Bancos negocian en Washington acuerdo con matriz de Alto Maipo para viabilizar proyecto

En extremo secreto continúan las negociaciones entre Alto Maipo, Strabag y los bancos, con miras a viabilizar el proyecto. Fuente: Pulso, 26 de octubre de 2017.


En caso de que las negociaciones que se llevan a cabo en Estados Unidos no lleguen a puerto, en AES Gener tienen listo el plan B que se traduciría en iniciar un proceso de liquidación de la hidroeléctrica.

En extremo secreto continúan las negociaciones entre Alto Maipo, Strabag y los bancos, con miras a viabilizar el proyecto. Las conversaciones, de hecho, se realizan secretamente en Estados Unidos, donde se encuentra AES, la matriz de AES Gener, controladora del proyecto. Las tratativas puntualmente se están llevando a cabo en la ciudad de Washington. Y mientras los acreedores mantienen fija su postura respecto a la entrega de nuevos recursos, AES y sus socios no han terminado de zanjar sus discrepancias.

Fuentes cercanas señalan que en las tratativas, AES habría rebajado el monto inicial del sobrecosto adicional, aunque aún resta que acuerde con la empresa constructora Strabag el porcentaje que ésta última tendrá en la compañía -hoy tiene el 7%-, lo que ha demorado la firma de un acuerdo.

AES Gener tiene el 93% de la hidroeléctrica, y disminuir el porcentaje en beneficio de la constructora, comentan, es clave para que esta baje los costos asociados al proceso.

En tanto, los acreedores no están dispuestos a entregar recursos adicionales, aunque avanzan en una fórmula para dar mayores plazos a los créditos vigentes.

Ya en la última reestructuración financiera se amplió el costo originalmente informado y se comprometió una inyección adicional por US$460 millones (25% proveniente de los financistas), con lo que el proyecto ya está valorizado en US$2.400 millones. Los bancos, sin embargo, no están dispuestos a que estos se encumbren nuevamente.

Los acreedores cuentan con tres informes que apuntan a que el proyecto no necesitaría de más recursos de los presupuestados originalmente, documentos que estarían siendo contrastados por los propios ejecutivos de Alto Maipo que indican que los sobrecostos sí se justifican.

Actualmente la deuda total del proyecto asciende a unos US$1.300 millones, de los cuales 24% fue aportado por Itaú; 20% por la Corporación de Inversiones Privadas en el Extranjero (Opic) -hoy investigada por el otorgamiento de préstamos por US$1.000 millones a proyectos renovables, entre ellos Alto Maipo-; un 12% por IFC y la chilena BCI; 10% recae en IDB; 8% en DNB y Banco Estados, y 6% en la alemana KfW.

Consultada al respecto, la empresa declinó referirse.

La alternativa

En caso de que las negociaciones que se llevan a cabo en Estados Unidos no lleguen a puerto, en AES Gener tienen listo el plan B que se traduciría en iniciar un proceso de liquidación.

Esta opción es parte del escenario de la firma desde enero de este año. En ese entonces, los ejecutivos contactaron al estudio de abogados de Nelson Contador & Cía. Fuentes cercanas al proceso comentan que el documento de liquidación está listo desde ese minuto, cuando al equipo jurídico le pidieron que el plan de liquidación fuera presentado en cuatro días.

Así, en caso de que las negociaciones fallen, el texto sería presentado lo antes posible ante los tribunales civiles.

Con todo, para poder ejecutar la liquidación, comentan que la compañía debe poner en marcha su plan de contingencia, el que también estaría listo, con operadores previamente contratados para hacerse cargo, entre otras cosas, del cierre de compuertas.

En su última conferencia con inversionistas para comentar sus resultados, el gerente general de AES Gener, Javier Giorgio, reiteró que el quiebre con la contratista Constructora Nuevo Maipo (CNM) -quienes dejaron de construir por problemas de seguridad, razón por la cual los accionistas del proyecto, ejecutaron las garantías, lo que los tiene enfrentados en tribunales- los llevó a una situación de default técnico, pero aseguró que ya cuenta con varias ofertas para reemplazar al consorcio formado por Hochtief y CMC di Ravenna. “Estamos confiados en encontrar una resolución antes de fin de año”, dijo Giorgio.

Así, explicaron que la actual contratista Strabag -dueña de 7% del proyecto- se encuentra en carrera para retomar la construcción.

B. Sifon y M. Villena

Comments are closed.