Los detalles del proyecto del Gobierno para agilizar las relocalizaciones acuícolas

Argumentan que el proceso de ordenamiento de la acuicultura no podrá completarse en la medida en que solo se resuelva el posicionamiento de los cultivos de salmones. Fuente: Aqua.cl, 21 de julio de 2017


El lunes de esta semana se cerraba el plazo para formular observaciones a la propuesta de caladeros de pesca, reglamento determinante para, entre otras cosas, avanzar en las relocalizaciones acuícolas. Sin embargo, días antes del límite la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) anunció que, “atendiendo las solicitudes de ampliación de plazo para presentar observaciones recibidas a esta fecha, se amplía el plazo de recepción de observaciones hasta el 17 de agosto de 2017”.

En el marco de este proceso, tanto pescadores artesanales como acuicultores -fundamentalmente los productores de salmónidos- han sostenido que se beneficia una actividad por sobre la otra; debate que ha puesto un nuevo freno para avanzar en la relocalización de concesiones de los distintos tipos de cultivo.

Ante este escenario, el Gobierno ingresó a la Cámara de Diputados un proyecto de ley titulado “Amplía el procedimiento de relocalización a concesiones de acuicultura que indica y establece permisos especiales de colecta de semillas”, el cual ya se encuentra en condiciones de ser analizado por las comisiones de Hacienda y de Pesca, Acuicultura e Intereses Marítimos. Al proyecto se suma un informe de productividad elaborado por el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, que también deberá ser discutido por los legisladores.

“La experiencia con la relocalización de los cultivos de salmones ha presentado dificultades porque se concibió para que cada titular solicitara individualmente su relocalización. Esto significa que no todos los titulares tienen información sobre las peticiones de los demás, lo que ha ocasionado superposiciones y entorpecimiento de las solicitudes, impidiendo avanzar en el proceso. Por ello, el presente proyecto contempla la opción de que sea la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura la que proponga a los titulares de las concesiones de acuicultura los sitios disponibles en donde podrán relocalizarse, considerando, además, la información oceanográfica con que se cuenta, de modo que sea un proceso más ordenado”, aducen desde el Ejecutivo.

Antecedentes y fundamentos

Entre los antecedentes de la iniciativa de ley, firmada por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, junto a los ministros de Defensa, José Antonio Gómez; de Hacienda, Rodrigo Valdés; y de Economía, Luis Felipe Céspedes, se subraya que cada titular de una concesión tiene el derecho a relocalizarla en otro sector, dentro de las áreas apropiadas para la acuicultura (AAA). Para esto, debe renunciar a la concesión original y someter la nueva concesión al sistema de evaluación de impacto ambiental (SEIA). Eso sí, aclara el documento, el objetivo es que no aumente el número de concesiones ni la superficie otorgada.

Así las cosas, el proceso de ordenamiento de la acuicultura no podrá completarse en la medida en que solo se resuelva el posicionamiento de los cultivos de salmones, sino que, además, se requiere avanzar en la relocalización de las concesiones de los demás cultivos, particularmente relevante en la región de Los Lagos donde conviven distintos rubros acuícolas (como salmonicultura, mitilicultura y alguicultura).

“Resulta imperioso poder contar con un número cierto de concesiones de acuicultura que deberán ser relocalizadas y, por esto, es necesario permitir la culminación del trámite de solicitudes de concesiones que ingresaron antes del cierre -en 2012 se cerró el acceso para nuevas concesiones de salmones por un período de cinco años-, que no tengan en su proyecto técnico peces y que favorezcan proyectos de menor envergadura (mitílidos hasta 6 hectáreas y algas fijadas al sustrato), así como otros proyectos que sin tener un alto número y, habiendo ingresado antes del 12 de abril de 2012, representan proyectos de diversificación que aportarán al crecimiento de la actividad”, argumentan en el Gobierno, donde reconocen que el trámite de las concesiones acuícolas, y actualmente el de su relocalización, requiere demasiado tiempo por el complejo procedimiento de otorgamiento.

Ante esta situación, en el Ejecutivo han estimado necesario eliminar la exigencia de que sean tres las solicitudes previas con las que se tenga problemas de distancia para habilitar a la autoridad a denegar la solicitud respectiva. Es así como a fin de agilizar el trámite, el proyecto de ley busca modificar el procedimiento permitiendo que se deniegue una solicitud que tiene problemas de distancia con una solicitud previa (no con tres) siempre que esta última no tenga problemas cartográficos. De este modo, se evita la demora excesiva y el trámite de expedientes que tempranamente podían haber sido denegados.

Y mientras el proceso de relocalización de los centros de cultivo que no sean de peces no termine por resolución de la Subsecretaría para las Fuerzas Armadas, deberá suspenderse la aplicación de la causal de caducidad por falta de operación. De igual manera, se suspenderá por el mismo término el deber del ente fiscalizador de elaborar la información ambiental de tales centros solo en cuanto se encuentren en los supuestos previstos en la ley (la elaboración de la información ambiental en tales casos será exigible al titular de la concesión).

Ver projecto de ley Amplía-el-procedimiento-de-relocalización-a-concesiones-de-acuicultura

Comments are closed.