Grupo Angelini arremete contra autoridad ambiental para reactivar Las Salinas

La filial de Copec acusó al SEA de actuar de forma arbitraria al poner término anticipado a la tramitación del proyecto. Pulso, 12 de junio de 2017.


El grupo Angelini formalizó su arremetida ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) para reactivar la tramitación de uno de sus proyectos emblemáticos en Chile: Las Salinas, en Viña del Mar.

El pasado 12 de mayo, la Dirección Regional del SEA de Valparaíso resolvió poner término anticipado al procedimiento de evaluación de impacto ambiental del proyecto, argumentando que éste carecía de información esencial para proseguir con la evaluación ambiental del mismo.

A través de Inmobiliaria Las Salinas Ltda -filial de Empresas Copec- el grupo acusó a la autoridad ambiental de actuar de manera ‘arbitraria’ y ‘fuera de sus competencias’ al paralizar el proceso del Estudio de Impacto Ambiental (EIA) del proyecto que busca la recuperación de 15,8 hectáreas para permitir su uso inmobiliario.

Inmobiliaria Las Salinas defendió el EIA, y destacó que la documentación presentada fue preparado durante dos años y medio por técnicos nacionales e internacionales altamente especializados en cada una de las áreas implicadas, los cuales fueron liderados por la consultora ambiental internacional Golder Associates. ‘Este titular ha realizado un significativo esfuerzo por diseñar un proyecto de mejora ambiental, lo más vanguardista y sustentable posible, considerando los desafíos que se presentan vinculados a aspectos históricos, geográficos de emplazamiento, etcétera’, consignó el escrito de la compañía liderada por Arturo Natho.

Argumentos

Las Salinas ha defendido la ejecución del proyecto en medio de cuestionamientos por una eventual contaminación de las tierras. En su recurso de reposición, la sociedad aseguró que el tránsito de camiones no afectará mayormente a los vecinos, debido a que estaría dentro de los criterios de diseño de las rutas planificadas. ‘Cualquier impacto ya está asumido como propio de dicha infraestructura vial. De considerarlo de otro modo, se llegaría al absurdo de que cada usuario debería realizar una evaluación de efectos de su tránsito sobre cualquier ruta del país’, argumentó la compañía ante la autoridad ambiental.

La filial de Copec argumentó que lo anterior fue confirmado por el Estudio de Impacto Vial del proyecto, que incluyó como área de estudio todas las rutas de transporte hacia los sitios de destino final para los suelos que no cuentan con altas concentracines de hidrocarburos.

‘Este estudio verifica que, a excepción de Viña del Mar, para el escenario más desfavorable posible -100% del suelo impacto no peligroso a cada uno de los sitios de destino final y finalización del proyecto en el 2029; tres años después del escenario más probable-, el impacto vial es de relevancia menor, y por lo tanto no resulta significativo’, afirmó Inmobiliaria Las Salinas.

Externalidad positivas

Hace unas semanas la compañía detalló que el Plan Maestro de Las Salinas involucrará durante su construcción una inversión de US$797 millones, superando -por ejemplo- toda la inversión pública realizada en la región de Valparaíso en 2014, que alcanzó los US$643 millones. Del mismo modo, añadió que el proceso de construcción del nuevo barrio, generará más de 43 mil empleos durante los 8 años de su construcción, es decir, más de 5 mil puestos de trabajos anuales.

Este es el segundo intento del Grupo Angelini por levantar el proyecto. En 2014, la compañía decidió reevaluar el proyecto, debido a una serie de observaciones a la iniciativa presentadas por autoridades estatales.

Plazo. El proyecto está programado en un horizonte de tiempo de 8 años.

¿Qué ha pasado? A través de la Inmobiliaria Las Salinas, el Grupo Angelini busca reactivar su emblemático proyecto en Viña del Mar.

¿Por qué pasó? El pasado 12 de mayo la autoridad ambiental regional de Valparaíso resolvió poner término anticipado a la tramitación del proyecto Las Salinas por no contar con información esencial para su evaluación.

¿Qué es lo que viene? El Servicio de Evaluación Ambiental se deberá pronunciar si acoge o rechaza la reposición que planteara la compañía.

Leonardo Cárdenas

 

1 Comment

  1. Julio A. Salinas, BQ., Ph.D. dice:

    Soy un bioquímico de la U.de Chile y Ph.D. del Instituto Tecnológico de Massachusetts (M.I.T.). Mi especialidad profesional es el análisis de riesgos en la salud asociados con contaminantes químicos ambientales. Estudié y trabajé en los EE.UU. por 32 años, de los cuales mis últimos 17 años fue como Toxicólogo Especialista en la California Environmental Protection Agency. Regresando a Chile, participé ad honorem en el análisis de los estudios llevados a cabo por diferentes consultores acerca del terreno perteneciente a Copec, Shell, Esso y Sonacol ubicado en Las Salinas, Viña del Mar.
    A continuación describo los resultados de mis hallazgos disponibles en Noviembre 2008, que fueron presentados a Conama Región 5 en ése entonces. El sitio se encontró contaminado con metales pesados, productos volátiles, semivolátiles y nó volátiles del petróleo, pesticidas, productos petróleos líquidos y densos en el subsuelo (que llegaban hasta la playa), gasolina, kerosene, parafina, y combustibles de aviación. Las aguas subterráneas estaban contaminadas y no aptas para uso alguno.
    Varios problemas críticos fueron idenfificados en los estudios, que incluyeron inapropiada caracterización de la contaminación, insuficientes análisis de suelos, metodología de muestreo y análisis químico insuficientemente descritas, falta de un análisis estadístico formal para los diferentes contaminantes y medios, y profundidades. Los resultados de análisis de contaminación se limita sólo a tres resultados de plomo (altamente tóxico) y uno de polinucleares aromáticos (un cancerígeno).
    En cuanto a la caracterización de la exposición potencial de los futuros residentes y visitantes, ésta es inapropiada. Los receptores humanos, escenarios de exposición, o algoritmos utilizados para estimar las dosis de expoisición, fueron ignorados.
    La caracterización de la toxicidad es inapropiada. Los autores confunden los riesgos crónicos con los riesgos cancerígenos. Un factor de pendiente cancerígena es convertido en dosis de referencia crónica y viceversa. Numerosos valores de toxicidad como p.ej., para el benceno, DEHP, aldrin, DDT, endrin, HCH, PCBs, cromo VI, y PCP son inferiores a los valores oficiales publicados por la U.S.EPA.
    De los comentarios anteriores, se puede conluir que los riesgos en la salud han sido subestimados, mal interpretados, erradamente identificados (como p.ej., uso del Tier 1), y en casos, ignorados (como p.ej., con el agua subterránea). Las vías de exposición de mayor riesgo, los contaminantes de mayor riesgo, los medios ambientales de mayor riesgo, no fueron identificados ni analizados.
    Como consecuencia de lo anterior, se decidió limitar la remediación de los contamnantes del subsuelo a 1 m., lo cual no tiene apoyo científico ni regulatorio, en particular debido a la migración de vapores desde el susuelo. La migración de compuestos volátiles del subsuelo fue ignorado, y por tanto, el riesgo a receptores humanos es subestimado. La consultora Arcadis propuso valores de concentración en suelos y aguas subterráneas que pueden permanecer en el sitio sin necesidad de remediación, decisión que no tiene sustento.

    En resumen, el análisis de riesgo preparado para este sitio no tiene sustento y es inaceptable. Los efectos potenciales en la salud de los futuros habitantes del sitio han sido subestimados e ignorados, lo cual significa la necesidad de un nuevo estudio con participación de profesionales idóneos en análisis de riesgo.