En Santiago vecinos de Cobquecura dijeron “no” a las salmoneras

Representantes de movimientos sociales y el alcalde de la comuna costera se reunieron con autoridades medioambientales para reiterarles su absoluto rechazo a proyecto acuícola. Fuente: Crónica de Chillán, 17 de octubre de 2017.

 


Luego de que la semana pasada la empresa Cultivos Pelícano solicitará al Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) una prórroga de un año para presentar sus respuestas a las observaciones que el organismo realizó a la Declaración de Impacto Ambiental del multi-proyecto de policultivos que pretende instalar en Cobquecura, pobladores de la comuna viajaron hasta Santiago para mostrar su rechazo formal a la construcción (que además contempla las costas de Coelemu y Trehuaco).

En la capital, representantes de organizaciones medioambientales y del movimiento ciudadano “Todos somos Cobquecura”, junto al alcalde Julio Fuentes, fueron recibidos por el ministro del Medio Ambiente, Marcelo Mena. En la ocasión, hicieron visible la preocupación que existe en gran parte de la comunidad cobquecurana, ante un proyecto que incidiría ostensiblemente en el hábitat marítimo, así como también en el desarrollo turístico del lugar.

En primer turno, el grupo (que se trasladó desde la Región de Ñuble en un bus facilitado por el municipio) sostuvo una reunión de carácter técnica con el director ejecutivo del SEA, Jorge Troncoso, en la que se trataron los aspectos al detalle de los 11 centros de policultivos offshore (a mar abierto) que, en un inicio, Pelícano busca concretar.

“Hemos establecido que estamos por el medioambiente; proponemos que si se nos denominó Santuario de la Naturaleza (“Islote de La Lobería” el año 1992), el Estado debe hacerse responsable para darnos la fortaleza y las protecciones que correspondan para que, lo que ellos mismos han impulsado, se pueda mantener en buenas condiciones”, indicó tras los encuentros el alcalde de Cobquecura, Julio Fuentes.

“Pedimos agilizar una tramitación que tiene que ver con la ampliación de la superficie de protección de “La Lobería”, que actualmente tiene una extensión de cerca de cinco kilómetros, con una superficie interior de 500 metros. Planteamos que el hábitat que necesitan los lobo marinos es mucho más que eso”, agregó el jefe comunal.

Los participantes (entre los que contaron representantes de los comités costeros de Cobquecura, Taucú, Colmuyao, Pullay y Buchupureo) valoraron la posibilidad de reunirse con personeros de gobierno que tienen poder de resolución en el tema.

“En el camino hemos aprendido que la industria salmonera ha sido nefasta para la historia de Chile. Es un problema que queremos visualizar para que la gente tome conciencia y poner en valor a la comuna frente a las autoridades”, comentó Cristóbal Bustos, miembro del Comité de Defensa del Borde Costero.

El SEA deberá pronunciarse respecto a la petición de prórroga realizada por la empresa pesquera perteneciente a Inversiones Pelícano S.A, que a su vez está ligada al grupo Stengel (controlador de Camanchaca).

Fernando, Cortez, ONG Defensa Ambiental

“Estamos ante un caso de fraccionamiento: la empresa debería ingresar un Estudio de Impacto Ambiental y no una Declaración”.

Julio Fuentes, Alcalde Cobquecura.

“Pedimos agilizar una tramitación que tiene que ver con la ampliación de la superficie de protección de ‘La Lobería'”.

Cristóbal, Bustos, Com. Def. del Borde Costero

“En el camino hemos aprendido que la industria salmonera ha sido nefasta para la historia de Chile”.

Matías Troncoso Carrasco

Comments are closed.