Energías limpias se acercan a su punto de inflexión y la derrota del carbón es inevitable

Revolución de las ERNC. Improbable que el carbón pueda mantener su posición dominante en la generación global de energía Fuente: Elmostrador.cl, 20 de septiembre de 2017.


El costo de las energías renovables está cayendo más rápido de lo previsto por los analistas hace apenas unos años, a medida que tecnologías como las gigantescas turbinas eólicas llegan al mercado.

Esa es la conclusión de Bloomberg New Energy Finance (BNEF), cuyo fundador, Michael Liebreich, estimó que la energía limpia obtendrá el 86 por ciento de los US$10,2 billones que probablemente se invertirán en la generación energética para 2040. En una presentación en la conferencia del grupo de investigación, el martes en Londres, Liebreich afirmó que la tecnología que está reduciendo los costos de las granjas eólicas y solares hace inevitable que la energía limpia se vuelva más económica que los combustibles fósiles para las empresas de servicios públicos en muchos lugares. El avance más visible es la escala de las turbinas eólicas.

Cuando comenzó a recopilar datos formalmente en 2004, BNEF ya podía distinguir una tendencia hacia máquinas más grandes en la industria eólica que aportaban una mayor potencia a la red. La escala de esas turbinas crecerá con los modelos previstos por Siemens AG y Vestas Wind Systems A/S, que ya están entregando turbinas cuya envergadura de alas supera a las del avión Airbus A380 de dos pisos.

La promesa de máquinas más grandes a principios de la próxima década llevó a los desarrolladores de parques eólicos marinos en Alemania a prometer que la electricidad proveniente de sus próximos proyectos no necesitará los subsidios del gobierno. “Una de las razones por las que los costos eólicos en parques marinos se han reducido hasta llegar a ser competitivos sin subsidios es que estas turbinas son verdaderos monstruos”, indicó Liebreich. “Imagine una turbina con una altura en su punta mayor que la del The Shard”, agregó, en alusión a un famoso rascacielos de Londres.

El mismo proceso de generar más electricidad a un menor costo está abaratando la energía fotovoltaica. Liebreich predijo dos “momentos críticos” donde el costo de las energías renovables hará que la generación de energía procedente del gas natural y el carbón sea cada vez menos atractiva. “El primero será cuando las nuevas energías eólica y solar se vuelvan más baratas que cualquier alternativa”, apuntó Liebreich. Una diapositiva, extraída de su presentación, indica que en Japón para 2025 será más barato construir una nueva planta fotovoltaica que un generador de energía a carbón. Ese hito será superado por la energía eólica en India para 2030.

“A esas alturas, cualquier cosa que haya que retirar será reemplazada probablemente por energía eólica y solar”, señaló Liebreich. “Ese momento crítico ha llegado o está por llegar en todas partes del mundo”, añadió. El segundo momento crítico, un poco más lejano, se producirá cuándo sea más costoso operar las plantas existentes de carbón y gas que extraer energía eólica y solar.

Debido a que los costos de la energía varían enormemente de un país a otro, es difícil sacar conclusiones firmes sobre cuándo las energías renovables podrían superar a los combustibles fósiles en la red. Por ejemplo, Brasil depende en gran medida de la generación hidroeléctrica y Francia de sus reactores nucleares, tecnologías que son mucho menos usadas en la mayor parte de los demás países.

Para Liebreich, los costos de las energías eólica y solar están llegando a ser lo suficientemente atractivos como para que sea improbable que el carbón pueda mantener su posición dominante en la generación global de energía sin importar los incentivos que el presidente Donald Trump implemente en los Estados Unidos. “Esto va a suceder”, manifestó Liebreich. “El carbón está en declive en EE.UU. Nadie va a hacer que regresen sus tiempos de gloria”, dijo.

Comments are closed.