Ejecutivo canadiense llega a Chile por accidente en mina Cerro Bayo

La canadiense Mandalay Resources compró en 2010 la minera de oro y plata Cerro Bayo en Aysén, donde dos trabajadores permanecen atrapados tras una inundación. Fuente: La Segunda, 12 de junio de 2017.


El más alto ejecutivo de la empresa canadiense dueña de la minera Cerro Bayo, Mandalay Resources, viajó a Chile tras el accidente donde dos trabajadores permanecen atrapados desde el viernes de la semana pasada, tras la inundación de agua y sedimentos que afectó a la mina subterránea Delia 2, ubicada cerca de Chile Chico, en la región de Aysén.

Se trata de Mark Sanders, presidente del directorio y gerente general de Manadalay Resources, firma que compró en 2010 la mina de oro y plata Cerro Bayo, según confirmaron desde la empresa en Canadá. El ejecutivo “en este momento se encuentra en el lugar de la mina Cerro Bayo, totalmente dedicado al manejo de la emergencia y a la búsqueda de los mineros”, dijeron desde la empresa.

Sanders viajó desde Estados Unidos hacia el lugar de los hechos tan pronto como conoció la noticia de la emergencia. “Toma como 24 horas en llegar a la mina y por ello él llegó el sábado, 10 de junio, a la misma”, puntualizaron.

“Nuestra prioridad es la búsqueda y el rescate de los mineros. Hemos dedicado este tiempo a acompañar a las familias de los mineros y a asegurar el lugar”, dijo Sanders a La Segunda. “Nunca hemos tenido una crisis como esta. En ninguna de nuestra operaciones. Contamos con procedimientos de emergencia rigurosos”, agregó.

En este momento, dijo la empresa, se encuentra trabajando en los planes de rescate. El ejecutivo aseguró que “una investigación profunda será realizada tan pronto esta fase sea superada y se seguirán todas las recomendaciones que sugiera dicha investigación”.

Además llegó a Chile el gerente de operaciones de Mandalay Resources, Dominic Duffy, quien esta mañana sostuvo una reunión en Sernageomin para posteriormente reunirse con la ministra de Minería Aurora Williams, y dar cuenta de las condiciones por las cuales se provocó el accidente, así como informar sobre las nuevas acciones que se ejecutarán en las labores de búsqueda.

Mandalay Resoruces se fundó en Canadá en 1997 con el fin de convertirse en una empresa de recursos naturales principalmente enfocada en exploración y así se mantuvo durante más de una década, sin embargo, bajo una nueva gerencia, que comenzó en 2009, la compañía se ha transformado en operadora, focalizada en crear masa crítica a través de adquisiciones de proyectos que ya estén produciendo o estén a punto de operar, en oro, cobre, plata y antimonio, en Australia y América.

Trabajos de rescate

La búsqueda de los mineros atrapados, Enrique Ojeda y Jorge Sánchez se inició inmediatamente tras el accidente por parte de la empresa Cerro Bayo Ltda.; la Gobernación Provincial; personal de ONEMI y de Sernageomin. Tres especialistas en drenaje de piques de Sernageomin de la Región del Biobío llegaron hasta el lugar para apoyar las acciones de búsqueda. La idea es verificar si el lugar donde posiblemente se encuentran los mineros está inundada, para determinar cómo continuar la búsqueda.

La preocupación por el rescate de los mineros llegó a La Moneda. La presidenta de la República, Michelle Bachelet dijo esta mañana que “quiero expresar nuestra honda preocupación por Enrique Ojeda y Jorge Sánchez, cuya situación aún se desconoce. La angustia que debe estar viviendo su familia, amigos y compañeros de trabajo es grande y como Gobierno queremos expresar que no están solos”.

Pese a que la empresa no está asociada a la Sociedad Nacional de Minería (Sonami) su presidente, Diego Hernández, expresó su preocupación. “La minería en los últimos años ha hecho importantes avances en materia de seguridad, no obstante esto es un desafío permanente y, en esta tarea, por ciertos estamos todos comprometidos”.

Una investigación profunda será realizada tan pronto esta fase sea superada y se seguirán todas las recomendaciones que sugiera dicha investigación”, Mark Saders, presidente de Manadaly Resources.

Beatriz Hidalgo y Ximena Bravo

Comments are closed.