Gobierno refrenda normalización de faenas con nueva talla exigida para extracción del erizo

La decisión busca afianzar la recuperación de los bancos naturales de erizo en las costas de Melinka y Puerto Aguirre para la sustentabilidad de esta pesquería. Fuente: Eldivisadero, 31 de mayo de 2017.


Considerando la sustentabilidad del recurso y de su pesquería, autoridades de Gobierno y del sector pesquero de la Región de Aysén, refrendaron el establecimiento de 6,5 centímetros como tallaje mínimo para la pesquería del erizo en las costas de Melinka y Puerto Aguirre.

Acompañada por el secretario regional ministerial de Economía, Mark Buscaglia, y la directora zonal de Pesca y Acuicultura, Sonia Medrano, la Intendenta Karina Acevedo, refrendó la decisión del Comité Científico y Grupo Técnico Asesor, en torno a los términos del Plan de Manejo de la Zona Contigua de las regiones de Los Lagos y Aysén.

‘Una pesquería no es fácil de abordar, tiene varios procesos, de complejidad y requiere también un proceso científico’, expuso la autoridad al recordar que el Plan de Manejo considera el erizo, luga y almeja, tras la votación que concluyó con la renovación de la Zona Contigua.

Mark Buscaglia explicó que en todo el país el tallaje mínimo de extracción de erizo es de siete centímetros y durante poco más de una década Aysén tuvo excepcionalmente seis centímetros, por lo que ahora se avanza hacia una normalización en resguardo de la especie y de su pesquería.

‘Lo que está haciendo hoy día el Comité Científico es avanzar hacia la talla mínima de siete centímetros, fijándolo en 6,5 centímetros, aumentando la posibilidad de que las hembras puedan reproducirse para tener nuevos erizos, y que se recuperen los bancos naturales y tener una actividad sustentable en el tiempo. Es imposible pensar en una actividad económica que extraiga todos los recursos naturales y no deje nada para las generaciones futuras’, expresó.

Sonia Medrano explicó que las estadísticas indican la factibilidad de lograr una pesquería favorable y, al mismo tiempo, segura para los buzos mariscadores.

‘Los registros que tenemos indican que el buceo del erizo, en promedio, se produce a los 15 metros, no más allá. Hasta 20 metros es lo que se permite bajar al buzo mariscador. Creemos que se puede explotar perfectamente el erizo a esa talla, obtener un buen precio y tener una buena temporada con la talla 6,5’, detalló.

El seremi de Economía instó finalmente a considerar los argumentos científicos y técnicos. ‘Esta es una decisión que se toma como Estado y parte de él también son los Comités Técnicos, grupos científicos, para cautelar la existencia de un recurso público. No hay mayor riesgo para la vida de un pescador artesanal, que el hecho de que desaparezcan los recursos que ellos quieren sacar. Si hay algo que atenta contra la existencia de los pescadores es la inexistencia de los recursos’, puntualizó.

De acuerdo a las estadísticas sectoriales, los procesos de fiscalización en faena con apoyo de la autoridad marítima, en transporte, puntos de desembarque y plantas de proceso indican que tradicionalmente la extracción del erizo bajo talla llega solo al dos por ciento, lo que, de acuerdo a las autoridades, refleja la disponibilidad de recursos por sobre la medida mínima.

Comments are closed.