Calentamiento global vuelve a preocupar tras el catastrófico paso de Irma

Días después de la tormenta, autoridades políticas y científicas cuestionaron la política de Donald Trump ante el cambio climático. Fuente: Cooperativa.cl, 17 de septiembre de 2017.


Noticia relacionada UE asegura que EEUU podria suavizar su posicion frente al Acuerdo de Paris

A una semana de que el huracán Irma tocara tierra en Florida y a más de dos de que Harvey causara estragos en Texas y Luisiana, EE.UU., crecen las preguntas sobre si el calentamiento global influye en la frecuencia y severidad de estos fenómenos y aumentan los cuestionamientos al presidente Trump por su postura ante el cambio climático.

Uno de los primeros en transparentar esta inquietud en medio de la emergencia fue el alcalde de Miami, Tomás Regalado, quien, aunque es republicano, al igual que el presidente Donald Trump, no dudó en emplazar al mandatario que durante la campaña presidencial aseguró que el calentamiento global era un “engaño”.

“Este es el momento de hablar del cambio climático”, señaló autoridad local al Miami Herald. “Este es el momento de que el Presidente y la EPA (Agencia de Protección Ambiental, por sus siglas en inglés), y quien sea que tome decisiones, hable acerca del cambio climático”, enfatizó.

Desde la Casa Blanca, en cambio, insistieron en que no era el minuto de abordar las causas de los ciclones y que lo que correspondía era responder a la emergencia. Scott Pruitt, el administrador de la EPA, incluso aseguró que era “insensible” hablar del tema en medio del paso y la devastación causada primero por Harvey y luego por Irma.

“¿Habrá un tiempo y un lugar donde podamos discutir eso? Sí, pero no en el medio de la tormenta, no en medio de la respuesta”, insistió el encargado en entrevista con ABC, quien ha reconocido en el pasado que no cree que los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana sean la principal causa del calentamiento del planeta.

A pesar de la reticencia de Pruitt para abordar el tema, la pregunta ya está en la discusión pública y los científicos están dispuestos a dar respuesta. Astrid Caldas, investigadora en clima de la Unión de Científicos Comprometidos en EE.UU, explicó a Cooperativa que es importante hacer una distinción entre la frecuencia y la intensidad de los huracanes y el efecto que el calentamiento global sobre estos factores.

Según Caldas, no hay evidencia de que la frecuencia de los huracanes esté siendo afectada por el aumento global de las temperaturas. “Lo que sí sabemos es que en los últimos 30 o 40 años los vemos más fuertes”, explicó. “Hemos visto más huracanes de categoría 4 y 5, que son los más fuertes, en el Atlántico norte”, agregó.

La gasolina de los huracanes

Los expertos coinciden en que el calentamiento global está jugando un rol en la fuerza de estos ciclones que dependen de factores como la humedad. “Sabemos que los océanos están mas calientes y como están más calientes hay más humedad, más vapor del agua”, explicó Caldas. Datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de EE.UU. dicen que entre 1901 y 2015 la temperatura del mar aumentó en promedio 0.07°C por década.

Debido a la emisión de gases de efecto invernadero, la atmosfera de la Tierra presenta temperaturas más elevadas, lo que le permite contener más vapor de agua y con ello colaborar a que se produzcan las condiciones perfectas para la formación de huracanes más devastadores. De acuerdo a los datos de NASA, la temperatura global del planeta ha aumentado 0.8° Celsius desde 1880.

“Si hay océanos más calientes, si hay más aire caliente… éstos son como la gasolina de los huracanes. Si hay más gasolina, el huracán se alimentará más”, detalló Caldas.

Según Robert Rohde, científico principal de Berkeley Earth, los huracanes seguirán ocurriendo con o sin calentamiento global y no está claro si habrá un mayor número de estos eventos en el futuro.

En ello también coincidió Richard Muller, fundador de esa misma organización y profesor del física en la Universidad de California en Berkeley: “La teoría no es suficientemente buena para predecir con certeza si los huracanes aumentarán o disminuirán con el calentamiento global”.

“Pero lo que el cambio climático sí tiene el potencial de provocar son tormentas un poco más poderosas”, explicó Rohde. “Como el agua tibia alimenta a los huracanes, entonces éstos se vuelven un poco más poderosos, los vientos se hacen más fuertes y cae más lluvia”, detalló el investigador.

A la fuerza de los vientos y la cantidad de lluvia se suma otro factor que provoca que los ciclones causen más daño a la población: el aumento global del nivel del mar, que es una de las consecuencias del calentamiento del planeta, y que según los datos de NASA ha llegado a unos 18 centímetros en promedio en los últimos 100 años.

“Con el aumento en el nivel del mar tendremos marejadas un poco peores porque comienzan en un nivel más alto”, aseguró Rohde. “Es decir, será peor para las personas que los experimentan”, reflexionó.

Expertos necesitan más datos

De acuerdo al último reporte del NOAA, es “prematuro concluir que la actividad humana —y en particular que las emisiones de gases de efecto invernadero— tienen ya un impacto observable en los huracanes del Atlántico o en la actividad global de los ciclones tropicales”.

Sin embargo, la agencia advierte que puede ser que la actividad del hombre tenga efectos sobre estos eventos, pero que éstos aún no son detectables. Puede ser que se trate de secuelas muy pequeñas, difíciles de observar o que no han sido modeladas apropiadamente.

Si bien no hay evidencia suficiente para atribuir la frecuencia de los huracanes al cambio climático, la última Evaluación Nacional del Clima en EE.UU. asegura que ha habido un “aumento sustantivo” en la frecuencia, intensidad y duración de estos eventos en el Atlántico desde los años ’80. Ésa es la época en que los datos entregados por los satélites comenzaron a estar disponibles.

Este aumento en la actividad de los huracanes, dice el informe, se relaciona en parte con que la temperatura del agua de los océanos se ha elevado, pero también reconoce que una serie de otros factores influyen en su actividad.

De todas maneras, el documento asegura que, según la proyección de los modelos climáticos, a finales de siglo habrá un aumento en el número de huracanes categoría 4 y 5, y que vendrán con lluvias más intensas.

Estas proyecciones y las emergencias que ya están enfrentando estados como Florida tienen preocupadas a las autoridades. Esto motivó al alcalde de Miami a emplazar a la administración de Trump e insistir que el tema se discuta.

“Esto es algo que necesita ser abordado. Si Washington no lo quiere hacer, lo haremos nosotros mismos”, afirmó Regalado a MSNBC. “Pero creo que es una conversación a nivel nacional”, concluyó.

El paso de los huracanes Irma y Harvey por Estados Unidos volvió a encender las alarmas sobre el cambio climático.

Expertos coinciden en que el aumento de temperaturas provocará tormentas más potentes en el futuro.

Se estima que finales de siglo habrá un aumento en el número de huracanes categoría 4 y 5, y que vendrán con lluvias más intensas.

Comments are closed.