El informe del sismólogo que inquieta a Plaza Barón

Iniciativa tiene un levantamiento de cargos de la Super del Medio Ambiente por riesgos de tsunamis, que data de 2015. Fuente: La Segunda, 11 de julio de 2017


Luego que la Unesco despejara todas las trabas patrimoniales de Mall Plaza Barón, el proyecto que propone un nuevo elemento urbanístico para el borde costero de Valparaíso y un centro comercial, deberá superar dos tareas pendientes: un recurso de protección de la organización “Defendamos la Ciudad” para impedir su construcción —cuyo fallo aún está pendiente— y un proceso sancionatorio levantado por la Superintendencia del Medio Ambiente (SMA) contra el plan regulador del municipio porteño.

El proceso fue levantado el 30 de septiembre de 2015 y aún sigue vigente, ya que el regulador ambiental acusa incumplimientos relativos a la no elaboración del Catastro de Patrimonio Arqueológico y del Plan de Prevención de Riesgos y Medidas de Contingencia ante tsunamis, sismos e inundaciones, requisitos para obtener el permiso ambiental que permita la construcción del centro comercial y donde incluso se añaden informes del mediático geógrafo Marcelo Lagos.

Según explica la formulación de la entidad liderada por el superintendente Cristián Franz, ambas obligaciones se encuentran contempladas en el permiso ambiental conseguido por la municipalidad y que fue entregado a la empresa responsable de la iniciativa, la Empresa Portuaria de Valparaíso (EPV).

Según las denuncias realizadas por la SMA, el municipio no atendió las conclusiones que emanaban de un informe del sismólogo Marcelo Lagos, el cual habría sido financiado por la misma empresa, en marzo de 2011. El estudio indica en sus conclusiones que, la localización del proyecto Mall Plaza Barón, se emplaza en un área de peligro de tsunami, por lo que en el escenario que se manifestaran eventos grandes como un tsunami de 9 metros o un evento similar al que asoló a la ciudad en 1730, “las instalaciones estarían altamente expuestas a una inundación”.

¿Qué dice el titular?

De acuerdo a los descargos realizados por la municipalidad, la SMA es un ente incompetente para cuestionar el proyecto, ya que los permisos fueron entregados el año 2013, es decir antes de su instauración. Por otra parte, en el escrito presentado por la corporación se añade que “en la formulación de cargos no hay una descripción clara y precisa de los hechos que se estimen constitutivos de infracción”. Asimismo, sostiene que al pedir los permisos ambientales acompañó un plan de prevención de riesgos, sin perjuicio de que sólo en 2010, “la ordenanza municipal permitió que los planes reguladores reconocieran áreas de riesgo de inundación de tsunamis”.

Mirada de EPV

Según fuentes de la Empresa Portuaria de Valparaíso, el permiso de construcción del proyecto no corre peligro tras el proceso de levantamiento de cargos de la SMA y en el peor de los casos podría implicar una multa a la empresa. Respecto a lo formal aseguran, que tanto Mall Plaza como EPV no iniciarán obras a menos que se culminen todos los trabajos de línea base arqueológica en la zona.

Sobre los riesgos de tsunami, las fuentes de EPV afirman que dentro del proyecto existen una serie de resguardos contra este tipo de fenómenos.

Por Sergio Sáez

Comments are closed.