AquaBounty vende el primer lote de salmón transgénico y ONGs piden retirarlo del mercado

“El primer animal genéticamente modificado llega al mercado y los consumidores canadienses se convierten, sin saberlo, en los primeros conejillos de indias”, declaró Vigilance OGM. Fuente: Aqua.cl, 8 de agosto de 2017.


AquaBounty Technologies, empresa salmonicultora cuya casa matriz está en Massachusetts, Estados Unidos, publicó sus resultados financieros del segundo trimestre de 2017 donde detalló que vendió a consumidores canadienses su primer lote de AquAdvantage, que es su salmón genéticamente modificado (GM).

Las cinco toneladas de este pescado transgénico fueron enviadas desde las instalaciones de la compañía en Panamá y representaron un ingreso de ventas de US$53.000 para el trimestre informado, con un margen bruto de US$3.000.

“Este trimestre marcó dos hitos para AquaBounty: la compra de nuestro primer centro de cultivo comercial para la producción del AquAdvantage en Estados Unidos y las primeras ventas de este salmón”, comentó el director ejecutivo (CEO, por sus siglas en inglés) de AquaBounty, Ronald Stotish, quien aseguró que la venta y el contacto con compradores potenciales “demuestran claramente que los clientes quieren nuestro pescado y esperamos incrementar nuestra capacidad de producción para satisfacer la demanda”.

En tanto, los gastos de explotación de la empresa durante el segundo trimestre se situaron ligeramente por sobre los US$2,1 millones, frente a los US$2 millones del mismo período del año pasado, debido al aumento de los costos asociados a la compañía en Estados Unidos.

En junio, AquaBounty adquirió activos de Bell Fish Company, incluyendo su piscicultura ubicada en Albany, Indiana, por un total de US$14,2 millones en efectivo, y obtuvo la aprobación de las autoridades reguladoras de Prince Edward Island (Canadá) para construir una planta de reproductores e incrementar su producción en un centro de cultivo emplazado en Rollo Bay.

Cuestionamientos

Tras el inicio de la comercialización del salmón GM, organizaciones no gubernamentales (ONGs) de corte ecologista denuncian la falta de un etiquetado obligatorio en el producto y piden a los supermercados retirarlo de la venta.

“El primer animal genéticamente modificado llega al mercado y los consumidores canadienses se convierten, sin saberlo, en los primeros conejillos de indias”, declaró Vigilance OGM.

El Departamento de Salud y la Agencia Canadiense de Inspección de Alimentos (CFIA, por sus siglas en inglés), en tanto, considera que AquAdvantage “es tan sano y nutritivo para los humanos como el salmón clásico”.

“AquaBounty no ha revelado dónde se venden los filetes de salmón GM, y nos ha sorprendido descubrir que actualmente están llegando al mercado”, criticó Lucy Sharrat, de la ONG Canadian Biotechnology Action Network (CBAN), en declaraciones que fueron recogidas por la agencia AFP.

La organización ambiental Ecology Action Centre (EAC) había denunciado a fines de julio el acuerdo dado por el Gobierno de Prince Edward Island para la construcción de las instalaciones salmonicultoras de AquaBounty, mientras que el Departamento de Salud Federal no había entregado su autorización.

Cuatro veces más grande

Si se logran los plazos previstos, la primera cosecha podría llegar tan pronto como el tercer trimestre de 2019. Esto es significativamente más rápido que otras instalaciones terrestres debido al menor tiempo de cultivo del AquAdvantage, al cual se le inserta un gen de crecimiento del salmón Chinook (Oncorhynchus tshawytscha), especie más grande de la familia de los salmónidos, y también el gen de una anguila.

Con esa modificación genética (GM, por sus siglas en inglés), AquaBounty logra que el AquAdvantage no se comporte como los salmones tradicionales, es decir, cuando se acerca el invierno y la temperatura del agua es más fría, dejan de crecer.

Más específicamente, la GM se salta el gen regulador del crecimiento y los cambios de temperatura no le afectan. El resultado es que con la misma alimentación y en un mismo periodo, el salmón transgénico puede aumentar de tamaño hasta cuatro veces el tradicional.

Son tantas las expectativas de AquaBounty, que Ronald Stotish declaró que continúan “evaluando oportunidades para más y mayores instalaciones de producción no solo en Estados Unidos, sino también en Canadá”.

Comments are closed.