La razón? Los lineamientos de la matriz y no fines comerciales. Desde la controladora, la franco belga Engie, han dicho que apuntan hacia una matriz 0% carbón, priorizando la energía en base a fuentes renovables y a gas natural.

Es más, hace un año la directora general de la firma, Isabelle Kocher, anunció su intención de vender activos por 15 mil millones de euros -poco más de US$17 mil millones-, principalmente de carbón y petróleo en los próximos tres años, para avanzar hacia una visión más renovable.

Dicho plan ya habría aterrizado en el brazo chileno de Engie, para lo que se habría contactado al banco de inversiones Citi para enajenar al menos tres unidades: la Central Termoeléctrica Tocopilla, con más de 100 años en operación y con una capacidad instalada 877 MW; y la central termoeléctrica Andina y Hornitos, con una capacidad bruta de 165 MW cada una y que comenzaron su operación a finales del primer semestre de 2011.

Según comentan fuentes del sector, estas se podrían enajenar de manera conjunta o por separado, y la vía para venderlas sería a través de una licitación privada. Sin embargo, un punto de tope sería que están siendo enajenadas sin contratos de abastecimiento asociados (PPA, por sus siglas en inglés); lo que produciría un cambio significativo en los precios a ofertar.

Se espera que en julio comience la recepción de ofertas.

Desde el sector hay interés por el proceso, sobre todo por lo dificultoso que resulta por estos días la construcción de termoeléctricas en base a carbón. La última de estas unidades en iniciar construcción fue Infraestructura Eléctrica de Mejillones (IEM), también de Engie. El proyecto contaba con 57% de avance a diciembre de 2016. Al margen de esta iniciativa, en el sector eléctrico no se asoma otra nueva central de este tipo con excepción de la segunda unidad de Santa María de Colbún. Es más, ya se habla que una de las interesadas sería esta última, la única de las grandes generadoras del país que aún promueve la generación en base a carbón, argumentando que Chile necesita una matriz diversificada.

 Las centrales

Tocopilla por estos días consta de cuatro unidades a carbón con un total de 439 MW de capacidad instalada, una unidad de ciclo combinado de gas natural/LNG/gasóleo, de 361 MW; dos unidades turbo gas con un total 41 MW y una unidad de gas natural/gasóleo de 36 MW. Hornitos y Andina, en tanto, corresponden a las unidades más modernas de la planta de Mejillones, con una capacidad bruta de 165 MW cada una. Estas comenzaron su operación a finales del primer semestre de 2011.

C. Valenzuela / M. Villena

 

Comments are closed.