Sector reconoce necesidad aprovechar momento político para lograr aprobación del Senaf

Consideran que pese a que el proyecto que crea el Servicio Nacional Forestal tiene falencias, se debe trabajar en su mejora, con miras a contar con un organismo que permita potenciar el desarrollo sectorial. Fuente: Lignum.cl, 7 de junio de 2017.


Las implicancias que tendría para el sector forestal la aprobación del proyecto de ley que crea el Servicio Nacional Forestal (Senaf) fue uno los aspectos que orientó el debate en un seminario organizado por la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Chile.

En el marco de la jornada, Flavia Liberona, directora ejecutiva de Fundación Terram, indicó que actualmente se viene un “momento político ideal” para lograr la aprobación del nuevo servicio, luego de los impactos que generaron a nivel país los incendios forestales del verano pasado.

La importancia de contar con esta nueva institución se explica por el hecho que Conaf, por ser una entidad privada, no puede asumir nuevas funciones públicas, lo que impediría la formulación de normativas que el sector forestal requiere, expresa la especialista, quien agrega que la preocupación es que la iniciativa legal que actualmente se discute en el Congreso tenga los contenidos mínimos y fundamentales, destacando que “si el proyecto pasa en septiembre al Senado, tiene posibilidades”.

Su visión es compartida por Fernando Raga, presidente de la Corporación Chilena de la Madera (Corma), quien señala que la naturaleza jurídica de Conaf ha impedido legislar en temas relevantes como una ley moderna de prevención y combate de incendios, o de fomento forestal, haciendo hincapié en que “es urgente que este proyecto salga”.

En esa línea, Francisca Reyes, coordinadora del Grupo Asesor en Medio Ambiente, Gama UC, expresa que “no hay que cargar el proyecto con más de lo que puede dar”, señalando de paso la importancia de incluir un artículo que contemple el compromiso de abordar los puntos que no sean incorporados en este ocasión en el proyecto.

Relacionado a lo anterior, Aarón Cavieres, director ejecutivo de Conaf, explicó que los aspectos laborales que no requieren ir en la ley irán en un decreto con fuerza de ley o un protocolo de acuerdo con trabajadores (requisito de ingreso y promoción, dotación, nivelación de remuneraciones).

La autoridad resaltó además la vinculación de los ejes estratégicos de la Política Forestal con el Servicio Nacional Forestal, destacando que “esta ley no borra, sino que impulsa la ley de bosque nativo”, entregando un marco para futuras legislaciones sectoriales.

Las inquietudes que genera el proyecto

En el marco del evento, Ricardo Irarrázabal, vicedecano de la Facultad de Derecho UC, expresó que es compleja la separación entre ministerios productivos y de conservación, manifestando su inquietud respecto a cuáles serán las atribuciones del Senaf, considerando aspectos como la gestión ambiental y la conservación de los ecosistemas, y los instrumentos con que contará para desarrollar su labor.

Por su parte, Roberto Cornejo, presidente del Colegio de Ingenieros Forestales, señaló que “nos interesa que el proyecto salga, pero con las adecuaciones necesarias”, criticando el hecho que el articulado del proyecto separe las funciones de conservación de biodiversidad, derivándose las mismas al Servicio de Biodiversidad y Áreas Protegidas, entidad que todavía no existe y cuya tramitación es incierta.

Mientras que Fernando Raga manifestó que considera que no hay una relación directa entre contar con un Servicio Nacional forestal y lograr combatir de mejor manera los incendios, indicando que preferiría que ese último aspecto fuera abordado en una ley específica, y que no sea solo un punto integrado en el Senaf.

El presidente de Corma resaltó además que hay oportunidades de mejorar el proyecto, conectándolo mejor con la Política Forestal, dándole mayor énfasis al eje productivo.

Comments are closed.