La guerra de las botellas: firmas locales se alinean y se ponen la camiseta por lo retornable

Mientras Walmart informó que dejará de vender este tipo de envases, SMU, Jumbo y Tottus, contraatacan y promocionan las bondades de estos productos. Fuente: Ultimas Noticias, 13 de agosto de 2017.


Noticia relacionada Justicia falla contra Walmart

La batalla por las botellas retornables se desató con todo. La historia es así: la empresa Walmart Chile, quien administra en nuestro país a los supermercados Líder, hace pocos días anunció que no recibirá ni venderá envases retornables, apelando a la baja demanda del producto.

Esto generó una batahola de críticas y sumó a detractores directos, como el mismísimo Ministerio del Medio Ambiente, y también por parte de algunas empresas, que por estos días han emprendido distintas campañas por las redes promocionando lo retornable en pro de la economía circular.

Entre ellas, Coca-Cola Chile, que en videos explicativos muestra cómo es el proceso de la retornabilidad de los envases; Jumbo, que en su cuenta de Twitter reafirmó su compromiso con estos productos, utilizando el hashtag #JumboSostenible; SMU, que contrató hasta un rostro de televisión para la promoción del uso de estos envases; y Tottus que recientemente informó a los medios su postura respecto a este tema.

En esa línea, este último, perteneciente al grupo Falabella, ratificó su compromiso con la sostenibilidad, haciendo hincapié en que mensualmente reciben cerca de 60 mil envases retornables de plástico en sus 62 supermercados de Chile. ‘Esta medida ayuda a reducir el uso del plástico, contribuyendo al cuidado del entorno’, precisan.

A su vez, dan cuenta que los envases retornables tienen una vida útil de hasta 12 veces. ‘Son cerca de 720.000 botellas menos de plástico que dejan de ir a vertederos y, además, se deja de producir ese mismo número de envases. Los envases retornables no solo ayudan a descontaminar el ambiente, sino que también significan un beneficio económico para las personas, ya que estos productos tienen precios más baratos que los desechables. En la compra de una bebida de 2 litros, se puede ahorrar hasta un 20%’, detallan desde Tottus.

SMU, el grupo supermercadista que controla las cadenas Unimarc, Alvi, Mayorista 10, OK Market y Telemercados, también entró de lleno al debate, lanzando una campaña en pro del uso de envases retornables, convocando al periodista Francisco (Pancho) Saavedra, de manera de llegar más fuerte al público de regiones, dada su cercanía con ellos.

‘Nos hemos sumado a diferentes iniciativas que buscan disminuir el impacto que tiene nuestra operación en el medioambiente, como por ejemplo, el uso de bolsas reutilizables en más de 20 comunas en Chile. Por lo mismo, nos parece excelente la iniciativa que está liderando Coca-Cola para incentivar el uso de envases retornables, y quisimos sumarnos a esta campaña informando a nuestros clientes e invitándolos a preferir esta alternativa’, señala su gerenta de asuntos corporativos, Constanza Téllez.

En relación a la demanda de este tipo de productos, indica que en su caso es del orden de un 16%. ‘Esta cifra varía y sube en el caso de nuestros formatos mayoristas, como Alvi o Mayorista 10, ya que comerciantes y dueños de almacenes se caracterizan por ofrecer esta alternativa en sus negocios’, comenta.

Consultados sobre la temática, Walmart declinó dar declaraciones

-Análisis: ¿qué hay detrás de sus decisiones?

Francisco Vásquez, experto en Finanzas de la U. Mayor, dice que por el lado de Walmart, está la optimización de procesos. ‘Ellos son líderes en costo y buscan entregar sus productos a precios bajos. Los envases retornables les exigen mayores procesos operativos y administrativos, con lo cual se encarece su operación. Por otra parte, SMU sigue la estrategia de diferenciación, en donde es común que las empresas, junto con los productos, entreguen servicios adicionales que sus clientes valoran’, reconoce.

Para Nelson Urra, director de la Escuela de Ingeniería en Medio Ambiente y Sustentabilidad de la U. Mayor, lo de Walmart es una medida opuesta a lo que se pretende como sociedad con la gestión y el manejo de los residuos sólidos. ‘Esta es una decisión de tipo comercial, que busca privilegiar el formato desechable, el cual es más caro para el consumidor final’, subraya.

Por su parte, Francisco Kiger, académico de la escuela Ingeniería en Agronegocios de la Facultad de Economía de la U. Central, sostiene que dicha medida se alinearía a lo que sucede hoy en día con la política ambiental de los Estados Unidos. ‘Lo único que hace este retail es aportar más residuos sólidos al ya contaminado ambiente mundial’, admite.

Casi 720 mil botellas no van a vertederos gracias al uso de retornables.

Banyeliz Muñoz A.

Comments are closed.