Gobierno dice estar “atento” por proyecto que se ubicaría en zona de tortugas

Se trata de Andes GNL, cuya inversión asciende a los US$ 650 millones y que se encuentra en evaluación ambiental. La especie del anfibio que vive en el sector, viaja desde Galápagos a comer hasta la costa de la capital regional. Fuente: Diario de Atacama, 28 de agosto de 2017.


El pasado 4 de agosto comenzó el proceso de Participación Ciudadana, parte de la evaluación que está llevando a cabo el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), esto por la tramitación del proyecto Andes GNL, de la empresa Andes S.A. Iniciativa de 650 millones de dólares que se emplazaría, de conseguir la aprobación, en la bahía Chasco a 80 kilómetros de Copiapó durante 30 años, promedio de vida útil del proyecto, según lo especificado en el Estudio de Impacto ambiental.

El encuentro se realizó en la comuna de Caldera y reunió a la ciudadanía y a representantes del proyecto, quienes pretenden generar energía eléctrica en base a gas licuado, por lo que buscan emplazar un terminal flotante en la bahía que reciba gas natural licuado que luego de ser gasificado -volverlo a su estado natural mediante la aplicación de calor- sería distribuido mediante unos ductos hasta la central generadora de energía que se emplazaría en el sector de Algarrobal. En total, la proyección de la empresa es gasificar y transportar 10 millones de milímetros cúbicos al día, según se especificó en el informe presentado ante el SEA.

El plazo del proceso de evaluación es hasta el 26 de enero de 2018, donde se conocerá si es que el SEA aprueba o rechaza el proyecto. Sin embargo desde la organización civil, como desde la Seremi de Medio Ambiente han indicado que hay cierta preocupación por el ecosistema que hay en el lugar donde se busca establecer el proyecto.

Esto porque en esa misma bahía, además de haber una de las praderas más grandes de huiro flotante, que es aprovechada por algueros de la zona; existe también la presencia de la Tortuga Verde -Chelonia Mydas- que llega desde las islas Galápagos, lugar donde se reproducen, a comer un pasto marino que se da en ese sector.

“Este proyecto aún está en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental”, comentó el seremi de Medio Ambiente, César Araya, quien agregó que ha tenido la oportunidad de estar en reuniones con el titular de la iniciativa.

“Nos han explicado en detalle cómo están avanzando en el trámite de las arendas, esto por la presencia de las tortugas por un lado, el pasto marino que es una formación inusual y que está aquí en Atacama (…) y además la afectación por el brazo del ducto por el sector del desierto florido”, comentó Araya. Explicó que ante todas estas afectaciones que contempla el proyecto “ellos están trabajando en las medidas de mitigación, pero todas estas medidas aún no se someten a evaluación”.

Dentro de los planes de mitigación formulados por la empresa en el estudio de impacto ambiental presentado en la instancia, la compañía presentó una medida voluntaria que radica en la evaluación de “Biomasa del Algas Pardas”; además de compromisos con la geomorfología del lugar, el suelo, la fauna y el paisaje.

Codema

“Sabemos que ese lugar tienen un ecosistema único en todo Chile, donde llegan las tortugas a comer un pasto que es endémico de esa bahía, no hay en ningún otro lado”, dijo la tesorera del Colectivo en Defensa del Medio Ambiente de Atacama, Camila Holzapfel. Quien explicó que “ese ecosistema se da porque en esa bahía se logran más altas temperaturas por lo cerrada y protegida que es”, por lo que las tortugas se quedan comiendo ahí.

Esta situación, mantiene alerta no solo a la Codema, también al seremi de Medio Ambiente.

“Estamos bien atentos, porque sabemos que hay preocupación por la presencia de las tortugas, pero señalar que ante eso hace unos años hubo un fondo de protección ambiental junto a la organización Qarapara levantaron información y nosotros estamos al tanto de eso”, manifestó el titular regional de la cartera. Asimismo dijo que la compañía “se ha puesto en contacto con la ONG (Qarapara, que recopiló información sobre las tortugas) con el fin de conocer antecedentes técnicos y que también han servido para la evaluación”.

La temperatura

“Esa bahía debería ser una área protegida, por estas características de un ecosistema que es único; este proyecto que se quiere instalar ahí es de un buque que gasifica el gas que viene líquido -a muy baja temperatura- le pasa el agua de mar que está a más temperatura y ahí se gasifica” dijo Holzapfel. Quien también explicó que el barco tiraría “agua fría al ecosistema, así como el agua que tienen que ocupar para enfriar los motores”.

Sobre la construcción de los ductos, donde ya el seremi de Medio Ambiente indicó que podría afectar el Desierto Florido, la tesorera de la Codema indicó que “también para sus procesos de construcción tienen que dinamitar un poco para poner el ducto, entonces hay hartas cosas que pueden generar un impacto insospechado”, en el lugar.

Sin embargo el énfasis está puesto en la temperatura del agua que se vería modificada.

“Bajaría a menos 3 grados celsius el agua, dicen ellos en el estudio, tampoco tenemos tanta garantía de eso. Y el agua ahí es de 15 grados y sube hasta 18 en verano”, explicó la representante del colectivo.

Sobre esta situación y otras que preocupan la empresa ya se encuentra haciendo las arendas necesarias en el proceso de evaluación ambiental. Mientras el SEA realiza las consultas ciudadanas que se extenderán hasta el día 20 de septiembre de 2017. Sin embargo estos plazos son referenciales, por lo que podrían extenderse dependiendo del SEA o del titular del proyecto.

– “Estamos bien atentos, porque sabemos que hay preocupación por la presencia de las tortugas” César Araya, Seremi de Medio Ambiente”

Constanza R. Álvarez

1 Comment

  1. Daniel Contreras dice:

    Cabe destacar que en esta bahia existe un plan de manejo de algas macrocystis administrado por la subsecretaria de pesca, el cual esta aprobado desde el año 2010 e integra a algueros organizados a traves de una asociacion gremial, y estas algas son utilizadas para alimentar los cultivos de abalones de la regiones de atacama y coquimbo, por lo cual esta pradera de algas tiene una gran importancia por ser la mas grande de la zona norte.