Tensión por proyecto Dominga genera la renuncia de todo el equipo económico

Nicolás Eyzaguirre (PPD) asumirá como jefe de las finanzas públicas, mientras que Jorge Rodríguez Grossi (DC) se hará cargo de Economía, y Gabriel de la Fuente (PS), de Segpres. Fuente: El Mercurio, 1 de septiembre de 2017.


Tres minutos antes del mediodía de ayer, el todavía ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés (PPD), inició la lectura del comunicado en que anunciaba su renuncia. Lo hizo durante los tres minutos que restaban para las 12 horas, y en la sala de prensa de su cartera, en Teatinos 120. Las circunstancias, absolutamente inusuales para la salida de un ministro, habían sido conversadas entre el economista y la Presidenta Michelle Bachelet durante la reunión de 50 minutos que ambos habían sostenido a partir de las 7:40 horas.

“Creo firmemente en un proyecto progresista que busca más libertad y un desarrollo compartido. Para estos objetivos resultan claves la responsabilidad, el crecimiento y un buen funcionamiento de las instituciones. Como sugerí el mes pasado, algunas instituciones pueden mejorar hacia adelante”, dijo, emocionado, agregando que las razones específicas quedaban “en el seno de las conversaciones que he tenido con la Presidenta”.

El rechazo del Comité de Ministros al proyecto minero Dominga había sellado su suerte, la del subsecretario Alejandro Micco (DC), y del titular de Economía, Luis Felipe Céspedes (DC), quienes también estaban molestos con lo ocurrido. Los tres ya habían conversado la opción de renunciar juntos.

Nuevo gabinete

Pasadas las 13 horas, la Presidenta convocó a su gabinete y concretó el cambio en una tensa ceremonia realizada en el salón Montt-Varas.

En el cargo de Valdés asumió Eyzaguirre y como ministro de Economía fue designado el ex presidente de BancoEstado Jorge Rodríguez Grossi (DC): ambos desempeñaron la misma función durante el gobierno de Ricardo Lagos. En la secretaría general de la Presidencia ascendió el ex subsecretario de esa cartera, Gabriel de la Fuente (PS).

Al acto no pudieron concurrir tres ministros: Jaime Campos (Justicia), quien se encontraba en Concepción; Paola Tapia (Transportes), quien está en China, y Marcelo Mena (Medio Ambiente), quien al momento del cambio viajaba a Valparaíso. En La Moneda comentan que, contactado por la jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte, ambos conversaron la opción de que él retornara, para que su ausencia no se prestara para suspicacias. Mena había defendido el rechazo de Dominga, pero dado que nosería el único ausente de la ceremonia, la posibilidad se descartó.

Interviene Eyzaguirre

En las últimas horas, el ministro Eyzaguirre había intentado convencer infructuosamente al economista de que no abandonara Hacienda.

El fin de semana, Valdés pidió sostener una audiencia con la Presidenta Bachelet para el día lunes, tras su regreso de una gira por Centroamérica y el Caribe. La reunión no le fue concedida, aunque en el gobierno explican que por razones de agenda.

Como sea, Valdés señaló ese día que “algunos no tienen el crecimiento dentro de las prioridades más altas” y respaldó las preocupaciones expresadas por el ministro Céspedes y el subsecretario Micco: ambos cuestionaron la decisión del Comité de Ministros por Dominga -el secretario de Estado se retiró de la votación- y generaron un profundo malestar en La Moneda. El martes, acompañada del ministro de Medioambiente, Marcelo Mena, Bachelet contradijo en público a su entonces titular de Hacienda: otorgó relevancia al crecimiento económico, pero con cuidado del medioambiente.

Recién la mañana del miércoles, la Presidenta recibió a Valdés.

Los contrastes entre ambos marcaron ayer las horas previas a la ceremonia del cambio de gabinete. En su declaración pública, el ex ministro sostuvo que “avanzar sostenidamente a mayores niveles de crecimiento requiere disciplina y convicción del Gobierno y abrir espacios para que el sector privado pueda desplegar su iniciativa con reglas claras y estables” y que “no logré que todos compartieran esta convicción”. Minutos antes, un acto en el barrio Yungay, la Presidenta afirmó: “No concibo desarrollo a espaldas de las personas, donde solo importen los números y no cómo lo están pasando las familias”.

Horas de crisis

La crisis del gabinete tuvo el miércoles un punto de inflexión.

Ese día, tras recibir por la mañana a Valdés, la Presidenta se reunió con parte del comité político y su jefa de gabinete. En la reunión quedó claro que la situación no podía seguir dilatándose, y que solo quedaba una conversación pendiente de la Mandataria con su entonces ministro. En el Ejecutivo, ante algunas versiones que circularon en el oficialismo, aseguraron que para la Jefa de Estado no es aceptable que se le coloquen condiciones para permanecer en el gabinete.

En La Moneda estaban conscientes de que el economista no se sentía respaldado y que pensaba que sus opiniones no habían sido del todo ponderadas en el Gobierno, como en el debate laboral.

La opción de designar en Hacienda a Eyzaguirre, reconocido por su influencia en el Gobierno, se habría adoptado el mismo miércoles. No ocurrió lo mismo con el caso de su sucesor en la Segpres, De la Fuente, que supo de su nuevo cargo horas antes de la ceremonia en La Moneda. Ambos se encontrarán hoy, cuando, faltando tres meses para las elecciones presidenciales, el nuevo Comité Político se reúna para abordar la agenda legislativa.

46 cambios ha habido durante el gobierno de Michelle Bachelet, considerando ministros y subsecretarios. Esta cifra solo es superada por el gobierno de Sebastián Piñera, en el que hubo 53 modificaciones.

6 de los 22 ministros se mantienen desde el inicio del Gobierno. Entre ellos, Nicolás Eyzaguirre, Aurora Williams, Claudia Pascual, Carlos Furche, Heraldo Muñoz, José Antonio Gómez y Paulina Saball.

8 de los actuales ministros de Bachelet formaron parte del gabinete del ex Presidente Ricardo Lagos. En esa nómina figuran Mario Fernández, Heraldo Muñoz, Adriana Delpiano, Alejandra Krauss, José Antonio Gómez, Jaime Campos, Nicolás Eyzaguirre y Jorge Rodríguez Grossi. Estos dos últimos vuelven además a las mismas carteras que ocuparon con Lagos: Hacienda y Economía.

“No concibo desarrollo a espaldas de las personas, donde solo importen los números y no cómo lo están pasando las familias”.
MICHELLE BACHELET Presidenta de la República

“Creo firmemente en un proyecto progresista que busca más libertad y un desarrollo compartido. Para estos objetivos resultan claves la responsabilidad, el crecimiento y un buen funcionamiento de las instituciones”.
RODRIGO VALDÉS Ex ministro de Hacienda

Ex ministro tomó un taxi para irse, frente a la Cancillería

Tras el cambio de gabinete, el ex ministro Rodrigo Valdés abandonó Palacio por la puerta de calle Teatinos.
Pese a que los medios de prensa que aguardaban en las inmediaciones de Palacio intentaron obtener una reacción del ex secretario de Estado, Valdés declinó conversar y se mantuvo fiel a su compromiso de limitarse al último punto que leyó en su declaración de prensa en el Ministerio de Hacienda, en donde pidió “volver a mi vida de ciudadano, lejos de los medios”.

Los transeúntes y algunos funcionarios de Hacienda que a esa hora observaban la partida de Valdés solo contemplaron su trayectoria, aunque se escuchó el respaldo de una mujer, quien gritó “¡fuerza, ministro!” Debido a la congestión en el centro de Santiago, el economista no logró abordar dos taxis. Su deseo solo tuvo un resultado exitoso en el tercer intento. Ese último vehículo consignaba, en su vidrio trasero, la invitación a participar de una paralización del transporte para el próximo 4 de septiembre.

Extendido aplauso y afectuoso saludo de Eyzaguirre para el ex encargado de Hacienda

Un extendido aplauso que solo se apagó cuando abandonó el salón Montt-Varas recibió ayer el ex ministro de Hacienda Rodrigo Valdés tras la ceremonia de cambio de gabinete.

El economista había permanecido con el ceño adusto durante la ceremonia y esperó a que su sucesor, Nicolás Eyzaguirre, firmara ante el subsecretario del Interior, Mahmud Aleuy, para abandonar su puesto entre los ministros y darle un último abrazo a la Presidenta Michelle Bachelet. Luego se despidió del titular de Interior, Mario Fernández, y en su camino hacia la salida, se encontró con Eyzaguirre, que le dio un estrecho abrazo y le tomó la cabeza y el mentón en señal de afecto.

La repentina salida de Valdés del salón también fue inusual, pues generalmente los ministros que dejan el gabinete suelen quedarse departiendo con el resto de los ministros después de la ceremonia, como fue el caso ayer del ex titular de Economía Luis Felipe Céspedes.

El rol de Ana Lya Uriarte

El viernes pasado, la jefa de gabinete de la Presidenta, Ana Lya Uriarte (PS), explicó que no tuvo injerencia en la crisis que se detonó la decisión del Comité de Ministros, debido el rechazo al proyecto Dominga. “No cumplo tareas relacionadas con el quehacer ministerial”, expresó.

En el Gobierno, sin embargo, no existen dos opiniones respecto de que la ex presidenta del Consejo Directivo de la Comisión Nacional del Medio Ambiente es la voz más escuchada en La Moneda en el tema, aunque se niega que sea la responsable de coordinar la polémica fecha en la que se citó a los ministros para pronunciarse sobre el proyecto.
Quienes conocen la labor que realiza la abogada indican que tiene dominio procedimental en el área medioambiental, a diferencia del ministro del ramo, Marcelo Mena.

El ministro se ausentó ayer del ajuste ministerial en La Moneda, debido a que se encontraba en Valparaíso. Fue la jefa de gabinete quien lo contactó, al igual que a otros secretarios de Estado.

Comments are closed.