SQM recibe duras observaciones por sanciones en el Salar

El proceso que persigue la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) es otra traba para la venta de Potash. Fuente: La Tercera, 28 de septiembre de 2017.


De “infundado” trató la Superintendencia de Medio Ambiente (SMA) el Plan de Cumplimiento que presentó SQM para evitar ser sancionado por seis infracciones en el Salar de Atacama, que podría derivar incluso en que la minera pierda su permiso para operar. Todo, en medio de la posible venta de Potash del 32% que tiene en la minera no metálica, transformándose junto con el arbitraje de SQM con Corfo, en otra traba para la eventual operación.

El proceso sancionatorio, que se inició en noviembre de 2016, comenzó su fase final el viernes pasado, luego que la SMA entregara sus observaciones al Plan de Cumplimiento presentado en marzo de este año por SQM, previo a decidir si lo aprueba o rechaza. La autoridad dijo que el plan propuesto contiene ” falencias relevantes”, principalmente, porque SQM no consideró los efectos que tendrían las medidas a adoptar para evitar ser sancionado.

Una de las defensas que hizo la empresa es que no existen efectos negativos en la extracción de salmuera de los sistemas de Soncor y Aguas de Quelana, avalado en datos recogidos por la propia SQM. Sin embargo, la SMA dice que otro de los cargos que se levantó contra la minera es que la empresa alteró las condiciones para activar alarmas en casos de incumplimientos ambientales, por lo que no puede utilizar dichas mediciones como antecedente.

Antecedentes técnicos

“Es la propia empresa la que plantea que los datos en los cuales se basa su declaración de efectos no pueden ser tenidos como válidos, ya que se han obtenido considerando cambios no autorizados al Plan de Contingencia”, dice la resolución de la SMA.

En cuanto a la falta por muerte de algarrobos, la empresa propone reducir la extracción si siguen extinguiéndose. “La propuesta de ensayo y error que es incorporada implica en el fondo, aceptar la posibilidad de la ineficacia de la acción”, le retrucó la SMA. Por los cargos levantados por información incompleta respecto de la extracción de agua dulce, niveles de pozos y formaciones variables en el Salar, SQM se defendió diciendo que eso no era una falta medioambiental, sino solo un tema de seguimiento. “Las obligaciones de seguimiento sí pueden conllevar efectos sobre el medio ambiente”, le encaró la Superintendencia.

Para responder estas observaciones, SQM tiene siete días hábiles a contar de ayer, cuando fue notificada. Fuentes del sector explicaron que levantar la información que pide la SMA para que se funde su Plan de cumplimiento, tarda bastante más que siete días.

Consultados en SQM, junto con afirmar que esto no significa un rechazo al Plan de cumplimiento y que las observaciones forman parte del proceso, dijo que están “trabajando para responder a estas observaciones en el plazo correspondiente”.

Nicolás Durante

Comments are closed.