Los Rulos: el nudo que deberá desatar el ministro Mena tras caída de Dominga

Central a gas que busca emplazarse en Limache cuenta con más de 15 reclamaciones, por lo que debe ser visto en el Comité de Ministros. Fuente: La Segunda, 13 de septiembre de 2017.


Tras el rechazo de Dominga, el Comité de Ministros liderado por el titular de Medio Ambiente, Marcelo Mena, deberá resolver la suerte de siete proyectos por US$ 3.605 millones. El nudo más complejo, según fuentes del propio ministerio, es la central de ciclo combinado a gas Los Rulos, de la sociedad Cerro El Plomo, vinculada a la generadora israelí IC Power.

La iniciativa considera una inversión de US$ 594 millones en Limache, Región de Valparaíso, pero su materialización se anticipa difícil. Pese a que ya obtuvo su permiso ambiental el 10 de marzo de este año, carga a cuestas con más de 15 solicitudes de invalidación.

Por ley, estas reclamaciones deben ser resueltas por la entidad conformada por los ministros de Medio Ambiente, Energía, Minería, Salud, Agricultura y Economía. Este comité fue el que bajó el proyecto Dominga hace unas semanas.

Consulta indígena

A lo menos 4 de los recursos de invalidación presentados están vinculados a pueblos originarios. Uno corre por cuenta de la comunidad Witrapurrán, quien sostiene que en la tramitación del proyecto no se realizó correctamente la consulta índigena que debe ser implementada en todos los proyectos que colindan con alguna comunidad originaria. Una visión similar tiene el Centro Cultural Aymara Pachakuti, quien también solicita la invalidación de la licencia ambiental del proyecto. Una tercera agrupación es Antutripantu-Sol De Primavera, quien sostiene que “no se considero a los pueblos interesados”.

Otra reclamación que podría conocer el comité es la del biólogo Salvador Donghi, en representación de la Fundación Defendamos la Ciudad, quien añade que en la tramitación del proyecto no se evaluaron correctamente los impactos en las eventuales emisiones y los posibles efectos en la salud de las personas.

A su vez, se pronunciaron manifestando su inconformidad con el proyecto: la Municipalidad de Limache, advirtiendo incompatibilidades del proyecto con los planes de desarrollo comunal y el uso de suelo; la Municipalidad de Olmué, que realizó sus reparos a la extracción de agua y su origen, y la Municipalidad de Quillota, alegando que en su opinión existiría falta de información relevante o esencial.

Aprovechando que la ley también permite que las empresas titulares de los proyectos realicen sus propias reclamaciones, en este caso, la compañía también levantó una observación para ser analizada en el Comité de Ministros, la cual está vinculada a la compensación en las emisiones de partículas solicitadas por las autoridades de salud.

La mirada de la empresa.

Según la empresa, “el proyecto ha sido tramitado conforme a la legalidad ambiental vigente, y no es posible tomar seriamente ningún intento de reproche de legalidad en su contra”.

Asimismo, recalcan en sus documentos enviados a la autoridad que “la tecnología utilizada por esta central constituye una solución con un alto nivel de autonomía y seguridad de suministro a largo plazo”, añadiendo que “la tecnología de ciclo combinado se encuentra dentro de la política medioambiental de un gran número de países”.

S. Sáez

Comments are closed.