Expertos debaten por fallas en modelo usado para decretar preemergencias

Intendencia Metropolitana declaró que se produciría un episodio grave de esmog, pero no se constató. Debido a esto, 390 mil autos tuvieron restricción y hubo 251 multas a vehículos catalíticos que circularon por la capital. Fuente: La Tercera, 4 de julio de 2017.


Un total de 393 mil automóviles, equivalente al 20% del parque de catalíticos en Santiago, tuvo restricción vehicular ayer (lunes) debido a la preemergencia ambiental decretada por la Intendencia de la Región Metropolitana, por los altos niveles de contaminación del aire. De ellos, 251 conductores fueron multados por infringir la norma al circular por la capital.

El problema es que, finalmente, solo se produjo una alerta, lo que fue calificado por los expertos como un “error” del modelo que pronostica los episodios por Material Particulado fino (MP 2,5). Una situación similar ocurrió el domingo pasado: la autoridad declaró una alerta, aunque los niveles de esmog subieron al nivel de una pre- emergencia, marcando los índices más altos de este año.

El gobierno planteó que esto ocurrió por el denominado “efecto partido”, pues miles de personas quemaron carbón en los asados por el encuentro de Chile y Alemania en la Copa Confederaciones (ver infografia). Así durante esa jornada se alcanzó el peak de 110 micro- gramos de MP 2,5 por metro cúbico de aire, a las 20 horas, en la estación de monitoreo de El Bosque. Esto coincidió con la realización de las elecciones primarias, por lo que también circuló mayor población en las calles. ¿Falló el modelo con que la autoridad pronostica un episodio? El secretario regional ministerial de Medio Ambiente, José Miguel Arriaza, explicó que el sistema utilizado es “probabilístico y no determinístico”, refiriéndose a que el programa que se usa puede tener resultados variables.

Hoy, la autoridad utiliza los modelos Cassmassi I y II; al que se suma el de Iowa y el Meteodata, los que son evaluados por expertos de la cartera de Medio Ambiente cada día, y luego los resultados son enviados al intendente. Estos programas entregan un resultado que indica qué condiciones de contaminación habrá en cada una de las estaciones de medición al día siguiente. A partir de ello, la autoridad decide. Arriaza sostuvo que el domingo pasado hubo situaciones como el partido y las primarias, por lo que circularon automóviles que “aumentaron los índices en la cuenca”.

Sanciones

En tanto, ayer (lunes) no se constató la preemergencia anunciada. Solo se produjo una alerta ambiental durante la madrugada, mientras que el resto del día hubo una calidad del aire “buena”. Durante este último episodio, Carabineros cursó 251 multas por no cumplir con la restricción de dos dígitos a automóviles con sello verde, lo que implica una multa de hasta $70.180.

También se registraron 130 infracciones de conductores por no respetar los “ejes ambientales” o calles destinadas al transporte público. Por su parte, la seremi de Salud Metropolitana cursó cinco sumarios a fuentes fijas por funcionar a pesar de la prohibición. Se informó que tres domicilios fueron sancionados por el uso de leña, una de las principales fuentes de esmog en la ciudad. Además, dos firmas fueron sumariadas.

Nuevo factor

Para Patricio Pérez, académico del Departamento de Física de la U. de Santiago, además de los datos científicos, se deben tomar en cuenta nuevos hechos cuando se evalúa decretar un episodio: “Cada ano cuando hay partidos de fútbol se generan altos niveles de contaminación.

Esto implica que hay que considerarlos como una fuente importante, tal como las industrias o los vehículos”. Luis Cifuentes, investigador de la Escuela de Ingeniería de la U. Católica, dijo que “los modelos de pronósticos usados pueden fallar, pero la decisión final es de la autoridad”. Agregó que no decretar una preemergencia el domingo pasado “fue positivo. Los costos eran mucho más altos que los beneficios”. A pesar de que técnicamente no habrían fallas en la decisión del gobierno, en 2017 se han decretado más episodios de los que, efectivamente, han ocurrido.

El balance del ministerio señala que se han declarado 23 alertas, pero solo se constataron 16. En el caso de las preemergencias se declararon dos, que no se constataron, y luego ocurrió una que no se había decretado. En 2016 se declararon 12 pre- emergencias y, de ellas, se produjeron ocho eventos. A esto se suma que se decretó solo una emergencia, pero se constataron tres jornadas.

PARA ENTENDER

El gobierno pronosticó una alerta ambiental para el domingo pasado. Sin embargo, los índices llegaron a preemergencia.

Según especialistas, esta predicción fue errada y la población fue expuesta a índices de esmog.

Medio Ambiente utiliza, al menos, tres modelos para sus pronósticos. La decisión final es del intendente.

BALANCE

“El domingo hubo eventos como el partido y las primarias que subieron los índices”.

José Miguel Arriaza, Seremi de Medio Ambiente RM

Oriana Fernández

Comments are closed.