Coronel: formalización deja con medidas cautelares a 3 ejecutivos de Enel (ex-Endesa)

La fiscal, Ana María Aldana, reveló detalles de la indagatoria iniciada en 2012 por los episodios ocurridos en la ex comuna minera. Además, dijo que se analiza la eventual afectación a la vida humana. Fuente: El Sur de Concepción, 2 de agosto de 2017.


En silencio se retiraron del Juzgado de Garantía de Coronel los tres ejecutivos de Enel Chile (Ex Endesa) Mario Enero Bravo (49), David Poblete Pino (51),y a Pablo Arnés Poggi (45), luego de la audiencia de formalización de cargos por su eventual responsabilidad en los episodios de contaminación a causa del funcionamiento de la planta termoeléctrica Bocamina, en la bahía de la ex comuna minera, entre los años 2012 y 2015.

Desde temprano la comunidad fue testigo de este proceso histórico en esa ciudad. Calles cortadas y un fuerte contingente policial en el perímetro al tribunal buscaba controlar las pequeñas manifestaciones que se registraron durante el desarrollo de la audiencia, que comenzó de forma puntual.

Una de las primeras en intervenir fue la fiscal de Talcahuano, Ana María Aldana, quien detalló, en poco más de media hora, los antecedentes recolectados desde 2012, cuando inició una investigación de oficio tras las distintas protestas realizadas por pescadores por la contaminación en la zona, entre ellos, la propagación de sustancias nocivas para la salud animal y vegetal, especialmente metales pesados como arsénico, níquel y mercurio.

Estos argumentos finalmente fueron tomados en consideración por el magistrado, Jorge Henríquez Mora, quien decretó la medida cautelar de firma quincenal para los tres imputados y un plazo de ocho meses para continuar la investigación por parte del Ministerio Público.

Todos los imputados fueron acusados por la infracción al articulo 291 del código penal, es decir, por propagación de elementos que de alguna manera sean tóxicos, para la salud de los animales y las plantas. También, por infracción al artículo 136 de la ley de pesca, vinculado a la contaminación del agua.

OTRA ARISTA

La fiscal Aldana explicó que son dos elementos los que consideraron como clave para determinar la responsabilidad de Bocamina en la contaminación. Uno relativo a la ceniza encontrada alrededor de la planta y otro a los análisis de ese elemento.

“Estas tenías partículas que al ser analizadas a nivel microscópico se pudo acreditar que tenían una forma esférica, lo que significa que fueron parte de un proceso industrial que exigía altísimas temperaturas, mucho más allá de la combustión a leña o de vehículos. Sumando ambos elementos, mas lo que teníamos del mar y los techos, y los informes de micro análisis, quedaba para nosotros descartado otra fuente contaminante”, precisó.

Respecto a una posible ampliación de la investigación hacia la afectación de vida humanas, Ana María Aldana dijo que eso tiene que ser objeto de la investigación, sin confirmar ni descartar esa opción. En esa línea, la fiscal recordó la presentación de una querella por un niña que habría tenido altos índices de metales pesados en la sangre, lo que derivó en que se abriera una nueva arista a la indagación por contaminación en Coronel.

“Eso requiere otro tipo de análisis. Esta causa lleva mucho más largo aliento y además el querellante fue por otro tipo de ilícitos penales. Entonces, tanto por un tipo de he cho, de investigación y de tipo penal, es que se separó”, contó.

PREPARAN DEFENSA

Daniel Preatorius, abogado de los ejecutivos, señaló que después de cinco años esta es la primera instancia en donde conocen las imputaciones, que ahora le permitirán preparar la defensa de sus representados.

“La misma fiscalía ha dicho que aún no tiene certezas, que con objetividad va a esperar los antecedentes que nosotros podamos aportarle para efectos de despejar todas las dudas. Tenemos la convicción de que se ha cumplido con la legislación ambiental vigente y es más que eso. Como ha dicho la fiscalía, hoy por hoy la central tiene los mas alto estándares ambientales para este tipo de centrales”, argumentó.

El jurista agregó que se entregaron algunos informes que permitirían derribar la tesis planteada por el Ministerio Público durante la formalización.

“Dentro de los antecedentes que hay que tener en consideración es que hay múltiples fuentes de contaminación en la zona. Atribuirle todo eso a la planta Bocamina nos parece un exceso y los antecedentes que tenemos nos dejan tranquilos”, planteó.

El senador Alejandro Navarro, que participó de la audiencia, valoró el proceso:”Esto marcará un hito, pues no recuerdo ver una situación similar donde ejecutivos hayan sido los acusados”.

MANIFESTACIONES

Durante el desarrollo de la audiencia en el Juzgado de Garantía de Coronel, dirigentes vecinales de esa comuna realizaron una breve manifestación para mostrar su rechazo a las políticas ambientales de Enel Chile.

Omar González, presidente de la Organización de Trabajadores Unidos Contra el Asbesto, indicó que el objetivo de la protesta fue pedir justicia para los vecinos de Coronel.

“Es necesario que la justicia muestre señales, así corno en los países vecinos, donde quienes son juzgados por malas prácticas van a las cárceles”, señaló.

Carabineros resguardó el normal desarrollo de la manifestación en el lugar.

El abogado de los ejecutivos de Enel Chile dijo que tras la audiencia podrán preparar la defensa de los acusados ante un eventual juicio.

8 meses de plazo para investigar decretó el Juzgado coronelino tras la formalización.

El tribunal desechó la opción del arraigo nacional y ahora los acusados deberán firmar en la unidad policial más cercana a su domicilio.

Esteban Vega Garrido

Comments are closed.